_
_
_
_
_

Picantones con limón y mandarinas

Los ilustrados en cuestiones avícolas sabrán que los picantones no son otra cosa que pollos sacrificados de bebés. Suelen pesar menos de medio kilo, por lo que son más manejables y rápidos de hacer que sus hermanos mayores. La mayor virtud de estos adorables animalitos es su carne tierna, aunque sus detractores dicen que son poco sabrosos. A mí personalmente me encantan, porque están a medio camino entre el pollo y la codorniz en cuanto a cantidad de chicha.

La receta de hoy está basada en una de Nigella Lawson, cocinera y comunicadora británica de la que soy fan absoluto. En su fantástico -y un tanto fantasioso- mundo culinario todo es fácil y divertido, y a la vez tremendamente voluptuoso. Nigella vibra de placer cada vez que huele un asado recien hecho o lame una cuchara llena chocolate o de nataza, y desde luego no hay nadie como ella a la hora de fingir orgasmos gastronómicos ante las cámaras. También tiene un punto maligno que me encanta, y que Tim Burton supo ver bien cuando se inspiró en ella para crear la Reina Blanca de su 'Alicia en el país de las maravillas'.

Mi versión del plato incorpora la mandarina para darle un punto más dulce, lleva vino de Jerez y cambia un poco las especias y los tiempos y temperaturas de horno. También doy la vuelta a los picantones para que se doren por todos lados: Nigella no lo hace y le quedan perfectos... pero esas cosas sólo pasan en la tele.

He de decir que no descubrí la receta por mí mismo, sino por Constanza Patán, una amiga mexicana del Comidista en Facebook. Ella es uno de los seres humanos que comparten cosas interesantes en mi muro, que comentan mis platos mejorándolos en muchas ocasiones y que dan ánimos cuando se necesitan. Aprovecho para darles a todos unos tres millones de gracias.

Dificultad: Para tarugos.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 picantones
  • 2 limones pequeños
  • 2 mandarinas pequeñas
  • 4 dientes de ajo
  • 100 ml. de jerez seco
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de pimentón picante (dulce si se prefiere, o mitad y mitad)
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo (en su defecto, media de comino)
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Instrucciones

1.
Precalentar el horno a 180 grados.
2.
Untar los picantones con un poco de aceite, salpimentarlos generosamente y ponerlos en una fuente de horno en la que queden juntos.
3.
Cortar los limones y las mandarinas en ocho trozos. Metelos entre los picantones. Hacer lo mismo con los dientes de ajo sin pelar.
4.
Mezclar en un bol pequeño el tomillo, el pimentón, la canela, las semillas de hinojo y el azúcar. Espolvorear la mezcla por los picantones. Hornear 20 minutos.
5.
Sacar la fuente del horno y mojar los picantones con el Jerez. Darles la vuelta y hornear otros 20 minutos.
6.
Sacar la fuente del horno y volver a darles la vuelta a los picantones. Subir la temperatura a 200 y hornear 20 minutos más hasta que estén dorados y la carne esté hecha. Si la salsa es abundante y está muy líquida, sacar los pollos, la fruta y los ajos con una espumadera, y volver a meter al horno la fuente para que reduzca unos 10 minutos. Mientras tener los picantones reposando tapados con papel de aluminio.
7.
Servir los picantones enteros o troceados con la fruta y los ajos con la salsa por encima, acompañados de patatas asadas, cuscús o ensalada.

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_