Robadas 132 botellas de vino en Coque, el restaurante de Mario Sandoval en Madrid

La Policía confirma que los ladrones accedieron al restaurante, con dos estrellas Michelin, a través de una farmacia anexa al local: “Fueron directos a por el vino”

El chef Mario Sandoval en su restaurante Coque, en agosto de 2020 en Madrid. Foto: KIKE PARA

La mala fortuna ha recaído en Coque, el restaurante madrileño de Mario Sandoval con dos estrellas Michelin. Tal y como ha informado este miércoles su hermano y socio, Rafael Sandoval, el domingo por la noche les robaron 132 botellas de vino, cuyo valor conjunto supera los 150.000 euros. El incidente sucede al robo de Atrio, el restaurante extremeño dirigido por el chef Toño Pérez y su pareja, José Polo, donde en octubre de 2021 unos ladrones sustrajeron miles de euros en vino, ahora

Rafael Sandoval, responsable de la bodega de Coque, en la que reposan unas 3.120 referencias y más de 30.000 botellas, ha contado esta mañana en un vídeo de Europa Press cómo se ha producido el robo: “Hicieron una especie de butrón, un agujero. Como daba a una zona muy fuerte lo desecharon y entraron por una ventana”. Además, ha explicado que los asaltantes entraron en el local (situado desde hace cinco años en el número 11 de la calle del Marqués de Riscal, donde estaba la antigua discoteca Archy) a través de un establecimiento contiguo, una farmacia cerrada por jubilación de su propietario.

La Policía ha confirmado a EL PAÍS que investiga el robo de un centenar de botellas del exclusivo restaurante en el barrio madrileño de Chamberí. Afirman que, según las primeras pesquisas, los autores del robo accedieron a través de una farmacia anexa al local que está cerrada. Desde una de las ventanas de este negocio entraron al local por la puerta trasera del restaurante. “Fueron directos a por el vino, no hay constancia de que se llevaran nada más”, indican fuentes policiales, lo que hace pensar que los autores conocían perfectamente el valor de esas botellas. El restaurante permanece cerrado los lunes, por lo que no fue hasta el martes cuando los Sandoval se percataron de la sustracción.

El interior de la bodega de Coque, en Madrid, en agosto de 2020.
El interior de la bodega de Coque, en Madrid, en agosto de 2020.KIKE PARA

Los robos de este tipo suelen realizarse por encargo y la banda responsable del golpe suele tener ya un mercado en el que colocar el botín. Los ladrones rompieron uno de los cristales de la vinoteca para abrir la puerta de acceso a la misma. Todo indica que estos habían estudiado con detenimiento cómo hacerlo, porque no saltó ninguna alarma. “Ha sido un robo de gran precisión. Supongo que tendrán inhibidores”, ha manifestado a los medios Rafael Sandoval, recogía Europa Press.

Todavía se desconoce cuántas personas entraron en Coque, pero casi con seguridad fueron varias, debido al elevado número de botellas que se llevaron. En su entrevista en televisión, Rafael Sandoval ha querido alertar a sus compañeros del sector para que tomen las máximas precauciones, pues sospechan que hay un grupo de ladrones especializado en este tipo de mercancía de gran valor. “Hay que comprender que hay un mercado negro en el mundo del vino y no hay que comprar a casas no oficiales. Esto hay que comunicarlo para que no suceda más. Somos una de las bodegas más importantes que hay en España y tenemos muchas medidas de seguridad, con imágenes que ya están en poder de la Policía”, ha indicado, mostrándose “preocupado y dolido”.

Una idea que remacha en conversación telefónica con EL PAÍS la responsable de comunicación de Coque, Cristina Pérez Olmos: “Hay que estar alerta, porque está pasando en otros restaurantes, en Europa y también en España”. Pérez Olmos explica que, por el momento, resulta difícil calcular exactamente el importe del robo cometido, porque las botellas no tienen un valor exacto. Algunas de ellas llevan más de tres generaciones con la familia Sandoval (”algunas son de la familia, otras de viajes del equipo de sumilleres, algunas las bodegas no las venden...”), por lo que habrá que recalcular su valor actual para conocer el monto total de lo sustraído. “Tendrán que mirar una por una para dar con el valor actual. La cifra concreta no la sabemos, pero sí, supera los 150.000 euros”, reconoce, explicando que, lógicamente, tienen un seguro. “Y tendremos, obviamente, que justificarlo todo, dar todos los datos... La Policía ha tomado huellas para ver si pueden encontrar a los responsables. Nosotros esperamos que sí, son botellas muy únicas, esperamos poder recuperar algunas”, apunta la también esposa del chef Mario Sandoval.

“Creemos que es un robo muy de profesionales”, sugiere, “han ido exactamente a lo que querían”. Como ejemplo, Pérez Olmos explica que, como Coque se ubica en la calle Marqués de Riscal, gracias a las bodegas del mismo nombre, había en el restaurante “una botella de cada año, una especie de capillita dedicada a ellos”, y que algunas de ellas, como la de 1925, han sido parte del botín.

Las bodegas son elementos claves para los restaurantes distinguidos con estrella Michelin. Y para Coque, en concreto, aún más. “Nosotros hemos dedicado, durante muchos años, mucho esfuerzo a que sea de las mejores de España. Mucha dedicación, viajes, esfuerzos económicos... para ofrecer una experiencia de lujo”, relata. De hecho, como bien cuenta, “todos los comensales que pasan por Coque pasan por la bodega, pueden tomar un aperitivo y tocar las botellas”. Rafael Sandoval, de hecho, recibió hace cuatro años el Premio Nacional de Gastronomía en la categoría de mejor sumiller. “Es un trabajo de una vida. Económicamente, qué duda cabe, es dinero, pero hay que ver todo el trabajo que hay detrás”, lamenta Pérez Olmos.

Otro de los espacios del restaurante Coque, con Mario Sandoval como propietario y chef del establecimiento, dedicados a los vinos y champanes.
Otro de los espacios del restaurante Coque, con Mario Sandoval como propietario y chef del establecimiento, dedicados a los vinos y champanes.KIKE PARA

Precisamente Rafael Sandoval hablaba de la importancia de sus vinos en un reportaje publicado en este periódico en octubre de 2021. “Tenemos añadas y verticales de todos los vinos más importantes del mundo. Evidentemente, muchos de Burdeos: Le Pin, Petrus, Angélus, Mouton Rothschild”, enumeraba el sumiller. Un espacio al que él y sus hermanos llaman cariñosamente Don Ruinart, haciendo un juego de palabras con la famosa maison de Champagne fundada en 1729, pues su bodega tiene una sala dedicada a los champagnes —en especial, a los de Dom Pérignon—. “Cuando desaparece una añada que no podré volver a comprar, me hago con tres nuevas”, continuaba explicando sobre su modus operandi. Su bodega está considerada como una de las más valiosas de España. De hecho, es conocida como La Sacristía y en ella se guarda una damajuana de Trafalgar de 1805, única en el mundo.

El restaurante Coque cuenta con tres distinciones de la prestigiosa guía Michelin: dos estrellas y una estrella verde, un distintivo en forma de hoja con el que reconocen el compromiso de un restaurante con la sostenibilidad en el campo gastronómico. Está gestionado por los tres hermanos Sandoval: Mario, su mediático chef; Rafael, el sumiller, y Juan Diego, su jefe de sala. Fue en verano de 2017 cuando se trasladaron de la localidad madrileña de Humanes, en la que habían conseguido sus dos estrellas ganadas con sus 20 años de trabajo, a los más de 1.000 metros cuadrados de un espacio que ocupó en los años noventa la discoteca Archy.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS