_
_
_
_
_

Amyts se opone al nuevo sistema de suplencias en la Atención Primaria en Madrid: “Se quedan en casa obligados”

El sindicato, junto a una decena de organizaciones, envía una carta a la Comunidad de Madrid para negociar soluciones “definitivas” para los centros de salud

El centro de Atención Primaria de Abrantes, en el distrito de Carabanchel, uno de los considerados de difícil cobertura.
El centro de Atención Primaria de Abrantes, en el distrito de Carabanchel, uno de los considerados de difícil cobertura.Mariscal (EFE)
Ana Puentes

Una medida para mejorar la Atención Primaria de Madrid tiene enfrentada a la Consejería de Sanidad con los sindicatos médicos. El Gobierno regional ha habilitado un nuevo sistema de gestión de suplencias que prioriza el envío de suplentes a centros de salud en situación crítica, conocidos en el gremio como “centros caídos”. La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), junto a una decena de sindicatos y organizaciones sanitarias, ha publicado un comunicado en el que, asegura, ha pedido a Sanidad negociar la medida. “Esto está provocando que haya profesionales que se quedan en casa obligados pudiendo estar prestando atención a pacientes”, dice el documento de Amyts. El sindicato ha convocado el lunes a una reunión virtual a los médicos de familia y pediatras que estaban en la bolsa de empleo y han resultado afectados por la medida.

Sanidad explica que ahora se centralizará la gestión de suplencias en la Dirección General de Recursos Humanos para asignar el personal en los puestos más urgentes y de forma ordenada. Hasta ahora, según indica Sanidad, los propios centros de salud eran los que gestionaban directamente las suplencias. “Ahora, la centralización buscará la eficiencia para encontrar los puestos que son necesarios y optimizar el servicio”, argumenta un portavoz de la consejería. El objetivo es completar el personal de los centros de difícil cobertura, es decir, aquellos en que hay un 20% de plazas sin cubrir. “Esta centralización garantiza que se llame por orden en la bolsa, y no que cada centro de salud llame por su cuenta”, agrega la consejería.

Amyts, sin embargo, denuncia que este nuevo sistema se ha adoptado de forma unilateral y que está creando más problemas en las plantillas de los centros de salud. “Se trata de una imposición de destino que está suponiendo la cancelación por parte de la consejería de contratos de suplencias en marcha o de inicio previsto, que no está siendo aceptado por los médicos afectados”, dice la comunicación del sindicato.

Es el caso de un médico de familia de un municipio de la zona oeste, que ha dado su testimonio a este diario pero que pide reservar su identidad por temor a represalias laborales. El médico está en la bolsa de empleo para cubrir suplencias de medicina de familia y explica que, lo normal, es que cada profesional tenga una puntuación ―por formación, experiencia y méritos―, un lugar en la bolsa y unas preferencias de zona de disponibilidad trabajar en la Comunidad de Madrid.

En este sistema, continúa, solo pueden elegir plaza en un lugar donde hayan puesto disponibilidad: por ejemplo, si han manifestado que pueden trabajar en la zona norte, solo pueden tomar una oferta de esa zona. Así, este doctor estaba a punto de ser asignado para cubrir una baja en un municipio de la zona oeste. “Pero un día me llamaron y me dijeron que no me lo iban a dar. Por el contrario, me iban a enviar a Pinto”, cuenta. La nueva oferta, en el sur y a 35 kilómetros de su residencia, no estaba en una zona de su preferencia y se la ofrecieron hasta tres veces, porque se trataba de un centro de difícil cobertura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Él se ha negado tres veces. “Así como ellos una vez me negaron un puesto porque no estaba entre mis preferencias, me sorprende ahora que me quieran obligar a estar en una zona que tampoco está en mis preferencias”, cuestiona. Al final, ni han conseguido que él vaya a Pinto ni que se cubra la plaza por la baja a la que él inicialmente estaba asignado. “Teóricamente, no me penalizan”, asegura.

Aunque Amyts ha registrado casos con penalización en la bolsa, es decir, castigos de no volver a llamar a los profesionales durante un tiempo por no haber aceptado la oferta. “Rechazamos la decisión unilateral y punitiva de la imposición de destino a los suplentes, porque a pocos días de su implantación ya está resultando ineficaz quedando los pocos suplentes disponibles ‘en paro”, aseguran los 11 sindicatos y organizaciones firmantes del comunicado, difundido este viernes.

Amyts ha solicitado una reunión a la Consejería de Sanidad para negociar medidas “definitivas” y no “soluciones temporales” para los problemas de la Atención Primaria en la comunidad. Además de mejoras en la gestión de suplencias, insisten en otras peticiones históricas como dimensionar correctamente las plantillas, mejorar las infraestructuras, impulsar la conciliación familiar, planes específicos para cubrir las plazas de Pediatría y aumentar el presupuesto para la Atención Primaria. Madrid es la última región en porcentaje de su presupuesto sanitario dedicado a esta partida.

Estas peticiones llegan una semana después de que la Comunidad de Madrid anunciara un nuevo incentivo de 500 euros mensuales desde mayo para todos los médicos de los centros de salud de difícil cobertura. Esta bonificación se sumaba a otras mejoras retributivas del Plan Integral de Mejora de Atención Primaria de 2023. Amyts ha asegurado que esta medida es bienvenida, “aunque llega tarde”. La consejera de Sanidad, Fátima Matute, recordó la semana pasada que hay una serie de acciones a corto, medio y largo plazo “que se adaptan en función de las necesidades y las carestías que hay en unos centros u otros” para mejorar esta área de la Sanidad. “Algunos dicen ‘pero no es suficiente’ [...] Estamos trabajando en medidas que estamos redactando y en todo aquello que nos digan”, afirmó la consejera.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_