_
_
_
_
_

Cuatro de cada diez españoles se sienten afectados por la situación de la Atención Primaria, según el CIS

Los ciudadanos aprueban el sistema sanitario, cuya nota se estabiliza tras la brusca bajada que sufrió en la pandemia

Atención Primaria CIS
Dos personas salen del Centro de Atención Primaria de Abrantes, en Madrid.Mariscal (EFE)
Pablo Linde

El deterioro de la Atención Primaria es una realidad palpable para cuatro de cada diez españoles. Según el barómetro sanitario del CIS y el Ministerio de Sanidad de 2023, publicado este miércoles, un 22,1% asegura que la situación de los centros de salud les está afectando “mucho o bastante” y un 21,9% cree que “algo”, mientras el 53% responde que “nada” o “casi nada”.

La situación de los ambulatorios en España varía mucho por territorios; incluso en una misma ciudad, la saturación de unos no tiene nada que ver con la de otros. Pero, en general, el número de médicos de primaria ha decrecido (más de un millar desde el comienzo de la pandemia) y hay un déficit de unos 5.000, según las principales sociedades médicas y científicas. Las consecuencias más claras de esto se vieron durante las olas pandémicas o, sin ir tan lejos, durante la epidemia invernal de gripe, que llevó a la saturación a los centros de salud.

Siete de cada diez pacientes que utilizaron su centro de salud tuvo que esperar más de un día para ser atendido. Este grupo tuvo que esperar una media de 9,12 días para ser vistos, en un servicio que tiene como meta atender a los ciudadanos en un plazo máximo de 48 horas desde que piden cita.

Para solucionar los déficits de la Atención Primaria, los encuestados sitúan como primera opción mantener un mismo médico de familia de forma estable (algo que debido a la escasez de profesionales no siempre es fácil); aumentar las plantillas de personal sanitario y dedicar más recursos económicos.

A pesar de todo, los españoles aprueban la sanidad pública, a la que puntúan con un 6,27. Esta valoración ha caído sustancialmente desde antes de la pandemia, cuando estaba en un 6,74, pero se mantiene estable desde 2022, cuando se situó en un 6,26.

El 56,7% de la población opina que el sistema sanitario funciona bastante bien o bien, aunque sean necesarios algunos cambios. Esta respuesta también se ha estabilizado (57,1% en 2022) tras una brusca caída en la pandemia: era del 71,4% en 2019.

Los servicios mejor valorados son las urgencias del 112/061, así como los ingresos y asistencia en hospitales públicos, con 7,42 y 7,23 puntos, respectivamente. Las consultas de atención especializada son valoradas con 6,04 puntos y las urgencias de los hospitales públicos con 6,23 puntos.

Pública y privada

El Barómetro Sanitario explora la opción que tomarían las personas, en el caso de poder elegir, entre un centro público o privado donde ser atendidos en los distintos niveles asistenciales. Como en años anteriores, sigue manteniéndose una clara preferencia por los centros públicos para los cuatro niveles asistenciales que se analizan: atención primaria (70%), atención especializada (57,2%), hospitalización (75,8%) y urgencias (72,5%).

A pesar de esto, el número de personas con seguro privado crece sin parar en España y en 2023, una cuarta parte de los ciudadanos ya contaba con uno, según los datos del servicio de estadísticas y estudios del sector seguros en España (ICEA). El 75,5% de las personas encuestadas por el CIS que declaran disponer de un seguro privado contratado individualmente manifiestan como principal razón para contratar ese seguro la “rapidez con que le atienden”.

Sobre la firma

Pablo Linde
Escribe en EL PAÍS desde 2007 y está especializado en temas sanitarios y de salud. Ha cubierto la pandemia del coronavirus, escrito dos libros y ganado algunos premios en su área. Antes se dedicó varios años al periodismo local en Andalucía.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_