_
_
_
_
_

Ayuso y Mazón trabajan para tejer una nueva alianza Madrid-Comunidad Valenciana ante el Gobierno de Sánchez

Los barones del PP aproximan posturas para reeditar parte del “eje de la prosperidad” que ya intentaron construir Aguirre, Camps y Matas frente al Ejecutivo de Zapatero

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en Valencia, el día de la toma de posesión de Carlos Mazón como presidente de la Generalitat.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en Valencia, el día de la toma de posesión de Carlos Mazón como presidente de la Generalitat.Mònica Torres

Los presidentes de la Comunidad de Madrid y de la Comunidad Valenciana, Isabel Díaz Ayuso y Carlos Mazón, ambos del PP, trabajan para tejer una nueva alianza que sirva de altavoz político, territorial, económico y comercial del eje Madrid-Valencia. Tras hacerse los conservadores con el poder en las dos regiones en las elecciones del 28M, sus dirigentes intentan reeditar así parte de la foto del “eje de la prosperidad” que presentaron en 2004 Esperanza Aguirre (Comunidad de Madrid), Francisco Camps (Comunidad Valenciana) y Jaume Matas (Islas Baleares) durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE). En aquel entonces los tres firmantes negaron que sus acuerdos sirvieran para coordinar la oposición del PP al Gobierno de la Nación. Ahora las críticas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sirven como denominador común para Ayuso y Mazón, dos representantes de la línea dura en la formación de Alberto Núñez Feijóo que tienen agendas autonómicas divergentes en asuntos capitales como el agua y la financiación autonómica. Fuentes conocedoras de la iniciativa precisan que, por ahora, no incluye a la presidenta de las Islas Baleares, Marga Prohens, también del PP

“Se está trabajando conjuntamente con Valencia”, reconoce una fuente del gabinete de la presidenta madrileña. “La idea es estrechar lazos de colaboración, pues tenemos muchos intereses en común como regiones”, añade este interlocutor. No obstante, fuentes de presidencia de la Generalitat valenciana limitan esos planes conjuntos al próximo encuentro de los dos mandatarios en una cumbre organizada por la Fundación Conexus, un ente empresarial privado que busca, desde hace años, estrechar lazos económicos y sociales entre la Comunidad Valenciana y Madrid. Esta cita se celebrará el próximo 12 de diciembre, en su segunda edición. En la primera, celebrada cuando el socialista Ximo Puig aún presidía el Gobierno valenciano, los organizadores optaron por no invitar a ninguno de los dos presidentes autonómicos. Que los dos líderes regionales pertenezcan ahora al PP ha facilitado su convocatoria a un encuentro de iniciativa estrictamente privada, pero que rima perfectamente con los intereses institucionales, políticos y orgánicos de ambos.

Los presidentes de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps; Baleares, Jaume Matas, y Madrid, Esperanza Aguirre.
Los presidentes de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps; Baleares, Jaume Matas, y Madrid, Esperanza Aguirre.EFE

En una entrevista en 13TV, Díaz Ayuso habló tanto de la Comunidad Valenciana como de Baleares: “Me alegro especialmente de que se haya parado el proceso [en referencia al procès catalán] en la Comunidad Valenciana y en Baleares con los nuevos presidentes, que son excepcionales”, llegó a decir utilizando un tema recurrente para el propio Mazón. “Nos vamos a ver en muy pocos días, y juntos estamos tejiendo otra vez las alianzas que siempre hubo entre Madrid y Valencia, también con la nueva alcaldesa de Valencia, María José Catalá, que es brillante”, siguió. “Sobre todo [en el PP] hemos detenido ese proceso que pretendían hacer en la Comunidad Valenciana y Baleares”, añadió.

El acercamiento entre los dos presidentes no se explica solo por los potenciales beneficios para sus regiones a nivel económico y comercial. Hay también un valor intrínseco en la foto de ambos mandatarios juntos, y una coincidencia clave en la valoración de lo que significa para el PP haber recuperado el gobierno de la Comunidad y la capital valenciana y lo que eso supone para la carrera hacia la Moncloa aunque, de momento, no haya sido suficiente.

La complicidad de ambos tiene así una lectura interna en el PP. Convertida en el icono del ala dura de la derecha, Díaz Ayuso no sigue el mismo guion de barones como Juan Manuel Moreno Bonilla (Andalucía), Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) o Alfonso Rueda (Galicia), pese a haber compartido numerosos actos con todos ellos. Tampoco es íntima del presidente de Murcia, Fernando López Miras. De su relación con María Guardiola (Extremadura) se sabe que Díaz Ayuso fue la primera dirigente popular en instarle en público a levantar el veto a Vox que impedía hasta entonces al PP llegar al gobierno extremeño. En el caso de Mazón, esa alianza llegó tras dos horas de negociación con el partido de la ultraderecha y después de que Ayuso hiciera campaña por él “todo el tiempo”, tal como dijo la misma presidenta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El presidente de la Comunidad Valenciana, por su parte, apenas tiene afinidad con el resto de presidentes del PP, más allá de la propia Díaz Ayuso y del presidente murciano Fernando López Miras. Además, los cambios que el líder popular, Alberto Núñez Feijóo, ha hecho en el organigrama del partido desvelan el nulo peso valenciano en la dirección, pese a que el Gobierno de la cuarta autonomía más poblada ha sido recuperado por los populares, en coalición con Vox, y a que es también el PP el que preside los ayuntamientos de las tres capitales de provincia. Caso distinto es el de Díaz Ayuso, pues Núñez Feijóo acaba de proponer para su dirección a dos políticas amadrinadas por ella: Paloma Martín, como vicesecretaria de Desarrollo Sostenible, y Noelia Núñez, como vicesecretaria de Movilización y Reto Digital.

Diferencias estratégicas

El hecho es que, como presidentes autonómicos, a ambos dirigentes les separa un abismo en lo que a políticas territoriales se refiere. El planteamiento de los dos temas más importantes para la Comunidad Valenciana, el agua y la financiación, choca frontalmente con la posición de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Así, Díaz Ayuso reclama gestionar el agua de Madrid desde Madrid, siendo clave para la Comunidad Valenciana el trasvase Tajo-Segura. Y también ha criticado frontalmente el proyecto de condonar parte de la deuda autonómica, derivado del pacto del PSOE con ERC para hacer presidente a Pedro Sánchez, mientras que Mazón ha admitido que sería un alivio para las arcas públicas valencianas, las más endeudadas de las autonomías.

Cierto es que los dos territorios tienen un interés empresarial conjunto. Y que infraestructuras como el puerto de Valencia pueden ser espacios de colaboración en los que se trabaje y se diseñe un frente común ante un proyecto que ha de impulsar el Gobierno de Sánchez. “Es una infraestructura clave para Valencia y en parte un puerto de entrada importante para Madrid”, señalan fuentes del gabinete de la presidenta, que recuerda que la región capitalina ya ha firmado documentos parecidos con Castilla y León (para cooperar en sanidad, educación o dependencia) y Castilla-La Mancha (para usar los títulos de abono transporte de Madrid en los desplazamientos entre ambas comunidades).

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_