LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Madrid se encamina a relajar las medidas: retrasa el toque de queda y amplía el horario de la hostelería

El portavoz del Gobierno regional adelanta que solicitará en el Consejo Interterritorial subir la edad de vacunación para los viales de AstraZeneca hasta los 65 años

Una camarera atiende a dos clientes en la terraza de un bar en el centro de Madrid, la semana pasada.
Una camarera atiende a dos clientes en la terraza de un bar en el centro de Madrid, la semana pasada.Jaime Villanueva

La decisión se tomará el viernes, pero el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ya ha adelantado que, “si la incidencia sigue bajando”, el Gobierno regional se plantea retrasar una hora el toque de queda, de diez a once de la noche, y “flexibilizar” el horario de cierre de la hostelería, siempre que se ciña al límite del toque de queda para la población. Este anuncio es acorde con el discurso que mantiene la Comunidad. En varias ocasiones en las últimas semanas la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado que su intención es relajar las restricciones cuanto antes. En cualquier caso, es solo el anuncio, porque la decisión “la adoptará y comunicará, como siempre, Sanidad el viernes”, ha añadido Aguado. Ese día, la consejería actualiza la situación epidemiológica de la semana y revisa, anula o amplía los protocolos que tiene activos. Y hasta ahora, no siempre los anuncios del Gobierno han coincidido con las medidas aprobadas por Sanidad.

En la última cita de los viernes, durante la rueda de prensa en la que comparecieron Antonio Zapatero, viceconsejero de Salud Pública, y Elena Andradas, directora general de esa área, ya se inició una leve ampliación de las restricciones al ampliar de cuatro a seis el límite máximo de comensales en las terrazas (mientras que en interiores se mantuvo en cuatro). También en esa comparecencia se incidió en la expansión de la variante británica en la región. Tiene ya una prevalencia respecto al total de nuevos casos de covid del 20% en el territorio de la autonomía, según cifró Zapatero, y, en algunas zonas como Collado Villalba, alcanza el 50%. Ese mismo día se confirmó también el primer caso de la variante brasileña. Y por ahí ha vuelto a aparecer el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas , que el Gobierno de Ayuso tiene en su punto de mira.

El vicepresidente ha insistido en la solicitud que la mañana de este miércoles ha enviado la Consejería al Ministerio de Sanidad, en una carta firmada por el titular del área, Enrique Ruiz Escudero. En ella reclama que el Gobierno central imponga “una cuarentena obligatoria de 10 días para aquellos nacionales españoles o residentes en España que lleguen a nuestro país, procedentes de Brasil o Sudáfrica”. Esa cuarentena, especifica el consejero en el texto, “debe realizarse en la comunidad autónoma en la que resida, como medida ajustada y proporcional a la gravedad de la situación en la que nos encontramos”.

Madrid, con datos de este martes, registraba una incidencia acumulada de 759 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, una curva que baja de forma estable desde hace días. Sin embargo, la tensión hospitalaria y el número de fallecidos son dos cuestiones que no terminan de aliviarse. Mientras que los ingresos en hospitalización van reduciéndose y ya están por debajo de los 4.000 —este martes había 3.823 ingresados—, las UCI se mantienen aún por encima del 152% de su capacidad estructural con 713 críticos y las muertes no bajan de 400 a la semana, se registran 485 en los últimos siete días.

La propuesta de Madrid: subir la edad hasta los 65 para la vacuna de AstraZeneca

Con esas cifras, aún comenzando el descenso, la vacunación es una prioridad para las administraciones. En Madrid, Aguado ha asegurado que si no se está inmunizando a más velocidad es porque “faltan dosis”: “Madrid no tiene un problema de manos cualificadas sino de dosis, y tenemos que dedicar todas las vacunas a suministrar la segunda a las personas que ya han recibido la primera”. Con los datos diarios del ministerio, la comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso ha recibido 325.025 dosis y ha administrado 282.690, el 88,3%. Este martes alcanzaba las 102.204 personas con la pauta completa.

“Estimamos que a finales de semana habremos suministrado la segunda a más de 140.000 personas, pero es un avance insuficiente si queremos llegar a verano con una inmunidad razonable. Es materialmente imposible llegar al 70% de vacunación al que se refiere el presidente del Gobierno con este ritmo”. Hasta ahora, la mayoría de viales recibidos han sido de Pfizer, 280.725; de Moderna han llegado 11.600; y de AstraZeneca 27.700. Son estas últimas las que han provocado uno de los últimos debates entre el Ejecutivo regional y el ministerio. El fármaco de AstraZeneca está autorizado en Europa para cualquier persona mayor de 18 años. Sin embargo, por la ausencia de evidencia, el Comité de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud ha puesto líneas rojas a su inoculación: quedan fuera los mayores de 55 años y, desde este martes, también los que tengan menos de esa edad y presenten patologías que los hacen más vulnerables al coronavirus.

Esa decisión tomada en el Comité de Salud Pública tendrá que ir la tarde de este miércoles al Consejo Interterritorial de Salud. Será ahí, ha adelantado Aguado, donde “Madrid propondrá que la franja de edad no termine a los 55, sino que se pueda elevar a los 65 años, para que esta franja de edad laboral quede dentro”. ¿Por qué? “No hay ningún dato científico que acredite que en esa franja de edad no va a ser igual de eficiente y por lo tanto se va a proponer elevarlo”, ha contestado. Algo que, según el vicepresidente, “también solicitará formalmente Cataluña”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50