La crisis del coronavirus

La Comunidad de Madrid prohíbe las reuniones de personas que no convivan entre la medianoche y las 6.00

El Gobierno de Ayuso impone su propia versión del toque de queda, amplía el horario de bares y restaurantes hasta las 00.00 y vuelve al sistema de restricciones de movilidad y de horarios por zonas básicas de salud

Un camarero enciende unas luces en la terraza de la Cervecería Alemana, en la plaza de Santa Ana el pasado día 6. En el vídeo, declaraciones del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y de la directora madrileña de Salud Pública.ANDREA COMAS / VÍDEO: QUALITY

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

No lo llaman toque de queda pero es una versión... madrileña. A partir del sábado a las 16.48 acabará el estado de alarma y entrarán en vigor las nuevas medidas del Gobierno de Madrid. No podrán producirse reuniones en lugares públicos ni privados entre personas que no vivan en la misma casa en toda la región. Es decir, entre la medianoche y las 6.00 solo se podrá estar con los convivientes. Ni invitados, ni amigos, ni parientes. Nada de discotecas ni restaurantes. Todo estará cerrado. El Ejecutivo regional aplica el cerrojazo nocturno a su manera. Al contrario que Cataluña, que ha decretado el cierre total de la hostelería, Isabel Díaz Ayuso ha decidido alargar el horario de bares y restaurantes hasta las 00.00. "Hemos hecho una restricción drástica de la actividad social, sobre todo la nocturna“, ha anunciado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que también ha confirmado la reactivación de las restricciones en las zonas básicas de salud con mayor incidencia del virus. A partir del lunes se establecerán limitaciones de movimiento y de horarios en 32 áreas de 12 municipios de la región, entre ellos Madrid capital, donde hay afectadas zonas de nueve distritos. Todas las medidas tienen una duración de 14 días.

“Son medidas con mesura. Esto es así porque si lo hiciéramos antes podríamos causar el efecto contrario. Así hacemos menos daño a la economía”, ha dicho la presidenta durante un acto este viernes por la mañana. Las medidas, sin embargo, han sido anunciadas por el consejero de Sanidad. Desde la noche de este sábado no habrá servicio de barra en bares y restaurantes, al igual que ocurría bajo el estado de alarma. En los interiores el aforo se reduce al 50% y en las terrazas al 75%, pero se amplía el horario de cierre hasta las 00.00, aunque no podrán admitir a nuevos clientes a partir de las 23.00. Los establecimientos comerciales cerrarán a las 22.00 y los cines y teatros tendrán el aforo al 75%. Las instalaciones deportivas se reducen al 50%. Hasta aquí las medidas generales para toda la comunidad.

Ayuso también restringirá la movilidad en 32 zonas básicas de salud a partir del próximo lunes. Es decir, los madrileños que vivan en estas zonas afectadas podrán moverse libremente por sus calles, pero no salir de la zona. Una zona básica de salud no es una ciudad ni un barrio ni un distrito, delimita una zona médica. Para saber la zona básica de salud a la que pertenece puede consultar este mapa elaborado por EL PAÍS. Hay 286 zonas en la Comunidad de Madrid.

El criterio que ha utilizado el Gobierno regional para restringir la movilidad en estas zonas es el número de contagios. Si en un principio la medida se aplicaba con una incidencia altísima de casos, 1.000 por cada 100.000 habitantes, ahora se aplicará con 500. ¿Pueden salir los madrileños que vivan aquí a otras zonas de la capital? Sí, siempre y cuando sea para acudir al médico, a trabajar, al cuidado de mayores o por otras causas de extrema urgencia. Los parques infantiles también cierran.

La idea del toque de queda ha sobrevolado toda la semana en el edificio central de la Puerta del Sol. Fue puesta sobre la mesa por el Gobierno madrileño el lunes y aún sigue a la espera de un marco jurídico para que sea aplicada en todo el territorio nacional. ¿Por qué Madrid no ha pedido el toque de queda como sí lo ha hecho la Comunidad de Castilla y León, donde también gobierna el PP? “Nosotros actuamos en cuanto a la restricción de la actividad. Será el Gobierno de España el que tenga que facilitar el paraguas jurídico", ha respondido el consejero. ¿Por qué han optado por este cerrojazo y no por contratar a más rastreadores? No ha habido respuesta. Madrid cuenta ahora con 1.089. El consejero ha prometido que a final de mes habrá 400 más. La presidenta dijo hace 21 días que el 15 de octubre habría 1.500. No se ha cumplido.

El semáforo rojo de contagios está en casi toda España. Las comunidades han ido adoptando sus propias medidas conforme avanzaban los contagios. Este jueves se reunieron todos los consejeros de Sanidad con el Ministerio de Sanidad. Hubo mayoría clara a favor de la propuesta del toque de queda “con reticencias" de Madrid, Cataluña y País Vasco. No hubo acuerdo. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha dicho este viernes que su departamento “respeta y apoya” las nuevas medidas contra la pandemia de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, sí ha expresado cierto malestar porque ha considerado que el índice de contagios de Ayuso no puede quedarse en el entorno de los 500 positivos por cada 100.000 habitantes. “Como mínimo”, ha observado, “debería bajar hasta 100″.

Europa ha fijado el umbral de riesgo en 50 casos por cada 100.000 habitantes. Madrid lo ha impuesto a partir de 500 para restringir sus zonas básicas de salud, el doble que el documento con el que trabajan todas las autonomías y diez veces superior a lo que marcan los estándares europeos.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50