LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El ‘crowdfunding’ que apoya a los bancos de alimentos

La campaña Madrid x Madrid pretende solventar las necesidades alimenticias de los más golpeados por la crisis en la región

La algarabía política acapara los focos. Una bulla que genera confusión y acalla los problemas cotidianos. Las colas del hambre, silenciosas, atraviesan la ciudad como un calambrazo. Pero su aumento no parece concernir a los representantes públicos. Al menos así lo enuncia Manuel Pérez de Camino, uno de los impulsores de la campaña Madrid x Madrid, que busca apoyar a los bancos de alimentos de la ciudad a través de pequeñas donaciones.

“Uno de cada siete madrileños lo está pasando mal y seis de cada siete madrileños podemos hacer mucho por ellos”, reza el lema de la iniciativa, recurriendo a una poderosa regla de tres. Ya existen multitud de organismos prestando apoyo a los más golpeados por esta crisis. Sin embargo, “esa cantidad de redes genera cierta dispersión”, anota Pérez de Camino. Madrid x Madrid pretende unificar las ayudas, para distribuirlas después equitativamente entre tres fundaciones que reparten alimentos y varios centros municipales de servicios sociales. El objetivo de la recaudación se ha fijado en el millón de euros. En tan solo cuatros días, ya han ingresado 80.000.

En esa eficacia tiene mucho que ver el apoyo de dos clubes de fútbol. Tanto el Atlético de Madrid como el Real Madrid se declaran embajadores de la campaña, cuyo símbolo muestra a Cibeles y Neptuno fundidos en un beso. Cuando las distancias políticas parecen transformarse en abismos, el deporte escenifica la unión de los madrileños. “Primero hay que resolver lo importante. No podemos cegarnos con las discrepancias partidistas si la gente está pasando hambre. Ya habrá tiempo de discutir, ahora toca ayudar”, concede este creativo publicitario de 49 años.

“Uno de cada siete madrileños lo está pasando mal y seis de cada siete madrileños podemos hacer mucho por ellos”
Madrid x Madrid

Como otros miles de vecinos, Florentino Pérez mostró su respaldo a la campaña, asegurando que "Madrid ha vuelto a dar un ejemplo de unidad, de sacrificio y de superación. Nos tenemos que convertir en la capital de la solidaridad". En una comparecencia grabada, y difundida en las redes sociales, el presidente del equipo blanco añadió otra consigna: “Juntos estamos enfrentándonos a una de las situaciones más difíciles de nuestra recite historia. Y juntos vamos a salir adelante”. La recaudación de fondos estará activa hasta finales de mes. Las donaciones se efectúan mediante la aplicación móvil Bizum o por medio de la plataforma de micromecenazgo iHelp.

Todo comenzó un domingo perezoso con la llamada de teléfono más inesperada, rememora Pérez de Camino: “Un colega me presentó la idea y rápidamente contesté que quería participar de ella”. Aquello sucedió hace tan solo tres semanas, cuando una docena de desconocidos —“amigos de amigos”— se reunieron telemáticamente por primera vez. Fue la consecuencia de muchas emociones encontradas vividas durante el confinamiento. Los grupos familiares de WhatsApp, las imágenes de los informativos de la televisión y los soliloquios en el Congreso de los Diputados revelaban una tensión en escalada.

“Había que hacer algo”, agrega el promotor. Diseñaron una estrategia comunicativa cargada de positividad que busca solucionar un enorme drama. No querían fundar la enésima asociación de caridad, sino impulsar las que ya existen. Algo de economía del esfuerzo, quizá: “La clave es la suma de las pequeñas cosas: un poco de cada uno puede lograr mucho”. A escalada de ciudad, lo que pudiera parecer un lugar común se vuelve transformador. “Nos toca estar a la altura de una necesidad social sin precedentes. El reto es enorme, lo sé. Pero de ello dependerá que lastremos este episodio en un futuro”.

Pérez de Camino indica la importancia de la difusión, pues un proyecto como este requiere del boca a boca si quiere expandirse. Las donaciones “en la medida de las posibilidades que tenga cada cual” resultan tan imprescindibles como su divulgación. “La idea no es contagiosa por ser una buena idea, sino porque quien la cuenta cree firmemente en ella. Así no hay nada que la tumbe”. El mañana más próximo marca otro reto: que la ayuda continúe cuando el Gran Confinamiento pase, pero sus feroces consecuencias permanezcan entre nosotros.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50