_
_
_
_
_

CCOO alerta de la supresión de 14.000 plazas en escuelas públicas

El sindicato lanza un informe con datos recopilados de la oferta de matriculación de los centros, cuyo plazo finaliza esta semana

Sillas y mesas de un aula en el interior de un colegio de Valdemoro.
Sillas y mesas de un aula en el interior de un colegio de Valdemoro.Oscar J. Barroso (Europa Press)

Un estudio de elaboración propia de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras Madrid asegura que la Comunidad de Madrid ofertará 14.121 plazas menos en la educación pública el próximo curso. De 1.094 centros de la región estudiados, un total de 270 centros estarían afectados por esos recortes en las aulas públicas, lo que representa el 25% del total. El sindicato ha obtenido los datos de la plataforma de la Consejería de Educación para que las familias presenten las solicitudes, cuyo plazo finaliza el 5 de junio.

Más información
Madrid paga con fondos públicos plazas de bachillerato en al menos 15 centros privados

Galvín explica que el sindicato ha recopilado la información de este estudio repasando centro a centro la publicación de plazas disponibles en el proceso de admisión de alumnos que se abrió hace unos días en Madrid ante “la falta de datos publicados por el Gobierno de la Comunidad de Madrid”. Tras la publicación de los datos del sindicato, fuentes de la Consejería de Educación indicaron que se aumentará el número de plazas en todos los niveles hasta llegar a un total de 178.261 y pese a que las previsiones del Instituto Nacional de Estadística (INE) estima una disminución del número de alumnos.

En el periodo de escolarización, en el que todavía está inmersos la región y por el que se siguen recibiendo peticiones de escolarización para el próximo curso, se hace una estimación del número de unidades que serán “necesarias” en cada centro y, después, una vez que se conoce la demanda real, se despliegan los “ajustes necesarios”, ha subrayado la Consejería, según recoge Europa Press. La Comunidad también hizo referencia al documento ‘Cifras y Datos’, referente al presente curso: en 2019/2020 el número de alumnos de la escuela pública creció un 2,1 por ciento (13.591 plazas) y el de la concierta un 0,9 por ciento (3.303 plazas más). También subió la privada, con un alza del 0,3% (663 alumnos más). En 2018, la educación concertada superó por primera vez la barrera de los 1.000 millones en los Presupuestos regionales y en las cuentas de 2019 llegó a 1.200 millones.

“Desaparecen en total 466 grupos” o clases de distintas etapas educativas -Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato-, según el estudio de CCOO. Isabel Galvín, secretaria general de enseñanza de Comisiones Obreras Madrid, apunta que la medida es “especialmente grave en bachillerato, donde ya faltaban plazas públicas en años anteriores, y en infantil, donde desaparecen 4.175 plazas”. La zona más afectada es el sur de Madrid, donde “las aulas están ya especialmente saturadas”.

“Estos recortes no se justifican y la única explicación posible es llevar a cabo una política intencionada del Gobierno regional, que suprime plazas en la enseñanza pública para desviar alumnos a la concertada”, apunta por teléfono Galvín. La representante del que es el mayor sindicato madrileño en el sector educativo pone como ejemplo el barrio de La Luna en Rivas Vaciamadrid: “Se trata de una zona con población joven y con hijos en la que hay un centro público por construir y varios centros concertados. Uno de ellos es ultracatólico y cuenta con plazas libres, porque las familias prefieren otras opciones”.

Con esta supresión de más de 14.000 plazas públicas, “es el Gobierno regional quien decide los centros a los que van los estudiantes, afectando a la libertad de elegir de las familias y manteniendo su agenda política a pesar de la pandemia”.

La crisis del coronavirus ha llenado de incertidumbres el próximo curso escolar en Madrid. Oposición, sindicatos y padres reprochan al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso que no haya hecho público todavía un plan de retorno seguro a las aulas, que no haya puesto encima de la mesa el presupuesto para desarrollarlo y que no haya elaborado protocolos de incorporación de los profesores y de los alumnos a sus puestos.

“El Gobierno de Madrid entretiene hablando de todo tipo de cosas y generando polémica con el Gobierno central mientras deja algo tan importante como la educación fuera de foco”, lamenta Isabel Galvín.

Contratos de los comedores

A este descenso de oferta de plazas en los centros públicos de la Comunidad de Madrid se suma el adelanto de la suspensión de los contratos de los comedores escolares a este lunes 1 de junio, que deja a cerca de 20.000 trabajadores en el paro. “La Comunidad de Madrid se ha convertido en una máquina de destruir empleos en el sector educativo”, denuncia Isabel Galvín, secretaria general de enseñanza de Comisiones Obreras Madrid.

Mantener algunos de esos empleos destruidos “supondría una incidencia mínima en los presupuestos”, apunta Galvín. Es el caso de los intérpretes para alumnos sordos, ausentes durante el confinamiento. “Se trata de unas 70 contrataciones que han dejado sin acceso a la educación a más de 500 niños”.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Héctor Llanos Martínez
Redactor especializado en nuevas narrativas audiovisuales (streaming, pódcast, redes sociales) y en el género documental, con varios años como autor del blog 'Doc&Roll'. Formado en Agencia Efe y elmundo.es, antes de llegar a Verne y la sección de Madrid de El País, escribió desde Berlín para BBC, Deutsche Welle, Cineuropa, Esquire o Yorokobu.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_