La crisis del coronavirus

¿Por qué no va la ambulancia a las residencias? Madrid descarta a terminales, grandes dependientes...

Un grupo de 22 geriatras valora cada caso. Se basan en los años de vida útil: son descartados de tratamiento quienes presentan demencias avanzadas, grandes dependientes y enfermos terminales

Una ambulancia el martes de la semana pasada en la puerta de la residencia Monte Hermoso de Madrid.

Las residencias de Madrid donde hay un brote de coronavirus chocan estos días con un muro para aliviar su situación: muchos ancianos enfermos son rechazados por los hospitales. La explicación está en un protocolo de la Comunidad de Madrid al que ha tenido acceso EL PAÍS, que ha sido elaborado por un grupo de geriatras basado en la ética de la medicina de catástrofes. Son ellos, distribuidos en 22 hospitales de la región, los encargados de valorar cada llamada de una residencia madrileña para decidir quién debería ingresar en los hospitales.

Se atienen a cuatro criterios que se basan en los años de vida útil que le esperan a esa persona y en el estado de las urgencias hospitalarias. Son descartados de tratamiento quienes presentan demencias avanzadas, los grandes dependientes, los enfermos terminales y los enfermos de cáncer terminal. El documento se inspira en una filosofía similar a la guía ética elaborada por los médicos intensivistas para elegir quién tiene prioridad de acceso a las unidades de cuidados intensivos (UCI).

El documento para las residencias de mayores tiene siete páginas y fue firmado digitalmente este miércoles por el director general de Coordinación Socio-Sanitaria, Carlos Mur, pero en días anteriores, los geriatras de los hospitales han usado versiones con los mismos criterios. Un segundo documento, de 29 páginas, incluye detalles para facilitar la selección, de modo que quede menos margen para el arbitrio.

Escala de fragilidad

Contiene una escala de fragilidad con nueve niveles. Son descartados quienes tengan un criterio de fragilidad de siete o mayor (fragilidad grave, con dependencia total para el cuidado personal; fragilidad muy grave, es decir, totalmente dependientes; y enfermos terminales, con una esperanza de vida menor a seis meses).

Los rechazos de auxilio de los hospitales han generado desamparo en decenas de residencias de la Comunidad de Madrid que sufren brotes del coronavirus. Pero las fuentes médicas consultadas indican que estamos ante una situación extraordinaria que plantea un dilema ético. Ante la escasez de ventiladores (máquinas que inyectan aire a presión en los pulmones), es necesario decidir quién debería tener preferencia.

Con los hospitales al límite, las residencias esperan el envío de ayuda médica a los centros, pero esta aún no había llegado este miércoles, según sindicatos y patronales del sector. Aparte de la visita de los fumigadores del Ejército, solo han recibido protocolos de aislamiento y otras órdenes para frenar al virus, pero las autoridades no habían enviado este miércoles mascarillas y guantes, médicos, enfermeros, medicinas o kits de diagnósticos.

Sigue sin conocerse un balance de muertos pero una portavoz de la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad dice que este jueves darán cifras. Según la Comunidad de Madrid, el 20% de las residencias madrileñas -425 según un estudio del CSIC del año pasado- han sufrido brotes.

El protocolo tiene como objetivos evitar el colapso de los hospitales e identificar a los mayores en residencias que pueden beneficiarse de un traslado. Cada geriatra del grupo de 22 gestiona una serie de residencias de mayores desde los principales hospitales de la región. Las residencias han recibido su nombre y teléfono. Es su “geriatra de enlace”, un nuevo rol. Cada vez que un residente presente síntomas graves de Covid-19, le deben llamar para valorar conjuntamente si el traslado es indicado. La prioridad es la atención en la residencia.

Para muchos médicos esta crisis plantea cuestiones morales que solo habían conocido en la teoría, en manuales universitarios. “En momentos así, la medicina debe escoger a quien tiene una vida útil por delante”, le dice a este periódico el neumólogo barcelonés Ferrán Morell, consultado para valorar el protocolo. “Es verdad que si tienes a tu padre en una residencia te gustaría que hicieran todo por salvarlo, pero los recursos son los que son”.

El origen del protocolo está en una reunión de geriatras con funcionarios de la Consejería de Sanidad el 13 de marzo, según fuentes médicas que participaron en ese encuentro. El objetivo era tener un plan de acción en caso de que el sistema sanitario colapsara. Una semana antes se conoció el primer brote en una residencia madrileña, en La Paz. Los geriatras también tenían en mente la tragedia de la residencia Life Care Center, en Kirkland, Estados Unidos, donde han muerto 37 personas con síntomas de Covid-19, la enfermedad del coronavirus.

El factor edad

Las fuentes que participaron en su elaboración dicen que no hay una barrera de edad para decidir. Pero varios responsables de residencias dicen que al teléfono les han dicho que hay un corte a partir de 75 años. “No te dicen nunca que es por la edad pero lo sabes. Al decir que llamas de una residencia ya se hacen a la idea de la edad del paciente", dice Paz Mendibre, directora regional de las residencias del grupo Vitalia Home.

Un primer documento de la Consejería de Sanidad, cuya existencia fue revelada por el diario digital El Español, fue descartado por el grupo de geriatras porque se rechazaba la hospitalización de personas con discapacidad, según indican las fuentes conocedoras de cómo se gestó el protocolo.

¿Conoces casos de brote de coronavirus en una residencia de la Comunidad de Madrid? Contacta con los reporteros fpeinado@elpais.es o jdquesada@elpais.es o mándales un mensaje por Twitter a @FernandoPeinado o @jdquesada

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus Covid-19 en EL PAÍS

Resuelve todas las dudas que plantea la crisis del coronavirus Covid-19 y cómo afecta a la salud, a la economía, a la ciencia y a la ciudadanía con EL PAÍS.

Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- Medidas clave del estado de alarma.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- Todas las medidas contra el coronavirus en Madrid

- En caso de tener síntomas, la Comunidad de Madrid recomienda evitar acudir al centro de salud salvo casos de extrema necesidad y utilizar el teléfono 900 102 112


Más información

Lo más visto en...

Top 50