_
_
_
_
_

Feijóo, sobre su amistad con Marcial Dorado: “En aquel momento era contrabandista, cuando yo le conocí. Contrabandista, nunca narcotraficante”

El líder del PP intenta sortear las críticas sobre su relación con el narcotraficante afirmando que “hay fotos de este señor con políticos de todos los partidos”

Alberto Núñez Feijóo (sentado), con Marcial Dorado (derecha), y una amiga, en una imagen del verano de 1995, en una lancha auxiliar del barco de Dorado, en la ría de Vigo.Vídeo: Cadena Cope

Alberto Núñez Feijóo ha tratado de justificar este viernes su amistad con el narcotraficante Marcial Dorado, con quien mantuvo una estrecha relación en los años noventa, defendiendo que Dorado, cuando se conocieron, era “un contrabandista” y no un narco. El líder del PP ha tratado así de rebajar la importancia del caso diciendo que Dorado solo se dedicaba al contrabando, pese a que durante mucho tiempo sostuvo que no sabía a qué se dedicaba. En la recta final de campaña, Feijóo no logra sacarse de encima este viejo asunto que le persigue. Su última estrategia de defensa es echar mano, además, de la táctica del ventilador, al asegurar que “hay fotos de este señor con políticos de todos los partidos”.

En una entrevista en la cadena Cope, Feijóo ha hecho esta mañana el siguiente relato sobre su relación con el narcotraficante: “En el año 2009, la primera vez que me presenté a la presidencia de la Xunta de Galicia, me llama el secretario general de mi partido diciéndome que había tenido una conversación con el PSOE en la que le habían dicho que si yo no bajaba el tono [de la campaña] me iban a sacar unas fotos con un narcotraficante. En aquel momento era contrabandista, cuando yo le conocí. Contrabandista, nunca narcotraficante. Mi respuesta fue: que saquen lo que quieran. Después, lo sacaron en la campaña del 12 otra vez. Después, aparecen las fotos esas publicadas por EL PAÍS en el 13. Di una rueda de prensa en el Parlamento y pedí una comparecencia donde aclaré lo que había pasado. Conocí esta persona cuando nada tenía que ver con este asunto, y de hecho se puede comprobar. Y, lo más importante: esto está en un sumario de la Audiencia Nacional. Y en el sumario dejan claro que hay muchas personas con fotos con este señor de todos los partidos políticos y ningún político fue llamado ni siquiera a declarar. Eso es todo”.

En los dos sumarios instruidos en la Audiencia Nacional no figuran fotos de ningún político con Marcial Dorado, ni siquiera las de Feijóo, porque el juez decidió que carecían de relevancia penal.

Feijóo reconoce ahora que Dorado era un contrabandista cuando lo conoció, pese a que cuando EL PAÍS publicó las fotografías, en el año 2013, el político gallego sostuvo que no sabía a qué se dedicaba el hombre de los yates, las mansiones y los lujosos todoterrenos con el que compartía ratos de ocio. El mismo capo que ya había sido detenido en las dos grandes operaciones que se lanzaron en Galicia contra el contrabando y el narcotráfico, incluida la famosa Nécora, que hizo aterrizar al juez Garzón en helicóptero en la ría de Arousa.

En sus declaraciones de este viernes, lo que no queda claro es si el líder del PP admite por primera vez que sabía entonces que Dorado era un contrabandista, o bien lo que está admitiendo es que lo sabe ahora, años después. Pero lo cierto es que a comienzos de los años noventa, cuando se entabla la amistad, Dorado ya había ocupado decenas de páginas en la prensa gallega e incluso nacional, porque las fuerzas policiales lo señalaban como el mayor contrabandista de tabaco del país y había pasado una temporada huido en Portugal. Esta semana, el sucesor de Feijóo al frente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha manifestado que él, entonces, que acababa de acabar la carrera, “conoció las mismas noticias que todo el mundo”. “Yo me informaba, igual que todo el mundo, de todo lo que pasaba”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Feijóo se ha quejado este viernes de que Pedro Sánchez haya utilizado “esta basura” en su contra, ya que el candidato socialista le ha instado a explicar su “inquietante” amistad con un narco, y ha insistido en lo viejo del asunto porque hace tres décadas de esa amistad. “Volvieron a sacarlas [las fotos] en el año 16 y en el 20. Hace 30 años de unas fotos, llevo cinco campañas electorales y no esperaba que el presidente del Gobierno utilizara esta basura para intentar desprestigiar al adversario. Yo de fotos no voy a hablar porque me parece impropio y caería en su propia trampa”. Sin embargo, aunque Feijóo afirmó que había roto la relación con Dorado a finales de los noventa, cuando supuestamente había descubierto a qué se dedicaba su amigo, el juez que detuvo a Dorado por narcotráfico en 2003 reveló que los pinchazos telefónicos de esos meses recogían conversaciones con el actual líder del PP, entonces presidente de Correos.

El líder del PP ha atacado directamente a Pedro Sánchez y a Yolanda Díaz acusándoles, sin decir nombres concretos, de tener fotos con “dictadores, con personas acusadas de narcotráfico, con personas que no podían entrar en la UE”, y “que, sin embargo, atendieron en Barajas”, personas “que besa ahora” de forma “pública y notoria”, ha dicho en referencia a Delcy Rodríguez, política venezolana en la lista de sancionados de la UE desde junio de 2018 “por violar los derechos humanos y socavar la democracia y el Estado de derecho”.

El candidato del PP se ha referido también a otros asuntos en la entrevista, en la que ha reconocido que España va a tener que afrontar un “esfuerzo” para rebajar más de 13.000 millones de euros de desviación del déficit, según lo comprometido con Bruselas. Feijóo da por hecho que le tocará hacerlo a él, porque da por hecha su victoria este domingo, pero afirma que pedirá a la UE “que dejen al nuevo primer ministro buscar una senda de deslizamiento hacia la consolidación fiscal, pero no un corte abrupto”. “España tiene el 4,8% de déficit. Debemos más que nunca. Nuestras finanzas públicas son unas de las más preocupantes de la UE. Si tenemos que rebajar el déficit al 3%, el esfuerzo es de más de 13.000 millones”, ha advertido. “Sí o sí lo vamos a tener que hacer”.

En una entrevista en el diario El Mundo publicada hoy, Feijóo se refiere, por otro lado, a la relación que pretende mantener si llega al poder con la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, de la extrema derecha, que espera que sea “correcta y fructífera”. “Creo que la señora Meloni puede tener en el futuro más relación con el Partido Popular Europeo”, afirma el líder del PP, partidario de dar entrada a esta política ultra en su partido. El líder del PP y el líder de Vox, Santiago Abascal, han rechazado conceder entrevistas a EL PAÍS en esta campaña electoral.

Feijóo aborda también en El Mundo el conflicto catalán y desvela que él habría intervenido la televisión pública catalana cuando se aprobó el artículo 155. “Yo le hubiera propuesto al PSOE intervenir TV3. ¿Es parte de la Administración catalana o no?”, apunta el líder popular, lanzando un mensaje de mano dura con Cataluña muy diferente a los mensajes de distensión que ha buscado transmitir en esta campaña, en la que llegó a decir que mantendría la mesa de diálogo con los independentistas, aunque luego rectificó.

Recibe cada tarde el boletín Diario electoral, con el análisis de Ricardo de Querol, subdirector, y Luis Barbero, redactor jefe de edición.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Elsa García de Blas
Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_