Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo mantuvo contactos con Dorado cuando se le investigaba por narcotráfico

Pinchazos policiales revelan conversaciones con el narco entre 2001 y 2003

El presidente aseguró que cortó la relación hacía 1997 cuando supo que el narco era objeto de pesquisas judiciales

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, no se ha cansado de repetir esta semana que su relación con el narco Marcial Dorado, destapada por fotografías de sus vacaciones juntos, fue fruto de su “ingenuidad” en los años noventa, cuando desconocía que su compañero de ocio era un contrabandista de tabaco perseguido por la justicia. Sin embargo, el juez que encarceló a Dorado por narcotráfico años después reveló ayer que la policía grabó conversaciones telefónicas de Feijóo y Dorado entre 2001 y 2003, unos contactos que también ha admitido a este periódico el líder del PP gallego a través de un portavoz. Feijóo aseguró a EL PAÍS el pasado fin de semana que cortó la relación cuando se enteró alrededor de 1997 que Dorado estaba siendo investigado por traficar con tabaco y en la rueda de prensa del lunes afirmó que la última vez que “vio” a Dorado fue “como consecuencia de la muerte” de su amigo común, el chófer de consejeros de la Xunta y testaferro del narco Manuel Cruz, en 1999.

La oposición acusa al presidente del Gobierno gallego de mentir, pero Feijóo defiende que no hay contradicción entre las explicaciones que ha dado hasta ahora y sus conversaciones telefónicas con el narco entre 2001 y 2003. Un portavoz del dirigente popular se aferra a la literalidad de sus palabras y sostiene que “como consecuencia de la muerte” de Cruz en 1999 no implica que el último contacto fuera en ese año. ¿Y cuál fue entonces el último año en que habló o vio Feijóo a Dorado? El presidente se niega a aclararlo. Las fotos del presidente de la Xunta y el narco ni fueron intervenidas en los registros a raíz de su implicación en el narcotráfico ni formaron parte de un sumario judicial. Así lo afirmó ayer el juez José Antonio Vázquez Taín, que abrió una investigación a Dorado en 2001, dos años antes de que fuera detenido tras la captura de un barco con 5,4 toneladas de cocaína. Taín explicó que entonces, en presencia del fiscal y el responsable de Aduanas, se hallaron unas fotos en un mueble del salón del chalé de Dorado en A Illa de Arousa (Pontevedra) y que después de comentarlas entre ellos las dejaron en el cajón donde estaban. “Las vimos y alguien reconoció a Feijóo; tampoco entonces tenía tanta relevancia política”, explica Taín.

El juez que consiguió procesar a Dorado por primera vez por tráfico de drogas no ha podido asegurar que aquellas instantáneas fueron las mismas que EL PAÍS publicó el domingo pero sí recuerda que Feijóo estaba en un barco con el contrabandista y otras personas. “Si no son esas, eran parecidas”, comentó. Sobre las intervenciones telefónicas que ordenó en el transcurso de la investigación, Taín puntualiza que fueron muchas y no recuerda cuántas conversaciones entre Feijóo y Dorado se interceptaron: “Es imposible recordar el número, pero carecían de absoluto interés porque eran llamadas en un contexto de ocio o para felicitar las Navidades, algo que encaja con el talante de Marcial, y como esas había cientos que se escucharon pero sin ninguna validez para la causa”. Pese a que estas conversaciones se registraron entre 2001 y 2003, Taín afirma con rotundidad que Feijóo —que desde enero de 2003 era consejero de Obras Públicas de Fraga— y el contrabandista nunca se vieron por aquellas fechas, algo que, según el juez, ha quedado acreditado en los continuos seguimientos policiales que se le hicieron a Dorado por ser uno de los sospechosos de la banda que preparaba el transporte de cocaína.

Después de la detención del narco el 5 de noviembre de 2003, otro consejero de la Xunta, Xesús Palmou, le dijo al juez que el entonces presidente gallego, Manuel Fraga, quería preguntarle algo. A continuación, el fundador del PP le llamó y le dijo: “Tengo sobre mi mesa la dimisión de un consejero [por Feijóo] y quiero saber si hubo algo más después de una vieja amistad”. Taín recuerda que le contestó tajantemente que no. El juez aclaró además que nunca ha afirmado que EL PAÍS le hubiera mostrado en mayo de 2012 fotos de Feijóo y Dorado como aseguró el diario El Mundo en su edición de ayer.

Más información