_
_
_
_
_

Feijóo reaviva a Bildu para la campaña del 23-J: “Revisaré una a una las leyes en las que su voto fue decisivo”

El candidato del PP anuncia las diez primeras medidas en caso de ser investido presidente del Gobierno tras las elecciones generales del 23 de julio

El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, a su llegada al desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum.Foto: Europa Press | Vídeo: EPV

Con tono solemne, como si fuera su discurso de investidura, el candidato del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha presentado este lunes las diez medidas que pondrá en marcha en caso de llegar a La Moncloa, tras las elecciones generales del 23 de julio, durante los 100 primeros días de gobierno. “Revisaré una a una cada una de las leyes y medidas en las que el voto de Bildu fue decisivo para que saliesen adelante”, ha avanzado Feijóo, como punto octavo de su decálogo presidencial, durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum. “El voto de Bildu no va a servir para nada en nuestro país salvo que se adecúe a la Constitución”, ha añadido. La precampaña del PP ante el 23-J arranca así como empezó la de los comicios autonómicos y municipales del 28 de mayo, cuando el Partido Popular azuzó la polémica asimilando a EH Bildu con la banda ETA, después de que 44 condenados por terrorismo fueran incluidos en listas municipales de los radicales abertzales. Un asunto que centró la campaña de Feijóo y de otros dirigentes populares, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que pidió directamente la ilegalización de EH Bildu.

Eso sí, Feijóo no ha precisado qué pasará con esas leyes aprobadas durante la legislatura que ahora finaliza y que recibieron el voto a favor de Bildu. Fuentes de la dirección del PP ponen el foco en la ley de memoria histórica y en la de vivienda, pero ambas normas habían sido señaladas ya por el líder del principal partido de la oposición como algunas de las leyes a modificar de acceder al Gobierno. Paradójicamente, a principios de este mes, en el Parlamento vasco se dio luz verde a una proposición de ley impulsada por EH Bildu con el apoyo del PP, entre otros grupos políticos, para la instalación de placas solares y puntos de recarga para coches eléctricos en los edificios del País Vasco sin la necesidad de pedir una licencia municipal. En el seno del Partido Popular vasco justifican este movimiento aduciendo que “no es lo mismo pactar un Gobierno que votar a favor de normas. Si el agua es agua, hay que votar a favor de que es agua”, subrayan.

Mientras Feijóo ofrecía el desayuno informativo, Sánchez contestaba en una entrevista en Onda Cero. “No tenemos un acuerdo de gobierno. ¿Conoce usted a algún ministro de Bildu en España? No hay un acuerdo de gobierno. Ha habido acuerdos puntuales sobre leyes concretas. Si mira cuantas veces el PP ha convalidado leyes, hemos contado 51 veces con el PP y 48 con Bildu. ¿Eso significa que hemos gobernado con el PP? Nadie dice eso, y hemos coincidido más veces con el PP que con Bildu”, ha señalado el presidente. Desde San Sebastián, Arnaldo Otegui, coordinador de EH Bildu, también ha replicado al dirigente popular. En rueda de prensa en la sede de la formación, Otegui ha asegurado que la derecha y la ultraderecha “son proclives a decir en campaña electoral promesas que luego no cumple” y ha preguntado a Feijóo si “va a bajar las pensiones”. La reforma de estas prestaciones recibió la abstención de EH Bildu en el Congreso. “Si está en nuestras manos, usted no derogará nada”, ha afirmado. En su opinión, el PP acostumbra a prometer en campaña decisiones que después no lleva a la práctica cuando está en el Gobierno, como sucedió en el pasado con las leyes del aborto y del divorcio, informa Mikel Ormazábal.

El decálogo anunciado por Feijóo incluye además una reducción en el número de ministerios, una evaluación de la situación económica, una rebaja de impuestos (con prioridad al IRPF), la aprobación de leyes para recuperar los delitos de sedición y aumento de las penas por corrupción, una nueva ley orgánica para reformar la composición del Consejo General del Poder Judicial, llamar a los agentes sociales para forjar los “objetivos” de la legislatura, convocar la conferencia de presidentes autonómicos y hacer de la presidencia de la Unión Europea “una cuestión de Estado”. Muchas de estas medidas son un compendio de iniciativas ya apuntadas por Feijóo desde que fue investido como presidente del PP, hace algo más de un año. El líder popular pretende a su vez regular los debates electorales para hacerlos obligatorios, pero no ha confirmado cómo ni cuándo se medirá con Sánchez en un cara a cara a dos bandas. “Acepté un debate y los equipos de campaña, a partir de hoy, se pondrán en contacto. “Ahora bien, yo le digo al señor Sánchez que puede estar tranquilo, que va a tener menos dificultades para debatir que para organizar los mítines del Partido Socialista”, ha sostenido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El presidente del principal partido de la oposición ha presumido, por otro lado, de que el PP ostenta desde este sábado la alcaldía de 4 de cada 10 ayuntamientos. Pero muchos de los bastones de mando se han logrado gracias a pactos, principalmente con Vox, y no por ser la fuerza más votada en el municipio en cuestión. En concreto, de las 51 ciudades de más de 30.000 habitantes donde PP y Vox sumaban mayoría, en 25 han sellado acuerdos de gobierno. En 14 de ellas, los socialistas fueron la lista más votada. Y eso que Feijóo ha vuelto a insistir este lunes en que el partido con más apoyos en las urnas tendría que ser el que asumiera el gobierno autonómico, local o central. “Le hemos dicho [a Sánchez] que facilitase los gobiernos más votados”, ha remachado.

Las concejalías de Igualdad, eliminadas en Valladolid, Burgos y Ciudad Real

Además, en cuatro de las cinco capitales de provincia en las que los populares han entrado a gobernar en coalición con Vox, el PSOE fue el partido más votado: Valladolid, Burgos, Toledo y Guadalajara. Para ello, el PP ha asumido en estas alianzas y ha hecho propias políticas del partido ultra, como eliminar la perspectiva de género en la configuración de las concejalías o abandonar la lucha efectiva contra el cambio climático. De hecho, en Valladolid y Burgos se han eliminado las concejalías de Igualdad. También en Ciudad Real, donde los populares han alcanzado a su vez un pacto de Gobierno con el partido de Santiago Abascal aunque ni siquiera era necesario para hacerse con la Alcaldía. Sobre las medidas para atajar la violencia machista, Feijóo ha reiterado este lunes en que no se dará un paso atrás, pero desde los territorios se continúa cediendo ante las exigencias de Vox. Es más, la Concejalía de Igualdad en Valladolid se ha eliminado justo hoy, informa Juan Navarro.

El líder del PP ha asegurado, sobre la violencia machista, que su futuro e hipotético Gobierno la convertirá en una “política transversal, prioritaria y alejada del uso partidista”. A 33 días de las elecciones generales, el barómetro de junio de 40dB. para EL PAÍS y la Cadena SER muestra que el bloque de la derecha afianza su ventaja sobre la izquierda. El PP ganaría los comicios con un 33% de estimación de voto y 136 escaños. Si los populares se alían con Vox —como han hecho en la conformación de los ayuntamientos y en la Comunidad Valenciana—, reunirían 174 escaños, dos menos de la mayoría absoluta. Y las exigencias de Abascal pasan por retroceder en la lucha contra la violencia machista.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Virginia Martínez
Es redactora en la sección de España y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en la sección audiovisual hasta verano de 2021. Antes cubrió información local en el diario Granada Hoy. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada y en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_