_
_
_
_
_
Elecciones 28M
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Aragón: el ‘tsunami’ en el Ebro

Es en la letra pequeña del voto rural donde Aragón sigue siendo el Ohio de España. Es decir, el Casandra, el predictor de tendencias generales

Javier Lambán en rueda de prensa tras conocer los resultados de las elecciones.
Javier Lambán en rueda de prensa tras conocer los resultados de las elecciones.JAVIER BELVER (EFE)

No es Aragón tierra de efusiones sentimentales y tampoco lo ha sido su política, caracterizada por una estabilidad previsible, confianzuda y aburrida. Por eso, las derrotas y las victorias casi nunca se visten de melodrama. Unas y otras se asumen, por carácter, con un fatalismo sobrio. Lo que ha ocurrido este 28 de mayo necesita, sin embargo, una puesta en escena más emotiva: la retirada de un presidente, Javier Lambán, que ha tejido uno de los encajes de alianzas más complejos y tupidos de España, y el ascenso de otro, Jorge Azcón, que se presentó a desgana, empujado por Feijóo, y que no tenía grandes expectativas cuando le hicieron levantarse del sillón de alcalde de Zaragoza. Lambán y Azcón, de hecho, formaban una pareja extraña, entendidos en el enfrentamiento. Armonizaban como enemigos, y ambos podrían haber sostenido ese equilibrio de contrarios mucho tiempo si la dirección nacional del PP no hubiera intervenido y si los socios a la izquierda del PSOE hubieran aguantado ese tsunami que también se ha llevado a otros barones y que a Aragón ha llegado sobre un Ebro casi seco.

Los electores no han castigado a Lambán, pues solo ha perdido un escaño. Pese a la pluralidad de fuerzas (tripulaba un cuatripartito con apoyo parlamentario de un quinto partido, Izquierda Unida), era la voz dominante de un gobierno que gestionó la pandemia con eficacia notable y antepuso la defensa de la sanidad pública, destituyendo a una consejera que había soliviantado a los médicos y sustituyéndola por Sira Repollés, una facultativa con prestigio en la profesión. Aunque el sistema se ha deteriorado mucho y las listas de espera y la atención primaria han sufrido, el malestar y la contestación social era mínima. Los conflictos más graves que manejaba Lambán le hacían daño por la izquierda (el último, la polémica medioambiental sobre el proyecto fallido de Canal Roya en el Pirineo). Ha sido la desintegración de sus socios, muy especialmente el Partido Aragonés y Podemos, las responsables de que a Azcón le salgan las cuentas con Vox.

Aragón Existe, aupada en la popularidad de Teruel y de Guitarte, se convierte en la única facción de la plataforma España vaciada que consolida un proyecto político y absorbe el electorado de fuerzas regionalistas y nacionalistas, como el PAR y la Chunta, pero ni siquiera en esta comunidad es suficiente para frenar a Vox, cuya rabia sin discurso sigue siendo mucho más atractiva para esos ciudadanos que se sienten ninguneados, con razones o sin ella. Vox ha superado el 10% del voto en comarcas muy agrícolas y azotadas por el fin del carbón (y en el norte, Aragón Existe no ha logrado superar.

Es en la letra pequeña del voto rural donde Aragón sigue siendo el Ohio de España. Es decir, el Casandra, el predictor de tendencias generales. Vox cabalga sin programa y sin candidatos sobre un territorio cabreado que no se siente interpelado por casi ningún proyecto razonable. Estas elecciones eran una prueba para las plataformas que lideraba Teruel Existe, y se ha confirmado lo que ya se adivinó en las últimas elecciones castellano-leonesas: que les falta capacidad para articular el malestar. Con eso tendrá que bregar Azcón y el resto de candidatos del PP que pacten con Vox.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Sergio del Molino
Es autor, entre otros, de los ensayos 'La España vacía' (2016) y 'Contra la España vacía' (2021). Ha ganado los premios Ojo Crítico y Tigre Juan por 'La hora violeta' (2013) y el Espasa por 'Lugares fuera de sitio' (2018). Entre sus novelas destacan 'La piel' (2020) o 'Lo que a nadie le importa' (2014). Su último libro es 'Un tal González' (2022).

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_