_
_
_
_

La izquierda no despega y el PP afianza su ventaja en Andalucía

La mitad de los votantes populares apoyan un pacto con Vox, según la encuesta de 40dB. para EL PAÍS y la SER

Estimación de voto y escaños

109 escaños atribuidos

Xosé Hermida

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

A la izquierda le quedan siete días y un debate para intentar que el viento role en la carrera electoral andaluza. En lo que va de campaña apenas se ha movido nada en las preferencias del electorado, según la segunda oleada de la encuesta de 40dB. para EL PAÍS y la Cadena SER sobre los comicios del próximo domingo. El PP mantiene una sólida ventaja, que le permitiría sumar más escaños que toda la izquierda junta, y el liderazgo de su candidato, el actual presidente, Juan Manuel Moreno, se refuerza respecto al anterior sondeo de hace tres semanas. La izquierda no despega, mientras Vox apenas nota el empuje de su competidor por la derecha e incluso muestra una inclinación al alza. Todos los datos internos del trabajo demoscópico pueden consultarse en las webs de EL PAÍS y la SER.

El efecto más claro de la campaña que refleja la encuesta de 40dB. es el incremento de la movilización. Hasta un 63% de los andaluces aseguran que irán a votar, lo que supondría seis puntos más que en las anteriores elecciones de 2018, cuando la participación tocó fondo. Ese aumento de la movilización es mayor entre el electorado de izquierdas —13 puntos más que en mayo para la coalición Por Andalucía y seis y medio para el PSOE—, sin que eso se traduzca en ningún cambio sustancial en la correlación de fuerzas. La encuesta se hizo en los seis primeros días de campaña, por lo que recogió los efectos del debate entre los candidatos en TVE, cuya segunda vuelta será este lunes en Canal Sur.

El reparto de escaños calculado por 40dB. no ha variado del resultante hace tres semanas: 48 para el PP (22 más de los que tiene ahora y a 7 de la mayoría absoluta), 33 para el PSOE (los mismos que tiene), 18 para Vox (6 más), 7 para Por Andalucía y 3 para Adelante Andalucía (estos dos últimos habían sumado 17 hace cuatro años, cuando comparecieron juntos). Ciudadanos ha experimentado una cierta mejoría con el comienzo de la campaña —avanza ocho décimas—, que de momento no le sirve para mantener ninguno de sus 21 escaños en el Parlamento saliente.

La pugna electoral no ha desgastado en nada al PP, más bien al revés. Gana dos décimas desde mayo (se sitúa en el 36,7%, 11 puntos más que el PSOE) y parece surtir efecto su campaña presidencialista, porque Moreno sigue ganando aceptación: es el preferido por el 38,4% del electorado, casi dos puntos más que en mayo. El PP se presenta como la formación que más votantes retiene, se lleva el 45% de los de Ciudadanos, recupera el 16% de los de Vox y llega a arrebatar al PSOE cerca del 11%. En las simpatías por partidos del electorado andaluz, populares y socialistas siguen en empate técnico, aunque, a diferencia de mayo, ahora con una estrecha ventaja de los primeros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

La izquierda no cesa de repetir que solo una gran movilización podrá frenar a la derecha. La detectada hasta ahora por 40dB. resulta insuficiente para revertir las fuerzas. El sondeo revela un importante aumento en el conocimiento de los candidatos que partían de peores cifras en ese punto, el socialista Juan Espadas y la líder de Por Andalucía, Inmaculada Nieto. Los que dicen que votarán a esta última formación son los que con más certeza aseguran también que acudirán a las urnas, un 85%, por delante de los partidos de la derecha. Y, pese a todo, la izquierda no solo no mejora sus resultados, sino que muestra una cierta caída respecto a mayo, sobre todo justamente Por Andalucía

El PSOE tampoco ha mejorado en las tres últimas semanas. Se deja dos décimas y ni siquiera igualaría el resultado de 2018, aunque pudiese mantener sus 33 escaños. La fidelidad de sus votantes es muy baja (60%), sin llegar a la catástrofe de Ciudadanos: la candidatura que encabeza el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, retiene a menos de uno de cada cinco votantes de hace cuatro años. Hay un porcentaje mayor de indecisos entre los que apoyaron en 2018 a la formación liberal (12%), así como al PSOE (casi 10%) y a Adelante Andalucía (un 8,2%, ahora desgajada en dos), que en los que entonces depositaron su papeleta por PP y Vox (en torno al 4% en ambos casos).

La extrema derecha gana medio punto desde mayo y su candidata, Macarena Olona, mejora ligeramente en aceptación, pese a su controvertida campaña. La encuesta revela una importante penetración de Vox en los sectores sociales que dicen pasar más apuros económicos. Es, por ejemplo, la primera fuerza en intención directa de voto entre los que confiesan que han tenido que endeudarse.

Para la izquierda de la izquierda las noticias son peores. Por Andalucía, la confluencia de IU, Podemos y Más País, retrocede nueve décimas en tres semanas, y Adelante Andalucía, la formación regionalista de Teresa Rodríguez, otras siete. El electorado de 2018, cuando concurrieron juntos, se lo reparten entre Por Andalucía (44%), Adelante Andalucía (28%) y PSOE (8%).

Juan Manuel Moreno insiste en su voluntad de no pactar con Vox, una posibilidad que no suscita unanimidad entre su electorado, aunque sí una inclinación muy clara. Más de la mitad (54%) apoyaría un acuerdo con la extrema derecha, frente a una cuarta parte (26%) que preferiría un entendimiento con el PSOE. En el caso de los votantes de Vox, el apoyo a una entente de toda la derecha es prácticamente total: el 94%.

En el conjunto de los andaluces, el grupo de quienes desearían un Gobierno de izquierdas (30,6%) supera al de quienes apuestan por el pacto PP-Vox (27,6%). Un hipotético acuerdo entre PP y PSOE solo tendría el respaldo del 16,7% del electorado socialista, que en un 76% se decanta por la coalición de izquierdas, porcentaje que sube hasta alrededor del 90% entre los votantes de Inmaculada Nieto y Teresa Rodríguez.


Sobre la firma

Xosé Hermida
Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_