_
_
_
_

El fuego destruye una aldea de Teruel, pero la humedad de la tarde contiene su avance

Los tres vecinos de La García, en el municipio de San Agustín, habían sido desalojados cuando llegaron las llamas a sus casas. Las tareas de extinción mantienen la afección en 4.000 hectáreas

La aldea de La García, del municipio de San Agustín, pasto del fuego el pasado viernes sobre el mediodía.Foto: Mònica Torres | Vídeo: Europa Press
Ferran Bono
Barracas (Castellón) -

El incendio forestal declarado el jueves en la población castellonense de Villanueva de Viver ha arrasado unas 4.000 hectáreas de masa forestal, sobre todo, y también la pequeña aldea turolense de La García. Las tres personas que viven habitualmente en esta zona, situada a varios kilómetros del núcleo principal del municipio de San Agustín al que pertenece, fueron desalojadas, por lo que no se ha habido que lamentar ninguna desgracia personal. Las ocho viviendas del “barrio”, como llaman en el pueblo a los 35 núcleos poblacionales dispersos por las montañas, han quedado en su mayor parte destruidas, según la información que tiene el alcalde, Daniel Riera.

Varios vecinos suelen pasar largas temporadas también en la aldea, además de los tres residentes permanentes, apunta el alcalde. Las casas estaban siendo pasto de las llamas el pasado viernes al mediodía, como recoge la fotografía de este periódico. Son las primeras viviendas no abandonadas devoradas por el fuego, en el primer gran incendio del año en España, detectado tres días después del inicio de la primavera.

“La García está ubicada en un sitio muy bonito, rodeada de montañas y bosques”, comentaba este sábado el alcalde. Se han evacuado las aldeas o barrios de San Agustín de El Caballero, Los Peiros y Más de los Pastores, además de la afectada. En total, han sido desalojados 12 vecinos en San Agustín, pero otros 200 han tenido que abandonar sus casas en la parte aragonesa afectada por el incendio y 1.500 en la parte castellonense. Daniel Riera, del partido regionalista PAR, dice estar “un poco temeroso” y preocupado por el cambio del viento de este sábado que ha virado hacia el sur, es decir, hacia el frente de Teruel y el fuerte calor previsto Sin embargo, los peores augurios de las 14 horas de este sábado no se han cumplido a lo largo de la tarde.

Las tareas de extinción del incendio han avanzado de manera “muy positiva” después de que la evolución climatológica de este sábado haya sido una “aliada” para los efectivos desplegados. Unos 700 medios entre terrestres y aéreos se han sido “favorecidos” por una carga de humedad que ha alcanzado en algunos momentos el 70% y el viento de Levante y no del sur, como estaba previsto, según ha detallado sobre las 20.30 horas el secretario autonómico de Seguridad y Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, en declaraciones a los medios de comunicación en el Puesto de Mando Avanzado (PMA), ubicado en Barracas.

De esta forma, esta jornada termina “igual” que se comenzó, sin un avance de la huella del incendio, que afecta a alrededor de 4.000 hectáreas de superficie en un perímetro de entre 35 y 40 kilómetros, al tiempo que permite a los efectivos trabajar en los puntos “más complejos” para “reducir el factor riesgo” en los mismos. No obstante, el dirigente no ha ocultado su temor a las previsiones del domingo, ya que se un viento de poniente, que puede alcanzar rachas de 40 y 45 km/h, acompañado de un ascenso de las temperaturas y reducción de la humedad, que, en palabras del secretario autonómico, “supondrá una fórmula muy compleja y complicada” para los trabajos de extinción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ángel ha apuntado que en la zona norte, limítrofe con la provincia de Teruel, el incendio presenta una evolución “muy muy positiva”. Por su parte, el área del embalse es un “lugar muy inaccesible” en el que se ha estado trabajando durante este sábado con los medios aéreos, que han realizado más de 200 descargas de agua “muy selectivas y precisas” para “reducir la imagen de la llama y, al mismo tiempo, lanzar retardante y agua”. A pesar de los avances, ha señalado que “todavía existe cierta preocupación” por el incendio en esta zona.

Respecto a la carretera CV-195, que une las localidades de Montán y Montanejos, los efectivos han conseguido mantener el perímetro del fuego “estabilizado” durante esta pasada noche y evitar “poner en peligro el parque natural de la Sierra de Espadán”. Hasta ahora el fuego no afecta a ningún paraje natural, aunque sí a terrenos de la red natura 2000.

Sobre las 13 horas, los presidentes de la Comunidad Valenciana y de Aragón, los socialistas Ximo Puig y Javier Lambán, habían advertido de la “gran voracidad” del fuego y calificaron “la situación de muy compleja” por las condiciones climatológicas.

“Ante la situación de sequía y crisis climática, con estos incendios de nueva generación estamos en la tormenta perfecta”, dijo Puig. Respecto a las posibles causas del incendio, se ha negado a “incorporar mayor confusión”, y defendió que la Guardia Civil “está haciendo su trabajo con rigor como siempre y, en el momento oportuno, serán las autoridades correspondientes quienes informarán”. La Guardia Civil está investigando si las chispas generadas en una máquina desbrozadora empleada por una brigada de limpieza forestal de una senda en Villanueva de Viver fueron el origen del siniestro. Es la principal hipótesis. Uno de los trabajadores llamó al 112 para advertir del inicio del fuego que no se pudo sofocar en un primer momento. Hay cuatro trabajadores investigados. Se dilucida también si los afectados cumplían con el protocolo para trabajar en el monte con la alerta dos declarada.

Además, este sábado se han visto varios Tedax de la Guardia Civil por el Puesto de Mando Avanzado. Los expertos en la desactivación de artefactos explosivos están controlando la posibilidad de que el fuego explosione bombas o armamento de la Guerra Civil que aún están dispersos por las montañas, según han confirmado fuentes del instituto armado. Esta zona formaba parte de la amplia línea de defensa republicana XYZ, que transcurría desde el mar, La Llosa, hasta el interior, Santa Cruz de Moya (Cuenca), pasando por Castellón y Teruel.

Los montes están repletos de masa forestal acumulada a través del tiempo, de árboles y ramas caídas en la gran nevada de 2017. Se han alzado algunas críticas por la falta de limpieza de los montes, lo que ha facilitado la rápida extensión del fuego y potenciado la magnitud del mismo. Fuentes de la Consejería de Transición Ecológica aseguran, no obstante, que se están llevando a cabo numerosos trabajos en este sentido.

Por su parte, Javier Lambán garantizó que los operativos aragoneses se sentirán igual de concernidos con las labores de extinción, con independencia de si la virulencia es mayor en la parte de Teruel o en la valenciana. “No estamos habituados a este tipo de incendios, que en un momento determinado llegan a ser absolutamente incontrolables, y todavía estamos menos acostumbrados a que se produzcan en el mes de marzo”, comentó


En cuanto al operativo, el departamento de bomberos de la Diputación de Castellón continúa dirigiendo las tareas de extinción, con cerca de 700 efectivos de diferentes administraciones, incluidos los bomberos de la Diputación de Castellón, los bomberos de los consorcios provinciales de Alicante y Valencia, del Ayuntamiento de Castellón y Valencia, bomberos forestales de la Generalitat, el Gobierno de Aragón, el de Murcia, Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid, con el apoyo de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) del Ministerio.

Columnas de humo provocadas por el incendio a primera hora de este sábado en Villanueva de Viver, cerca de la aldea de los Peiros.Foto: EFE | Vídeo: Europa Press



Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ferran Bono
Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_