_
_
_
_

El incendio de Castellón amenaza el parque natural de Sierra de Espadán al superar un barranco

El combustible en forma de leña seca y la escasa humedad alimentan las llamas, que ya han arrasado 4.000 hectáreas en una zona de gran riqueza forestal muy despoblada

Columna de humo del incendio en Villanueva de Viver (Castellón), este viernesFoto: Mònica Torres | Vídeo: Europa Press
Ferran Bono Agencias
Barracas / Valencia -

La situación del incendio forestal que se inició este jueves en el término de Villanueva de Viver (Castellón) es “crítica” al haber pasado a un barranco de difícil acceso, donde por la tarde “ha cogido muchísima fuerza”, según ha explicado la consellera de Justicia de la Comunidad Valenciana, Gabriela Bravo. Los medios aéreos han tenido que retirarse pasadas las siete de la tarde, después de estar trabajando en la zona para intentar que las llamas no avancen hacia al parque natural de la Sierra de Espadán, en el flanco derecho. El fuego ya ha arrasado más de 4.000 hectáreas.

Bravo ha informado a primera hora de la noche desde el Puesto de Mando Avanzado (PMA) de la evolución del incendio, después del último vuelo de reconocimiento que se ha realizado con el fin de examinar la situación para trabajar en la estrategia para actuar en las próximas horas. “El fuego ha avanzado a lo largo de la tarde más rápido de lo esperado”, ha detallado Bravo.

Según ha explicado, las llamas siguen avanzando por el flanco derecho y han llegado a la carretera dirección a Montanejos. “Hemos tenido que retirar a medios terrestres porque había un grave riesgo para la vida de los bomberos”, ha asegurado Bravo. “La estrategia que tenían prevista para frenar el fuego antes de que llegara a la carretera no ha sido posible”. Por la noche van a seguir trabajando todos los medios terrestres para intentar evitar que las llamas alcancen las poblaciones cercanas y está previsto que mañana a primera hora vuelvan a trabajar desde el aire.

Se han ampliado los medios terrestres con refuerzos procedentes de Murcia —que también ha facilitado un medio aéreo—, de los consorcios provinciales de Castellón y Alicante y de los ayuntamientos de Castelló y València, que han posibilitado que más de 500 personas trabajen sobre el terreno.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Hay que ser prudentes porque el fuego sigue avanzando; tenemos ese flanco derecho que pone en riesgo la Sierra de Espadán y no puedo avanzar mucho más”, ha señalado la consejera. Bravo ha afirmado que la situación del incendio “sigue siendo crítica”. La consejera ha informado, además, de que en este momento no se contemplan nuevas evacuaciones, aunque no se descartan si el incendio ampliara el frente y pudiera poner en riesgo otras poblaciones. Respecto a las personas evacuadas por el incendio, unas 1.500 según los últimos datos, ha señalado que van a tener que estar fuera de sus casas las próximas 24 o 48 horas como medida preventiva. “Son situaciones difíciles pero tenemos que tomar medida para proteger vida de las personas”, ha manifestado.

Un avión sobrevuela uno de los frentes, en una imagen tomada desde la aldea desalojada de Los Peiros. Foto: Mònica Torres | Vídeo: Europa Press

Por último, ha informado de que esta noche se realizarán vuelos con drones y medios terrestres vigilarán la zona del incendio que se encuentra más controlada, que es la que linda con Aragón y donde se inició el fuego, en Villanueva de Viver, para asegurar que no se vuelva a activar la llama.

Cerca de 430 efectivos pasaron la noche del jueves luchando sobre el terreno contra las llamas, intentando contener la voracidad del incendio. El intenso humo complicó las labores de extinción en una zona, además, muy escarpada y con un perímetro afectado por el fuego muy amplio.

La gran masa forestal acumulada, convertida parte de ella en leña seca por la falta de humedad y lluvia, es el combustible que alimenta unas llamas que han obligado a desalojar una decena de poblaciones y pedanías. Los últimos municipios evacuados son Montán y Arañuel, que se suman a los de Villanueva de Viver, Fuente la Reina, Montanejos, Puebla de Arenoso (y sus pedanías Los Cantos, Los Calpes y La Monzona), todos ellos en el interior de Castellón. En la vecina provincia de Teruel también se han evacuado por prevención las localidades de Olba y pequeños núcleos de San Agustín.

En total, cerca de 1.500 personas, la mayoría de avanzada edad, han sido desalojadas en una zona marcada por la despoblación y la gran riqueza forestal. Cruz Roja ha montado un albergue en Segorbe, que acoge a la mayoría de vecinos, y otro en Onda, ambas localidades en Castellón. El origen del fuego se detectó en el barranco de Sentenal, en Villanueva de Viver, no muy lejos de la autovía Mudéjar que une la Comunidad Valenciana y Aragón y de la divisoria que separa las provincias de Castellón y Teruel.

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, ha mostrado su preocupación por la evolución de los incendios activos con un mensaje a través de las redes sociales. “Y estamos en marzo”, ha incidido, sobre la prontitud con la que se están produciendo grandes fuegos este año. La Guardia Civil ha facilitado imágenes de algunos de los desalojos, entre ellos, el de una residencia geriátrica.

Los aviones se tuvieron que retirar el jueves al anochecer por la falta de visibilidad. Estos efectivos son clave para intentar estabilizar las llamas este viernes. El terreno es muy abrupto y el fuego discurre por lugares de muy difícil acceso. A primera hora de este viernes, ya se incroporaron 18 medios aéreos.

En la población de Barracas se ha instalado el Puesto de Mando Avanzado (PMA), que visitó a las diez de la noche del jueves el presidente de la Generalitat Valenciana. Ximo Puig destacó la voracidad del inicio de este incendio que se ha adelantado al verano, periodo habitual de este tipo de siniestros por el intenso calor, al originarse dos días después de entrar la primavera. Puig señaló que ha priorizado la seguridad de los vecinos y también de los bomberos, lo que explica el desalojo preventivo con el fin de evitar la tensión añadida de una evacuación en horario nocturno.

Puig también hizo referencia a la sequía que sufre la Comunidad Valenciana y la gran cantidad de material combustible que hay en los bosques. Precisó que no hay ninguna actividad de ganadería u otro tipo y el acceso es difícil. E incidió en plantear la lucha contra los incendios como un asunto de carácter anual y permanente y no estacional, ya que ha habido conatos en el territorio valenciano en los últimos meses, aunque “no con esta dimensión”. El cambio climático tiene una de sus expresiones más llamativas y devastadoras en la virulencia y extensión de los incendios.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indicó el jueves que las “condiciones meteorológicas desfavorables, sobre todo teniendo en cuenta la fecha del año tan temprana, han propiciado la rápida propagación” del fuego iniciado en Villanueva de Viver. A las 15.00 “había viento del sur y suroeste, humedad relativa inferior al 30% y casi 25º de temperatura”.

Una imagen del incendio durante la noche.
Una imagen del incendio durante la noche.CONSORCIO PROVINCIAL DE BOMBERO DE CASTELLÓ

Una primera hipótesis apuntaba a que la causa del incendio podría ser un problema en la maquinaria empleada en las labores de limpieza del monte, pero de momento no se ha confirmado este extremo. En este sentido, Salvador Almenar, director general de Interior del Gobierno valenciano, afirmó el jueves que se desconocen de momento las posibles causas. La Consejería de Medio Ambiente y la Guardia Civil se encargan de la investigación. La gran columna de humo se podía ver el jueves ver desde muchos kilómetros a la redonda.

La zona, con alto riesgo de despoblación, tiene en el turismo natural un gran aliciente ya que sus rutas de montaña, sus paisajes y, especialmente, el turismo termal en Montanejos son un gran reclamo de visitantes. La Fuente de los Baños de este municipio recibe cada verano a miles de visitantes que se alojan en la amplia oferta hotelera y de turismo rural de la zona, y también disfrutan de la gastronomía local en sus numerosos bares y restaurantes.

El embalse de Arenoso, enclavado entre Puebla de Arenoso y Montanejos, está sirviendo de punto de recarga de agua para los medios aéreos que trabajan en la zona. Según la DGT, están cortadas tres carreteras a causa del incendio y del humo del mismo. Estas son la CV-207 desde Puebla de Arenoso a Barracas; la CV-20 desde Montanejos a La Monzona y la A-23 a la altura de Las Ventas (Teruel).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_