Cerca de 25.000 empleos directos están pendientes de la negociación de Ford Almussafes

El sindicato UGT, mayoritario en la factoría valenciana, viajará a Colonia para presentar a la multinacional su propuesta de acuerdo para la electrificación

Interior de la fábrica que Ford tiene en Almussafes, Valencia.
Interior de la fábrica que Ford tiene en Almussafes, Valencia.David Ramos

El sindicato UGT, mayoritario en el comité de empresa de la factoría de Ford España en la localidad valenciana de Almussafes, ha anunciado que se reunirá el próximo jueves en Colonia (Alemania) con la dirección de la multinacional en Europa para presentar su propuesta de acuerdo y conseguir un pacto por la electrificación para la fábrica valenciana. El anuncio se produce a dos días de que se cierre el plazo para que la fábrica valenciana presente una propuesta a la firma que asegure la producción de modelos eléctricos desde 2025 y solo unas horas después de que la Asociación Valenciana de la Industria de la Automoción (AVIA) haya pedido el apoyo “unánime y firme” de las Administraciones central y autonómica al sector del automóvil y a Almussafes.

En concreto, el clúster valenciano de la automoción pide que “se apoye y se trabaje por mantener la factoría de Ford España”. Cerca de 25.000 empleos directos, calcula la asociación, están pendientes de la negociación que la compañía y los sindicatos mantienen desde hace semanas para conseguir los nuevos modelos electrificados que la multinacional tiene previsto fabricar en Europa y que podrían asegurar la continuidad de la planta española durante otros 15 años.

La dirección de la factoría y los sindicatos con representación en Almussafes abrieron en octubre una mesa de negociación para atraer a la planta valenciana inversiones de modelos de vehículos electrificados que aseguren la carga de trabajo futura. La compañía automovilística Ford aborda desde 2018 el rediseño de su negocio en Europa, con una apuesta por fabricar menos modelos que ahora pero eléctricos.

En un vídeo difundido entre los trabajadores de la planta valenciana, el sindicato UGT ha anunciado por la tarde que Colonia ha atendido su petición y el sindicato viajará hasta allí con una propuesta, para “poner en valor la planta de Almussafes”, con la esperanza de poder anunciar un principio de acuerdo que cierre “la negociación más dura en la historia de la fábrica”. “No tengáis ninguna duda de que el futuro está en juego”, ha advertido el sindicato a la plantilla.

UGT Almussafes trabaja con una propuesta de acuerdo a cuatro o cinco años vista. En materia salarial está dispuesto a “hablar de contención salarial siempre y cuando se recupere más tarde la senda del IPC”. También plantean medidas de flexibilidad condicionadas a la adjudicación de los futuros vehículos eléctricos, que no entrarían en vigor hasta 2025, así como avanzar en la flexibilidad de la jornada laboral y la petición de establecer una plataforma donde se tenga en cuenta la retribución flexible”.

En estos términos, UGT espera llegar a un principio de acuerdo y poder anunciarlo “lo antes posible”. “De no conseguir el objetivo, muy posiblemente nos veremos en un problema para el que no habrá solución”, advierte UGT.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Reuniones desde octubre

La dirección local de la multinacional y la representación sindical de Almussafes acordaron el pasado mes de octubre reunirse periódicamente para negociar y trazar una estrategia que garantice el futuro de la planta valenciana en un escenario de reestructuración de todas las plantas que la multinacional del óvalo tiene repartidas por Europa.

En esta negociación, la Asociación Valenciana de la Industria de la Automoción reconoce que “echamos de menos que, desde la Administración autonómica e, incluso, nacional, se apoye y se trabaje para mantener una factoría de la que dependen numerosas empresas y empleos en toda la Comunidad Valenciana. Actualmente, representamos el 9% del empleo industrial, un empleo altamente cualificado que permite a la valenciana ser una región industrial puntera”

Según el clúster, los 25.000 empleos directos pertenecen a empresas auxiliares, “cuyo futuro también depende de alguna manera de la decisión de los propios empleados de Ford Almussafes”. Son la plantilla de las 116 empresas que pertenecen a AVIA y que trabajan directamente para Ford o de pymes que tienen de un 20 a un 80% de su producción vinculada a la fábrica.

Para la gerente de AVIA, Elena Lluch “el acuerdo al que lleguen en Ford, la empresa y los sindicatos, tiene consecuencias directas sobre el resto de empresas. Esta negociación, que busca optimizar la productividad de la planta, puede ser determinante para que la multinacional mantenga la planta productiva en Valencia, o, en su proceso de reestructuración, elija la planta alemana de Saarlouis. De esta decisión dependen los próximos 15 años del sector”.

Lluch reconoce que las empresas proveedoras no tienen ninguna capacidad de influencia en estas negociaciones, pero “lamentaríamos mucho, especialmente por la pérdida de empleos que se puede dar, que no se agoten todas las posibilidades de negociación para que la planta de Ford Almussafes siga estando en la lista de la multinacional como una de las plantas más productivas, optimizadas y flexibles”.

Fuentes de AVIA quieren recordar que la industrialización de la Comunidad Valenciana experimentó un fuerte impulso con la llegada de la factoría y una modernización de todo el tejido industrial.

Sobre la firma

C. Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS