El choque de trenes de cercanías en Barcelona reactiva las quejas de la Generalitat por la falta de inversiones

Aragonès dice que “llueve sobre mojado”, mientras que la ministra Sánchez demanda aislar el accidente del resto de incidencias de Rodalies

Estado en el que han quedado los dos trenes que han colisionado este miércoles en Montcada i Reixac. Foto: Albert Garcia | Vídeo: EPV

“Llueve sobre mojado. Hay retrasos, falta de inversión...”. De esa forma ha reaccionado este miércoles el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, al choque entre dos trenes en la estación de Montcada i Reixac-Manresa, la enésima incidencia en el servicio de corta y media distancia de Cataluña, que ha acabado con un balance de 155 heridos, la mayor parte leves. La Generalitat, titular del servicio de Rodalies protagonista del incidente, ha abierto un expediente informativo a la operadora Renfe y ha denunciado que la línea R4 donde se ha producido el impacto, que no es de las más conflictivas de la red de Barcelona, acumula seis procesos de ese tipo en la última década por accidentes graves, dos de ellos con víctimas mortales.

El estado de salud de la red ferroviaria de corta distancia que prestan Adif (encargada de la infraestructura fija) y Renfe (responsable de los trenes) es uno de los principales caballos de batalla entre los gobiernos de la Generalitat y del Estado. El ejecutivo autonómico reclama completar el traspaso del servicio estrenado en 2010 (que le dota del control y de la fijación de horarios) para tener más capacidad de decisión y pasar página a lo que consideran un largo periodo de tiempo de incumplimientos de inversiones para modernizar los trazados existentes. Incluso fue objeto de la negociación para que ERC y Junts respaldaran los presupuestos de Pedro Sánchez para este año, aunque la fórmula para hacerlo no ha acabado nunca cristalizando pese a que tuvo también su protagonismo en el último debate autonómico de Política General.

De hecho, esa falta de dedicación de inversiones en materia ferroviaria es la que subyace cuando se denuncia el déficit de inversiones del Estado en Cataluña. En los últimos cuatro años solo se ha invertido en la comunidad un 53% de lo presupuestado.

La alcaldesa de Montcada, Laura Campos (Catalunya en Comú), ha reclamado que justamente la estación en la que se ha producido el accidente es una de los 29 apeaderos de la red que están a la espera de una remodelación. “Llevamos muchísimo tiempo detrás de Renfe para remodelar esta estación”, ha afirmado. La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha pedido “no mezclar” el accidente de Montcada con las repetidas incidencias que sufre la red catalana de Cercanías: “Lo que se ha producido hoy es un accidente, una colisión, un episodio puntual que nada tiene que ver con todas las inversiones y obras que estamos haciendo en toda España, pero especialmente en Cataluña, para mejorar el servicio”.

El mapa ferroviario catalán en general y Rodalies en particular fueron, por ejemplo, dos de las materias donde los Presupuestos Generales del Estado para este año se enfocaron más, con obras previstas en la línea 3 (la que más tensionada está por la falta de desdoblamiento de vías) y en estaciones como Sant Andreu Comtal, L’Hospitalet de Llobregat (ambas en la provincia de Barcelona), o la reivindicada lanzadera hasta el aeropuerto, cuya construcción ya se encuentra en su fase final. El problema, como en el pasado, sigue siendo la ejecución. Hasta junio el Estado solo había invertido el 16% de lo comprometido en los presupuestos en todas las áreas.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS