Un choque de trenes en Montcada se salda con 155 heridos: “La gente se ha caído de los asientos”

Las investigaciones apuntan a un posible error humano como causa del impacto entre dos trenes que transportaban a 1.300 personas

Servicios sanitarios atienden a heridos en el choque.Foto: ALBERT GARCIA GALLEGO | Vídeo: EFE

El choque de dos trenes de Rodalies de Renfe en la estación de Montcada i Reixac-Manresa (Barcelona) se ha saldado este miércoles con 155 pasajeros con lesiones leves, de los que 39 han tenido que ser atendidos en centros sanitarios. Eran las 7.50 de la mañana cuando un tren que salía de una curva con escasa visibilidad ha encalzado a otro que estaba detenido. Pese a que el tren circulaba a escasa velocidad no ha tenido tiempo de frenar completamente antes del impacto. Los Mossos d’Esquadra investigan los hechos, aunque diferentes fuentes consultadas por este diario apuntaban a un posible error humano como causa de la colisión. A última hora de la tarde los 39 heridos atendidos en centros sanitarios habían sido dados de alta.

Los dos trenes transportaban a un total de 1.300 pasajeros cerca de la hora punta en un tren de la línea R4 del servicio ferroviario de corta distancia, aunque el accidente ha obligado primero a paralizar hasta tres líneas (además de la que cubrían los dos trenes, la R7 y la R12), lo que ha agravado la afectación total hasta una treintena de trenes. El choque ha reabierto las quejas de la Generalitat por la falta de inversión en la infraestructura ferroviaria de Cataluña. El Departamento de Territorio, titular del servicio de Rodalies que presta Renfe, ha señalado que desde 2008 está pendiente de cumplir una inversión con la que se pretende mejorar el servicio de señalización entre los trenes (a través del sistema ERTMS de nivel 2), de forma que se puedan geolocalizar y que los maquinistas puedan conocer la proximidad de algún otro convoy.

La Generalitat ha abierto un expediente informativo para conocer las causas del accidente y ha anunciado que en la última década ha abierto ya seis procesos similares por accidentes graves en la línea R4, que une Manresa y Sant Vicenç de Calders atravesando Barcelona, aunque nunca ha acabado imponiendo una sanción a Renfe. En noviembre de 2018 falleció una persona y otras 49 resultaron heridas a causa de un desprendimiento en un talud a causa de fuertes lluvias en Vacarisses. Unos meses después, una maquinista murió tras un choque frontal de dos convoyes entre las estaciones de Manresa y Sant Vicenç de Castellet, cerca del lugar donde hoy se ha producido el alcance.

“Esperábamos el tren y hemos oído un choque, el tren parado se ha movido dos metros y ha parado. Mucha gente se ha caído por el impacto porque el tren iba muy lleno”, ha explicado un testigo, Pol Viñas, en Ser Catalunya. Joshua Rodríguez, presente en el accidente, se desplaza habitualmente en la R4 desde Sabadell para ir a clase de Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad Pompeu Fabra. Cuando el tren se ha detenido en Montcada pensaba que seguiría con normalidad su trayecto a Barcelona: “Se queda parado unos minutos y luego continúa. Pero esta vez, de repente, ha habido un impacto y todos nos hemos sobresaltado”. El vagón de Rodríguez estaba en la otra punta de la colisión, en la parte delantera del tren: “Se ha notado. La gente se ha caído de los asientos, otros se han dado golpes en la pared”. El estudiante ha llegado en un autobús de lanzadera a la universidad con hora y media de retraso.

Tras los primeros momentos de miedo y desconcierto, la mayoría de los pasajeros, incluidos los lesionados, ha abandonado los trenes por su propio pie. Muchos de ellos han salido del recinto ferroviario cubiertos con mantas térmicas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, se ha desplazado a Montcada sobre las 11.30 para agradecer la “rápida actuación de todos los servicios de emergencias y del personal de ADIF”. Ha detallado que “la policía judicial se ha trasladado para tomar declaraciones” y que “se están analizando los motivos de la colisión”. Preguntada por las frecuentes quejas de los usuarios de la red de trenes catalana, gestionada entre ADIF y Renfe, Sánchez ha pedido “no mezclar este episodio puntual, que nada tiene que ver con todas las inversiones que estamos realizando en toda España, especialmente en Cataluña, para mejorar el servicio”. Tras años sin ejecuciones, este año se han puesto 3.000 millones de euros sobre el paisaje ferroviario catalán, entre presupuesto estatal y autonómico, que se comienzan a materializarse en toda la red a lo largo de Rodalies, Metro de Barcelona y Ferrocarriles de la Generalitat.

Renfe ha activado el protocolo establecido para este tipo de incidentes con la colaboración de Protección Civil y el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM), que ha trasladado 23 unidades al lugar. Protecció Civil ha activado el plan de emergencias ferroviarias de Catalunya (Ferrocat) en fase de alerta y Renfe ha explicado que las causas del accidente se están investigando. Mossos d’Esquadra se encargará de las pesquisas para determinar qué falló para que se produjera el choque.

Aspecto de los trenes implicados en la colisión, este miércoles.
Aspecto de los trenes implicados en la colisión, este miércoles.Albert Garcia Gallego

Los continuos incidentes en la red de corta distancia de Renfe en Barcelona son una de las reclamaciones persistentes de las administraciones catalanas a los sucesivos gobiernos centrales, a los que acusan de no haber realizado las inversiones necesarias para renovar la red en las últimas décadas. Entre los últimos problemas se encuentra el que el pasado mes de setiembre, en plena hora punta del servicio, acabó inutilizando toda la red de corta y media distancia por una avería en el centro de Control de Tráfico Centralizado (CTC) de la estación de Francia.

Tras el accidente, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha exigido “todas las explicaciones de Renfe, Adif y el Gobierno español” y ha advertido de que “mejorar el servicio en Cataluña es urgente e inaplazable”. El Departamento de Territorio de la Generalitat ha anunciado este miércoles que ha abierto un expediente informativo a Renfe para conocer las causas del incidente, aparte de reclamar “una reunión bilateral con el Estado” para avanzar en el traspaso de competencias ferroviarias a la Comunidad. También ha denunciado en el comunicado que la R4 no ha incorporado el sistema de gestión de tráfico ferroviario “ERTMS nivel 2″, una herramienta para mejorar la seguridad vial pendiente de aplicarse en el plan de Rodalies 2008-2015.

Junts ha vuelto a reivindicar el traspaso de Rodalies al inscribirlo en la falta de inversión crónica del Estado. “Lo reclamamos para tener un servicio eficiente y de calidad”, ha afirmado Albert Batet, presidente del grupo parlamentario de Junts. El diputado ha sostenido que “llueve sobre mojado” por la desinversión y la falta de cumplimientos de los compromisos en la ejecución de las obras. “Eso demuestra que los diferentes Gobiernos no han tenido ganas de solucionarlo”, ha afirmado exponiendo dos cifras que, a su juicio, son elocuentes: que el Estado no ha construido ni un solo kilómetro de vía en los últimos 25 años y que Adif ejecutó en 2021 el 24% de la inversión presupuestada frente al 153% en Madrid.

La queja de Junts ha sido encajada por el PSC casi como una falta de lealtad institucional. En un acto en Sant Boi, Salvador Illa, líder del PSC, ha afirmado que la ministra Sánchez ha ido a Montcada a “dar la cara”, que hay una inversión en la estación para mejorar la infraestructura y que los socialistas siempre se ponen al lado de cualquier Administración cuando hay un accidente. “Hay gente que cree que de una forma casi mágica no hay accidentes”, ha dicho en alusión al siniestro saldado con una víctima moral en Sant Boi en septiembre en un convoy en la red de Ferrocarrils de la Generalitat. Illa ha aclarado de que no tiene ningún inconveniente en que se materialice el traspaso, pero ha pedido “colaboración y cooperación”. “Un responsable político lo que tiene que hacer es ponerse al lado para solucionar la situación Y no hurgar, hurgar, hurgar. Eso lo sabemos hacer todos”, ha dicho visiblemente enojado. “A ver si aprendemos que cuando hay un accidente lo primero que hay que hacer es ponerse al lado para arreglar las cosas”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS