El cine catalán pierde terreno en España pese al éxito de ‘Alcarràs’, que aporta un tercio de los espectadores

Un estudio elaborado por entidades catalanas determina que el peso de Cataluña en la producción cinematográfica española ha caído un 18 % desde 2010

Alcarràs, el segundo largometraje de Carla Simón, ha aportado un tercio de los espectadores del cine español en lo que va de 2022, según un estudio presentado este jueves en Barcelona en la Academia del Cine catalán. El peso de Cataluña en la producción cinematográfica española ha retrocedido desde el 48 % en 2010 hasta el 30 % registrado en 2021, agrega el informe impulsado por la propia Academia catalana, además del Observatorio de la Producción Audiovisual (Universidad Pompeu Fabra) y Productores Audiovisuales de Cataluña (PAC). Durante la conferencia de prensa donde se presentó el documento, también se entregó el 9º Premio Pepón Coromina, que fue otorgado a los Cines Girona, entre otros motivos por “mantener vivo el cine de barrio y convertirlo en un espacio diverso y acogedor”.

El informe pone cifras al fenómeno Alcarràs, que obtuvo recientemente el prestigioso Oso de Oro de la Berlinale (uno de los cuatro festivales más importantes junto con el de San Sebastián, Cannes y Venecia). Durante el primer semestre de 2022 se han calificado 23 películas catalanas sobre un total de 127 en España, describe el estudio. De estas se han estrenado nueve, que han conseguido 322.376 espectadores, un 36,41% del total. La película de Carla Simón ha sido la más taquillera. Según los datos facilitados por la Academia catalana, ocho de cada nueve espectadores de cine catalán de 2022 los ha proporcionado Alcarràs. En el conjunto de España, esto representa un tercio de los espectadores que ha ido a ver una película española en lo que va de año.

El objetivo del estudio realizado por Reinald Besalú, Joan Maria Corbella y Carles José Solsona es establecer una radiografía de la producción del cine en catalán durante la última década. En este sentido, el documento expone que la caída de 18 puntos durante la última década certifica la “pérdida del peso específico de la industria cinematográfica catalana respecto al conjunto de la española”. El sector audiovisual catalán está “fuertemente” atomizado, agrega el estudio, una característica común a la mayoría de países europeos: el 82% de productoras involucradas en la producción de largometrajes calificados en 2021 lo son de una sola película; 12 productoras participaron en dos películas; y solo cuatro produjeron tres o más títulos.

Con todo, la coproducción en Cataluña tiene mayor peso que en el conjunto de la industria española: la mitad de los títulos en el 2021 fueron coproducciones, en un 20% internacionales, un porcentaje superior al del conjunto de películas en España (16% del total). A pesar de ello, el informe resalta que la participación catalana en estas coproducciones, que suelen ser con países como Argentina y Bélgica, suele estar por debajo del 50%. Las 57 películas catalanas calificadas en 2021 y estrenadas hasta el pasado 22 de junio han conseguido hasta la fecha de cierre del estudio más de 1,3 millones de espectadores en salas en el conjunto de España, con una media por título de 22.971 espectadores.

La perspectiva de género introducida por el informe también señala que existe una “ligera mejora” en cuanto a la presencia de mujeres en la industria. Las directoras de cine han representado en 2021 el 25%, frente al 10% de de 2012; mientras que la escritura de guión ha crecido nueve puntos, hasta alcanzar el 29%. La producción, sin embargo, ha bajado del 30 por ciento al 26 en este mismo periodo. El estudio lamenta la “imposibilidad de romper el techo de cristal” del 30% durante la última década.

Premio a los Cines Girona

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Academia del Cine Catalán ha aprovechado la presentación del informe para distinguir a los Cines Girona de Barcelona con el 9º Premio Pepón Coromina. Según el jurado, conformado por Antonio Chavarrías, Alba Sotorra, Pol López, Diego Dussuel y Núria Aidelman, este espacio ha logrado “mantener vivo el cine de barrio y convertirlo en un espacio diverso y acogedor donde conviven un gran abanico de iniciativas, miradas diversas y las comunidades diferentes”.

Coincidiendo con el premio a los Cines Girona, que recientemente cumplieron 12 años de existencia, el jurado también ha querido reconocer la función social y cultural de todos los cines “en un contexto tan complejo como el actual, luchan cada día con propuestas creativas e innovadoras para convocar al público en las salas y crear una comunidad”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS