Dos éxitos en el arranque de Dansa Metropolitana: la ‘Giselle’ de Kor’sia cautiva en el Mercat de las Flors y ‘Aclucalls’ de laSadcum arrasa en el CCCB

Gran afluencia de público en el comienzo de la nueva edición del festival coreográfico barcelonés

Una escena de la 'Giselle' que se ha podido ver en el Mercat dentro de Dansa Metropolitana.
Una escena de la 'Giselle' que se ha podido ver en el Mercat dentro de Dansa Metropolitana.

El pasado jueves comenzó Danza Metropolitana 2022, que debido a la calidad de las compañías del cartel se ha convertido en el acontecimiento dancístico de la temporada agotando las localidades para muchos de los espectáculos programados. En el Mercat de les Flors de Barcelona el grupo afincado en Madrid Kor’sia presentó una hermosa e inquietante versión contemporánea del ballet romántico Giselle. La idea y dirección de esta obra es de Mattia Russo y Antonio de la Rosa, ex bailarines de la Compañía Nacional de Danza, que junto a Giuseppe Dagostino y Agnès López Rio, crearon Kor’sia en 2017. La coreografía viene firmada por los dos primeros junto a los intérpretes de la pieza.

Esta Giselle reunió a numeroso público en el Mercat. Entre los asistentes, Valentí Oviedo, director General del Gran Teatro de Liceo y Laia Tous, coordinadora general del Festival Castell de Peralada, que sin duda acudieron en busca de talentos para sus respectivas programaciones.

Lo mejor del montaje de Kor’sia son sus excelentes diez bailarines, todos ellos con una magnífica formación clásica y contemporánea, junto a una potente presencia escénica. El trabajo coral es impecable, destilando una energía electrizante, aunque al mezclar la elaborada frase coreográfica con el gesto cotidiano del que abusan no luzcan como podrían su virtuosismo, que sí brilla en el trabajo individual de cada uno de ellos.

En un tenebroso e inhóspito escenario, no carente de belleza, y bajo un gran aro de luz que ilumina o aplasta a estos hombres y mujeres, se transmite el concepto que del amor tienen los adolescentes de hoy en día. No recrean el amor eterno, no hay doncellas, no hay príncipes, es un amor consumista, rápido y vacío. Aquí el público no contempla mal de amores como en la Giselle romántica, más bien se crispa por la fragilidad del sentimiento. La música que Adolphe Adam creó para versión clásica de 1841 se alterna en el montaje de Kor’sia con fragmentos de música contemporánea o pasajes sonoros, logrando una impactante partitura.

Otros aciertos que arropan este interesante montaje son la dramaturgia de Gaia Clotilde Chernetich -lástima que la voz en off que recita el texto sea en inglés sin traducción simultánea-, la escenografía de Amber Vandenhoech, el diseño de luces de Marc Salicrú Julià y el vestuario de Adrian Bernal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Generación Z

El viernes en el CCCB con las entradas agotadas y con numerosos espectadores jóvenes entre el público, el grupo/ proyecto laSadcum, que lidera el bailarín y coreógrafo Guillem Jiménez, presentó un ambicioso montaje, de dos horas de duración, titulado Aclucalls. A través de esta pieza de danza contemporánea, este grupo formado por jóvenes pertenecientes a la generación Z, realiza una reflexión de cómo la tecnología ha influido en el ser humano, concretamente en ellos. Resulta difícil encontrar adjetivos para definir el preciso y huracanado baile de cada uno de los 12 intérpretes de esta pieza y su desbordante energía, que en ocasiones parece sobrenatural. El escenario es en todo momento un apasionante y controlado caos donde el movimiento reiterativo y sincopado se alterna con brillantes momentos coreográficos de gran fluidez y riqueza. Originalidad, imaginación y efectos tecnológicos se trenzan en este hipnótico montaje. Sin duda la Sadcum es un grupo a tener en cuenta en el panorama dancístico contemporáneo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS