ballet
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Deslumbrante ‘Cascanueces’

El Ballet del Théâtre du Capitole de Toulouse deslumbra en el Liceo con un espectacular montaje inspirado en el cuento de Hoffmann y música de Chaikovski

El Ballet del Théâtre de Toulouse durante su representación de 'El cascanueces' en el Liceo.
El Ballet del Théâtre de Toulouse durante su representación de 'El cascanueces' en el Liceo.A. Bofill

Original, imaginativo, coloristas y con un apabullante trabajo coral marcado por el ágil virtuosismo que hipnotizó al público que llenaba el Gran Teatro del Liceo la noche del pasado miércoles, resultó El cascanueces que bailó el Ballet del Théâtre de Toulouse en versión de su director, Kader Belarbi.

Este coreógrafo (Grenoble. Francia. 1962) es uno de los máximos representantes de la llamada “generación Nureyev”, ya que fue bailarín estrella de la Ópera de París, en la época que fue su director el bailarín ruso, y supo entender su legado tanto técnicamente como de forma artística. Por esto sus ballets tienen la grandeza y espectacularidad que el mítico bailarín aportó a la compañía de la capital francesa mientras fue director de 1983 a 1989.

Solo hay que recordar La Bayadera de Nureyev que bailó la Ópera de París en el Liceo en 1993 y en cuyo elenco figuraba un joven Kader Belarbi. Este ballet está inspirado en el famoso cuento de Hoffmann El Cascanueces y el rey de los ratones. El cuento sirvió al coreógrafo Marius Petipa y Lev Ivanov para crear esta célebre obra con música de Chaikovski.

En la versión de Belarbi el primer acto se sitúa en un inhóspito internado en donde Drosselmeyer (Rouslan Savdenov) y una estricta supervisora, Alexandra (Surodeeva) regalan unos juguetes a los huérfanos. Juguetes que toman vida y serán los compañeros ideales de estos niños.

Marie o Clara según las versiones, es la protagonista indiscutible de este ballet, y la que la noche de Navidad recibe como regalo un cascanueces, sin brazo. Drosselmeyer logra que a través de los juguetes animados estos niños se sumerjan en un mundo onírico lleno de sorpresas.

En esta versión la protagonista es una niña pelirroja, parecida a Pippi Calzaslargas. Se trata de la magnífica bailarina Jesica Fyfe, arropada por el espléndido bailarín Davit Galstyan en el papel de cascanueces. El despertar al amor de ambos y su interpretación del famoso paso a dos en el segundo acto rozó lo sublime. La seguridad de él en los saltos, la souplesse de ella en los giros y su personalidad interpretativa arrancaron en numerosas ocasiones el aplauso espontáneo del público.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Citar las secuencias más originales de esta versión de Belarbi no es fácil, pues son muchas. Aquí los ratones son arañas inspiradas en la araña Aragog de Harry Potter, los bailarinas de la danza española son unas divertidas ranas, mientras que los intérpretes de la danza árabe lucen vestidos hinchados al estilo Michelin. El vals de las flores se desarrollan en un exuberante bosque encantado y las flores son multicolores. La llegada de los protagonistas al Reino de Las Nieves es de una gran belleza: los copos de nieve son patinadoras vestidas de blanco y sus parejas son unos callados Papá Noel. El autor también se ha inspirado en esta versión en las películas de Georges Mélies (1861-1938), pionero en los efectos especial para el cine. La intención de Belarbi ha sido sumergir al público en un mundo imaginario en que realidad y fantasía se confunden y recuerdan al espectador su propia infancia durante las fiestas Navideñas.

En esta alucinante aventura Bedarbi ha contado con Antoine Fontaine para los decorados, Philippe Guillotel para el vestuario y Hervé Gary para el diseño de luces. Otra acertada colaboración es la del Coro y la Orquesta del Liceo bajo la dirección de Marius Stieghorsta que realizó una vital interpretación de la música de Chaikovski.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS