Cataluña estudia aumentar el precio del comedor escolar

Las empresas piden incrementar hasta los 6,63 euros (un 5% más) el importe tras el encarecimiento de las materias primas y el aumento de los salarios del personal

El comedor escolar de una escuela, en una imagen de archivo.
El comedor escolar de una escuela, en una imagen de archivo.Andrea Comas

El Departamento de Educación estudia aumentar el precio del comedor escolar, fijado actualmente en un máximo de 6,33 euros, de cara al próximo curso. La Generalitat recoge así la petición de las empresas del sector, que consideran “imprescindible” incrementar el importe para hacer frente al encarecimiento de las materias primas y el aumento de las nóminas del personal. Las empresas proponen que el precio aumente entre 20 y 30 céntimos. El Departamento asegura que está estudiando ambos factores (el IPC y los salarios) para decidir “una posible repercusión de la subida del precio máximo del comedor”.

La Generalitat publica cada año, por estas fechas, el precio máximo para los comedores escolares de los centros públicos. Durante 13 años, el importe se había mantenido en 6,2 euros para los usuarios fijos -y 6,8 para los esporádicos-, pero hace dos años, justo en pleno confinamiento, Educación lo incrementó un 2% hasta los 6,33 euros -y 6,96 para esporádicos- actuales. Este importe sirve para cubrir, no solo la comida, sino también el coste de los monitores, las actividades que se organizan durante el espacio del mediodía, los gastos administrativos y el margen empresarial.

Las patronales de las empresas del sector piden que se vuelva a incrementar en una horquilla entre 20 y 30 céntimos (hasta un 5%). Lo justifican por dos aspectos: un encarecimiento del coste de las materias primas y por el nuevo acuerdo sindical logrado recientemente que prevé mejorar las nóminas del personal -un colectivo feminizado y muy precarizado- en un 7% hasta el 2024. “Vemos el incremento del precio del comedor como algo inevitable porque debe reflejar la evolución de la economía. Si no se produjera, abocaría al sector a una situación de insostenibilidad económica”, argumenta Pep Montes, gerente de la Asociación Catalana de Empresas del ocio educativo, Acellec.

Desde la otra gran patronal, La Confederación, que agrupa las entidades sin ánimo de lucro, piden además un sistema ágil para actualizar el precio anualmente. “Tenemos el compromiso de la Generalitat para aumentar el precio, pero tiene que ser algo rápido para tener la nueva referencia de cara a las nuevas licitaciones que ya se están publicando. Si no, se aplicarán los precios antiguos y ello puede comportar después problemas económicos”, tercia su directora, Laia Grabulosa.

La Acellec, que agrupa principalmente pymes, asegura que este incremento no afectará el bolsillo de las familias –”porque supone unos cuatro euros al mes”-, ni de las vulnerables –”que ya cuentan con las becas”-, pero sí para la Generalitat. “Supondrá un incremento del gasto en becas. De hecho, la razón de que el precio del comedor no haya subido durante tantos años era para no incrementar el presupuesto de las becas”, apunta Montes.


Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS