El Mobile World Congress cierra con 60.000 asistentes y un impacto de 240 millones en Barcelona

Los hoteles de Barcelona registran un 65% de ocupación y reconocen que el congreso ha supuesto un “empujón importante”

Asistentes en el Mobile World Congress, el pasado martes.
Asistentes en el Mobile World Congress, el pasado martes.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

El Mobile World Congress cierra este jueves su 17ª edición con 60.000 asistentes de 200 países. La organizadora del encuentro, GSMA, ha señalado que el análisis económico preliminar indica que el congreso ha aportado más de 240 millones de euros a la economía de Barcelona y creado más de 6.700 puestos de trabajo a tiempo parcial en 2022. “Nada supera al MWC presencial, ha sido emocionante reunir a nuestra comunidad, que es tan apasionada por la conectividad, para discutir las oportunidades que se avecinan”, ha manifestado el consejero delegado de GSMA, John Hoffman. Los hoteleros y restauradores reconocen que el congreso de móviles ha levantado sus ánimos, pese a registrar cifras de ocupación y facturación aún lejos de las de antes de la pandemia.

Lo que sí que ha sido igual que en ediciones prepandémicas fue el desplante del presidente de la Generalitat, en esta ocasión Pere Aragonès, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, al rey Felipe VI. Ambos evitaron el saludo oficial en el exterior del pabellón durante la primera jornada. El 5G, el metaverso y unas presentaciones modestas de aparatos, sobre todo portátiles, han llenado estos días los pabellones de Fira Barcelona de Gran Via, con más de 1.000 ponentes provenientes de más de 150 países.

Esta edición se recordará por el veto de GSMA al pabellón ruso, por el ataque a Ucrania. “Las empresas rusas que han venido al Mobile se tenían que haber quedado en casa”, opinó el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, en una entrevista en el ecuador del congreso.

Durante el Mobile ha tenido protagonismo también el espacio dedicado a las startups, con más de 600 compañías en el recinto 4 Years From Now (4YFN). “Cerramos un MWC22 muy intenso, a la altura de las grandes ediciones”, opina el director de la Mobile World Capital, Carlos Grau, que destaca como eje central del congreso “la visión humanista de la tecnología”. “En la Mobile World Capital tenemos ahora el reto y el compromiso de extender el impacto de este MWC22 a lo largo de todo el año y del territorio, sostiene Grau, responsable del organismo encargado de potenciar el ecosistema tecnológico de Cataluña.

Sobre el efecto del congreso en Barcelona, el presidente del Gremio de Hoteles, Jordi Clos, detalla que al final la organización del Mobile ha reservado 11.000 habitaciones (1.000 más que en las previsiones) y que las reservas directas han supuesto entre otras 3.000 y 4.000. En total, la ocupación hotelera de domingo a jueves ha sido de un 65% del total de hoteles abiertos (un 20% siguen cerrados). En ediciones previas a 2019 estas cifras ascendían hasta el 90%. “Tardaremos años en volverlo a ver, si lo volvemos a ver”, nota el presidente del Gremio, que celebra en todo caso que el Mobile ha dado un “empujón importante” a los hoteles. “Tenemos que pensar en el presente el futuro, no en el pasado”, concluye.

El presidente del Gremio de Restauración de Barcelona, Roger Pallarols, observa que las cifras de estos días [no ofrece un dato preciso] son “modestas” porque el “mercado internacional no se ha restablecido y a Barcelona le queda un largo recorrido para su funcionamiento ordinario”. Sin embargo, Pallarols ve que el congreso de móviles de este año ha supuesto una “inyección anímica” en una ciudad que “cierra dos años de agujero económico” y ve como asoma la “reconstrucción económica”. El portal de reservas de restaurantes The Fork (Tripadvisor) ha notado un incremento del 40% de las reservas en Barcelona respecto la semana pasada, del lunes hasta el jueves.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fechas para 2023

La cancelación del Mobile World Congress en 2020, justo al inicio de la pandemia, supuso un revés importante para la economía barcelonesa. El congreso dejaba cada año una estela de riqueza de unos 500 millones que, este año se ha cifrado en casi la mitad: 240. Los asistentes de la edición de 2019 fueron 110.000. El pasado junio los visitantes llegaron solo a los 20.000. “Nunca nos han preocupado los números. La cuestión es siempre tener a la gente justa”, respondió Hoffman, sobre si ve la posibilidad de recuperar la asistencia previa a la pandemia en próximas ediciones. Por ahora se desconocen las fechas del congreso para 2023. La GSMA tiene un acuerdo para celebrar el Mobile en Barcelona hasta 2024.

Sobre la firma

Jordi Pueyo Busquets

Es periodista en la redacción de Cataluña y escribe sobre economía, innovación y tecnología. Antes de llegar a EL PAÍS, pasó por ACN, TV3, 324.cat, Bloomberg TV y Cadena Ser. Ha dado clases de redacción en inglés en la UPF y de redes sociales en la UOC. Es licenciado en Periodismo, Ingeniería Informática y máster en Innovación y Calidad Televisivas

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS