John Hoffman: “Las empresas rusas que han venido al Mobile se tenían que haber quedado en casa”

El consejero delegado del Mobile World Congress afirma que la pandemia ha fortalecido el compromiso del congreso con Barcelona

John Hoffman, consejero delegado de la GSMA, este martes en el Mobile World Congress.
John Hoffman, consejero delegado de la GSMA, este martes en el Mobile World Congress.MASSIMILIANO MINOCRI

“Estamos emocionados, los expositores y las conferencias están llenos. Alcemos los pulgares hacia arriba y esperemos que todo continúe igual”, afirma el consejero delegado de GSMA, John Hoffman (Michigan, 1957). Es el balance del máximo responsable del Mobile World Congress en el ecuador del salón, que espera hasta el jueves 50.000 asistentes en Barcelona. El congreso despierta tras una cancelación y una edición en pequeño formato por la pandemia. Preocupado por la situación en Rusia, Hoffman reflexiona sobre el veto al pabellón ruso y se muestra convencido de que el sector se volcará en ayudar a Ucrania para garantizar su comunicación con el exterior.

Pregunta. El festival Sónar aterrizó este lunes en el Mobile. ¿Era especialmente importante la alegría de la música en el congreso después de los últimos dos años?

Respuesta. Fue genial. La posibilidad de interactuar después de jornadas intensas en un ambiente de networking, con música, gastronomía y arte es un componente extremadamente importante.

P. GSMA tuvo que recortar un 20% su plantilla por la pandemia. ¿Ha estado en riesgo?

R. Como otras compañías, hemos tenido que lidiar con los efectos de la pandemia. Pero somos muy afortunados. Tenemos a una comunidad comprometida en Barcelona, Cataluña y España. Confiamos en nuestros socios, quizá ahora aún más.

P. ¿Ha dudado sobre la continuidad del Mobile?

R. Nunca nos ha preocupado. El ecosistema siempre ha tenido la necesidad de reunirse.

P. ¿Durante la pandemia ha recibido propuestas de otras ciudades para acoger el congreso?

R. No

P. ¿Con las ayudas públicas tras la cancelación de 2020, Barcelona ganó legitimidad para continuar con el congreso cuando finalice el contrato en 2024?

R. La colaboración público-privada con Fira Barcelona es lo que nos ha unido a Barcelona durante todo este tiempo.

P. La edición del Mobile de Norteamérica se trasladará de Los Ángeles a Las Vegas. Por lo que dice, en Barcelona no ocurrirá algo similar.

R. Es difícil predecir el futuro. Las Vegas ha abierto un nuevo centro para congresos y tenía fechas disponibles que nos iban bien. El ecosistema también nos quería allí, es una ciudad que a la gente le gusta visitar.

P. Las administraciones siempre dicen que es importante que el espíritu del Mobile se quede todo el año. ¿Qué pueden hacer mejor Barcelona y España para impulsar el sector tecnológico?

R. Continuar haciendo lo que hacen. No es fácil atraer compañías. El Mobile es una forma genial para poner el foco en las empresas españolas. Desde 2012 que la Mobile World Capital está construyendo un legado que crece cada año: tenemos una comunidad de start-ups, mSchools [programa para las escuelas] y se están desarrollando muchos clusters.

P. Del hecho que el presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, pase a presidir el consejo de administración de GSMA, ¿se puede inferir que España tendrá más poder en el sector de las telecomunicaciones en Europa?

R. Es un fichaje fantástico. Es un líder magnífico, un muy buen amigo y esperamos que su liderazgo nos lleve al futuro, navegando en el momento crítico por el que atraviesa nuestra industria.

P. Teniendo en cuenta cómo el coronavirus ha cambiado los congresos en general hacia formatos virtuales e híbridos, ¿tendrá sentido celebrar otro Mobile con más de 100.000 asistentes?

R. Nunca nos han preocupado los números. La cuestión es siempre tener a la gente justa y nos emociona que este año, como en ediciones pasadas, tenemos a delegaciones muy sénior. Reunimos a los que toman las decisiones, los consejeros delegados y los C-Suites [grupos influyentes de las empresas]. ¿Cuál será el tamaño de futuras ediciones? Veremos.

P. Desde GSMA, ¿cómo cuantifica el impacto económico del Mobile en la industria?

R. Hay un factor multiplicador, de creación de una red teniendo a gente de todo el mundo en un mismo sitio.

P. Cuando presentó el festival cultural paralelo Xside para la edición de 2020 del Mobile [no llegó a celebrarse] dijo irónicamente: “El Mobile es viejo, la mayoría de sus asistentes son hombres de unos 50 años que pronto estarán muertos”. ¿Aún lo ve así?

R. Estamos atrayendo ahora a un público más igualitario en términos de género y clientes más jóvenes. Y lo celebramos.

P. Después de liderar el Mobile los últimos 16 años, ¿ha pensado en algún posible sucesor?

R. ¡No me voy a ninguna parte!

P. El pabellón ruso fue cancelado y usted invitó a las empresas del país a no venir. ¿Se ha puesto en cuestión el puesto de la compañía rusa Kaspersky?

R. La semana pasada vetamos el espacio ruso. Seguimos las sanciones internacionales, pero no todas las compañías de Rusia han sido castigadas. Han venido algunas empresas rusas [la organización no especifica un número concreto]. Pensamos que se tenían que haber quedado en casa, pero han optado por venir y lo respetamos.

P. Entre los miembros de GSMA constan seis operadores rusos. ¿Se verá afectada su relación?

R. Lo tendremos que ver.

P. También tienen operadores ucranios en la lista de socios. ¿Les ayudarán a garantizar las comunicaciones en el país?

R. Estoy seguro de que el ecosistema les ayudará de muchas formas, tanto en el plano público como en el privado. La construcción de las sociedades de hoy en día se basa en formas abiertas de comunicación.

P. Este año han faltado especialmente empresas asiáticas por las restricciones sanitarias. ¿Cómo afecta al congreso?

R. Tenemos a compañías de todo el mundo. Hay ausencias de Asia, pero también de África y de América, por la covid. Este año han podido participar en línea y esperamos tenerlos aquí en persona en la edición de 2023.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Jordi Pueyo Busquets

Es periodista en la redacción de Cataluña y escribe sobre economía, innovación y tecnología. Antes de llegar a EL PAÍS, pasó por ACN, TV3, 324.cat, Bloomberg TV y Cadena Ser. Ha dado clases de redacción en inglés en la UPF y de redes sociales en la UOC. Es licenciado en Periodismo, Ingeniería Informática y máster en Innovación y Calidad Televisivas

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS