La Generalitat lanza un plan para promover el catalán en las escuelas tras detectar una caída en picado de su uso

La interacción en lengua catalana en los colegios baja del 67% en 2006 al 21% en 2021

Niños y letreros en catalán en un aula P3.
Niños y letreros en catalán en un aula P3.(c)Carles Ribas

El Govern ha anunciado este jueves un plan de promoción del uso de la lengua catalana en los centros educativos que busca promover el catalán dentro y fuera de las aulas. Tras un análisis de los usos lingüísticos en alumnos de 4o de ESO, un informe realizado por el Consell Superior d’Avaluació del Sistema Educatiu ha revelado datos que “preocupan” al Departament d’Educació de la Generalitat. Solo un 21,4% de estudiantes interacciona siempre en catalán en las actividades en grupo, frente al 67,8% que lo hacía el año 2006. Así pues, se ha demostrado que el uso de la lengua catalana es cada vez menos frecuente y que esto es algo que sucede en tiempos no lectivos, como en los comedores, las actividades extraescolares y los patios. La Generalitat, sin embargo, no ha concretado qué métodos usará para fomentar el uso del catalán ni si habrá sanciones; tampoco ha revelado la cantidad que se destinará a este plan.

La consellera de Cultura, Natàlia Garriga, ha destacado que el catalán ha sufrido muchas amenazas en los últimos 10 años y que ha vivido un “contexto difícil”. Pero ha asegurado también que ahora se vive un momento de cambio y que “el Govern entra en una nueva etapa en cuanto a política lingüística”. Garriga ha afirmado que habrá un trabajo colectivo de toda la Generalitat para revisar departamento a departamento el uso del catalán. Pero el verdadero cambio estará en las escuelas, según la consejera. El conseller de Educació, Josep Gonzàlez-Cambray, ha sido el encargado de presentar el plan que se aplicará en los próximos cuatro años en todos los centros educativos de la comunidad que este curso 2021-2022 llegará a 200 de ellos. “El catalán ha sido fundamental para la cohesión del país y hemos notado un gran descenso de su uso, así que es hora de abordarlo con coraje”, ha afianzado Cambray.

Los responsables de conocer las situaciones específicas de cada centro serán los grupos impulsores. Estos grupos, formados por maestros y asesores de lengua y cohesión social (LIC), deberán observar situaciones de aprendizaje entre alumnos, dentro y fuera de las aulas, recoger información y llevar a cabo las acciones que crean necesarias para promover y mejorar el uso de la lengua catalana. De acuerdo con este nuevo plan, el profesorado deberá formarse para disponer de las herramientas necesarias para promover el uso del catalán en sus escuelas. Así pues, docentes, familias y todo aquel relacionado con el entorno educativo recibirá cursos de formación en formato de cápsulas.

Lo que hasta ahora era una simple percepción de un uso menos habitual del catalán, se ha podido demostrar a través de los datos del informe del Consell Superior d’Avaluació del Sistema Educatiu. No solo hay una menor interacción en catalán entre los alumnos, sino que hay una evolución significativa del uso de la lengua que hace el alumnado a la hora de dirigirse al profesor. Si en 2006 eran un 56% de alumnos que lo hacían, ahora son solo un 39,4%. Lo mismo pasa a la inversa. El docente también ha tendido a utilizar menos la lengua catalana a la hora de hablar con sus estudiantes. En 2006 era un 63,7%, en 2013 un 61,1% y en 2021 ha bajado a un 46,8%.

“La escuela en Cataluña en catalán, antes, ahora y siempre”, ha decretado Cambray. El plan es una herramienta más para impulsar e incrementar el uso social del catalán. Por ahora, se están elaborando los indicadores que permitirán hacer el diagnóstico de cada centro y que harán posible el posterior desarrollo de acciones formativas contextualizadas para concienciar y sensibilizar del uso de la lengua y, sobre todo, para “potenciar el rol del docente como modelo lingüístico”, según ha constatado Cambray. Dentro del plan entrarán centros públicos y concertados, y en la primera selección de 200 de ellos se tendrán en cuenta la representatividad y las distintas etapas educativas, pero se aspira a aplicarlo en los 1.000 centros del país.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS