Armengol y Aragonès presionan a favor de la protección del catalán en la Ley Audiovisual

La presidenta balear muestra sintonía con el líder catalán en su primer encuentro bilateral en Barcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, Francina Armengol, en el Palau de la Generalitat en Barcelona.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, Francina Armengol, en el Palau de la Generalitat en Barcelona.Andreu Dalmau (EFE)

Las relaciones entre los gobiernos catalán y balear salieron este viernes del congelador en el que se encontraban desde 2016. Los respectivos presidentes, Pere Aragonès y Francina Armengol, se han reunido en el Palau de la Generalitat, en Barcelona, para escenificar una nueva etapa de colaboración, aprovechando las posibles sinergias de sus economías. Ambos también han cerrado filas respecto a la defensa del catalán y, sobre todo, su protección en la ley sobre el audiovisual que prepara el Ejecutivo central. La distancia, eso sí, sigue infranqueable en lo que respecta a la participación catalana en el debate sobre la reforma del modelo de financiación autonómica: Aragonès se rehúsa a participar.

El president incluso ha aprovechado la cita para dar más empaque a una exigencia a Pedro Sánchez, de cara al apoyo de Esquerra a los Presupuestos Generales del Estado. “La cuestión de la ley del audiovisual, aunque no esté vinculada directamente con los Presupuestos, es importante que esta cuestión se pueda resolver antes de la tramitación de las cuentas”, ha asegurado el también coordinador nacional del partido republicano.

La socialista Armengol, por su parte, se ha mostrado confiada en que la “mayor sensibilidad” del Ejecutivo de Sánchez hacia las lenguas cooficiales permita llegar a un acuerdo. Este tendría que ir en dos vías: no solo de más blindaje al catalán sino que la ley se convierta “en una oportunidad” para las televisiones autonómicas y puedan recibir algún tipo de financiación.

El borrador de la ley audiovisual establece que las plataformas que operen tengan que dedicar un porcentaje a producción nacional bien sea en castellano o una de las lenguas cooficiales. La Generalitat, entre otras instituciones, cree que es necesario establecer cuotas para evitar que el peso del castellano —más atractivo de cara a comercialización en otros países— ahogue las posibilidades de las lenguas minoritarias.

El bloque catalanobalear sobre este tema también se extiende a Valencia, informa María Fabra. Los máximos encargados de la política lingüística en Cataluña, Baleares y la Generalitat acordaron el pasado jueves impulsar medidas conjuntas para promover el catalán “en un momento clave para su futuro”. La primera será intentar influir en el contenido de la ley sobre el audiovisual. También anunciaron que trabajaran en la puesta en marcha de Bon Dia TV, la plataforma conjunta de contenidos digitales en catalán, y facilitar el entrenamiento de sistemas de reconocimiento del lenguaje y síntesis de voz en esa misma lengua.

Aragonès y Armengol también han querido mostrar que comparten camino en los proyectos que se verán beneficiados con los fondos europeos. Una sinergia presente, por ejemplo, en la apuesta por el turismo sostenible, la biotecnología o la movilidad eléctrica, ya que en Baleares hay “proyectos muy avanzados” sobre nuevas fuentes de energía, como la del hidrógeno.

La buena sintonía, sin embargo, no se ha visto en un tema tan importante como el de la reforma de la financiación autonómica, que se tenía que hacer en 2014, después del cambio en 2009. Para Armengol era prioritario convencer a Aragonès, como ya lo había hecho el líder valenciano Ximo Puig, de sumarse al bloque de presión hacia el Gobierno para sacar adelante un nuevo modelo. La presidenta balear, en una entrevista a TV3 incluso ha afirmado que con la negativa de la Generalitat a participar los que salen perdiendo son los propios catalanes.

El jefe del Govern catalán ha respondido que su “planteamiento político de futuro” es la autodeterminación, y no por la reforma de la financiación autonómica. Eso sí, ha insistido en que hay asuntos que si se sienten que mejorar ahora. “Hay aspectos a corto plazo en términos de financiación que se tienen que resolver y por ello pedimos que se mantenga la aportación extraordinaria de los fondos covid”, ha pedido Aragonès en su comparecencia. Baleares quiere un frente común con Valencia y Cataluña.

Hace cinco años que un líder balear no visitaba el Palau. Armengol, ha lamentado en TV3 el “paréntesis” de relaciones que se vivió con el Ejecutivo de Quim Torra, al que veía por otras “prioridades” y celebró poder verse con Aragonès. El líder catalán, hace unas semanas, se reunió con Puig en Valencia.

El president también alertó ayer, en una entrevista en Aquí, amb Josep Cuní, en Cadena SER, del largo camino que queda para apoyar las cuentas de Sánchez. “En el primer semestre solo se había materializado un 13% de las inversiones consignadas para Cataluña”, ha recordado.


Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS