Illa tiende la mano a Aragonès para aprobar los presupuestos de la Generalitat

El presidente catalán asegura que prioriza el apoyo de la CUP, aunque los anticapitalistas lo condicionan a una ruptura con el Gobierno

Pere Aragonès, presidente de la Generalitat (izquierda), y Salvador Illa, el pasado mayo en el parlamento de Cataluña.
Pere Aragonès, presidente de la Generalitat (izquierda), y Salvador Illa, el pasado mayo en el parlamento de Cataluña.Alberto Estévez (EFE)

El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) insiste en ofrecerse como garante de estabilidad a la Generalitat. Salvador Illa confirmó ayer que los socialistas catalanes están dispuestos a dar apoyo a los presupuestos del gobierno autonómico para 2022. “En todos los temas que supongan una mejora de vida de la ciudadanía, el PSC allí estará. No creo en una oposición contra todo”, dijo el líder del PSC y de la oposición en una entrevista en Catalunya Ràdio.

La portavoz parlamentaria del PSC, Alicia Romero, avanzó el lunes en la agencia ACN la posición del partido y lamentó que el independentismo mantenga un veto a los socialistas. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, aseguró la semana pasada en una entrevista en esta misma agencia que no tenía intención de negociar los presupuestos con los socialistas: “Queremos tirar adelante los presupuestos con los socios de investidura, Esquerra [ERC], Junts y la CUP”. “No me imagino al PSC votando unos presupuestos que aplican mi acuerdo con la CUP”, subrayó Aragonès. Los votos de la formación anticapitalista permitieron el pasado mayo la investidura del candidato de ERC como presidente de la Generalitat.

Más información
Pere Aragonès: “El diálogo debe seguir incluso si rechazamos los Presupuestos”
El PSC prepara el relevo de Iceta al frente del partido

La CUP ha advertido esta semana que retirarán su apoyo al Govern si ERC y Junts no ponen en marcha una estrategia de enfrentamiento con el Estado para alcanzar la independencia. La CUP también se opone a los recientes acuerdos entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y la Generalitat para materializar la ampliación del aeropuerto de El Prat y la candidatura pirenaica de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030. Illa respondió al rechazo del presidente de la Generalitat: “He leído unas declaraciones de Aragonès diciendo que no quiere saber nada del PSC. Él sabrá, pero si se busca al PSC, se le encuentra. Y no quiero avanzar más”.

Los diputados de ERC en el Congreso fueron un apoyo crucial para aprobar los últimos presupuestos del Gobierno de PSOE y Podemos. Illa rechazó que estén negociando un intercambio de favores y lamentó que Cataluña tenga las cuentas públicas prorrogadas desde antes de la pandemia del coronavirus: “La lógica sería que sea un presupuesto que salga adelante con la mayoría de la investidura, pero a la vista está que hay una serie de contradicciones”. “Esta mayoría de investidura es la misma de los últimos diez años”, apuntó Illa. El jefe de la oposición aseguró en Catalunya Ràdio que “en estos diez años solo se han aprobado dos presupuestos, y nunca en enero”. En verdad se han aprobado cinco presupuestos en Cataluña en la última década; es correcto que ninguno ha sido aprobado coincidiendo con el periodo anual. El PSC confirmó posteriormente a EL PAÍS que se trató de un error.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Cristian Segura

Escribe en EL PAÍS desde 2014. Licenciado en Periodismo y diplomado en Filosofía, ha ejercido su profesión desde 1998. Fue corresponsal del diario Avui en Berlín y posteriormente en Pekín. Es autor de tres libros de no ficción y de dos novelas. En 2011 recibió el premio Josep Pla de narrativa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS