Cataluña cierra el ocio nocturno a partir de este fin de semana

La pandemia sigue disparada en Cataluña y las hospitalizaciones crecen un 33% en 10 días en la comunidad

Varios jóvenes hacen cola para entrar a la discoteca Shoko, el 27 de junio en Barcelona.
Varios jóvenes hacen cola para entrar a la discoteca Shoko, el 27 de junio en Barcelona.Pau Venteo (Europa Press)

Cataluña da marcha atrás. La Generalitat ha decidido cerrar el ocio nocturno en interiores a partir del viernes para frenar el auge de contagios por coronavirus, especialmente entre los jóvenes. “Hay que tomar medidas y necesitamos frenar la interacción social”, ha defendido la portavoz del Gobierno catalán, Patrícia Plaja. La Generalitat, además, reclama al Ejecutivo central que la mascarilla vuelva a ser obligatoria en el exterior y pide a los catalanes “cambiar de nuevo el chip” para usarla permanentemente por la calle. Las medidas, que tendrán una vigencia de 15 días, aspiran a rebajar la tensión en los CAP (centros de atención primaria), prácticamente saturados, y limitar la presión sobre los hospitales. Los ingresos han aumentado un 33% en los últimos 10 días.

Más información
Cataluña abre el ocio nocturno hasta las 3.30 horas de la madrugada a partir del lunes 21 de junio
Los positivos se multiplican por cuatro entre los jóvenes de Barcelona desde el fin del toque de queda

El Gobierno catalán sí que mantendrá la actividad de las discotecas que tengan espacio exterior y la celebración de los festivales musicales. La nueva resolución requerirá un test negativo o el certificado de vacunación completa para participar en actividades de más de 500 personas, si el evento es de pie y se permite el baile. En los eventos con localidad numerada, al considerar que el público estará sentado, no se realizarán esos controles, incluso si el aforo supera el medio millar de aistentes. “Existe una relajación general y parece que en determinados espacios la pandemia ha terminado”, lamenta Plaja. “El relajamiento se incrementa en los espacios con mucha gente”.

El sector del ocio nocturno lamentó la decisión de la Generalitat. “Estamos indignados”, se queja Joaquim Boadas, el presidente de Fecasarm, la patronal del sector. “Tenían la oportunidad de usar el sector como aliado estratégico si se hicieran test para entrar, y que esto supusiera un cribado masivo entre los jóvenes, mayoritariamente no vacunados”, analiza. “En cambio, han optado por la decisión equivocada, que es la de sacrificar el sector legal, que derivará en un aumento de la práctica del ocio nocturno ilegal y en un aumento de los contagios porque en estos espacios no existen medidas sanitarias ni de seguridad”.

Fecasarm ya pidió hace días actualizar el protocolo sectorial para implementar las pruebas previas al acceso de los locales, algo que también planteó el consejero de Salud, Josep Maria Argimon, a principios de semana. Sin embargo, la decisión final del Gobierno catalán descartó la actualización y se decretó el cierre total. En este sentido, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, rechazó en su cuenta de Twitter la medida del Ejecutivo de Pere Aragonès y reclamó “reforzar” la seguridad sanitaria. “Si con una vacuna o un test podemos coger un avión, también deberíamos poder acceder a un local de ocio nocturno. En vez de cerrar un sector que ha sufrido mucho, sería mejor reforzar la seguridad sanitaria”.

El Gobierno regional entiende que limitando la actividad nocturna reglada la interacción social de los jóvenes será menor. El 21 de junio, fecha en que el sector reabrió sus puertas al 50% de su aforo, la incidencia acumulada a 14 días (IA14) entre los jóvenes de entre 15 y 29 años era de 160 puntos. Actualmente el registro se ha multiplicado casi por 10 y es de 1.450. A pesar de que los positivos de los colectivos de más riesgo no crecen al mismo ritmo, la IA14 de la franja de entre 30 y 49 ya alcanza los 330 puntos. “La responsabilidad del Govern es tomar decisiones”, asume Plaja.

En los últimos siete días se han diagnosticado 25.738 nuevas infecciones en Cataluña, cinco veces más que hace una semana y ocho veces más que hace 15 días, con una media de edad de los infectados de 26,5 años. El riesgo de rebrote (EPG) es de 1.281 puntos, el más alto registrado desde el inicio de la epidemia y la velocidad de propagación (Rt), de 3,30, lo que indica que los infectados se triplican cada día.

Los expertos atribuyen este aumento explosivo de contagios entre los jóvenes a la nueva variante delta, más contagiosa, y a los efectos de la pasada verbena de Sant Joan, el fin del toque de queda, la apertura del ocio nocturno y la relajación de las restricciones.

El aumento de los contagios también afecta a los hospitales, a pesar de que los colectivos de más riesgo ya están mayoritariamente vacunados. Según los datos actualizados este martes por el Departamento de Salud, hay 575 personas hospitalizadas con covid, 31 más que el balance anterior, de las que 133 están graves en la UCI, 12 más que la víspera. Los ingresos hospitalarios han crecido un 33% en los últimos 10 días. En este sentido, el Hospital del Mar ha abierto otra planta de covid después de que en 10 días los pacientes ingresados se hayan triplicado, de 9 a 27, con una edad media de 42 años, ha explicado el jefe de enfermedades infecciones de este centro, Robert Güerri, a RTVE.

Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS