Inmigración irregular

Una juez autoriza al Ayuntamiento de Badalona a desalojar la acampada de migrantes

La resolución señala que el campamento al aire libre pone en riesgo la salud de los afectados

Ocupantes de las naves donde se produjo el incendio, instalados en la Calle Pi i Maragall de Badalona.
Ocupantes de las naves donde se produjo el incendio, instalados en la Calle Pi i Maragall de Badalona.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

Un juez ha autorizado al Ayuntamiento de Badalona a desalojar la acampada de migrantes que, desde hace semanas, ocupan la Rambla del Gorg. Decenas de personas se instalaron en tiendas de campaña en plena calle tras el incendio ocurrido en un edificio industrial utilizado como infravivienda, que causó la muerte de cuatro subsaharianos. En Nochebuena, el consistorio aprobó una resolución para la ejecución forzosa del desalojo, medida que ahora ha recibido el aval de la justicia.

El juzgado contencioso número 6 de Barcelona da la razón al ayuntamiento de Badalona. El auto señala que, aunque el consistorio ha ofrecido ha ofrecido alternativas de vivienda a los acampados, éstos “se niegan a trasladarse” de la zona si no es en grupo. Prefieren trasladarse, según los informes municipales de los que se hace eco la resolución, “en grupo” y a “un lugar en el que puedan cocinar y estar tranquilos”. Los migrantes, además, han expresado sus “recelos” ante las soluciones ofrecidas por la administración, que además de vivienda les ha ofrecido otros servicios: alimentos, ropa, asesoramiento jurídico, seguimiento social y apoyo en cuestiones burocráticas como la obtención de tarjetas sanitarias o de duplicados de los documentos perdidos en el incendio de la nave.

La resolución recuerda que “solo siete personas” de las que integran el grupo acampado en la Rambla del Gorg -un espacio central de la ciudad, entre el Estadio Olímpico y el puerto- “han aceptado la solución habitacional” ofrecida por el ayuntamiento. El consistorio liderado por Xavier García Albiol también ha aportado al juzgado informes en el que constan las actuaciones de la Guardia Urbana entre los días 19 y 22 de diciembre: se produjo “una pelea entre personas acampadas”, además de “encendida de hogueras, tensiones y peleas” que dejaron dos personas lesionadas y una herida.

El campamento surgió de forma más o menos espontánea, con unas diez tiendas de campaña, tras el incendio de la nave de la calle Guifré. El alcalde de Badalona, el popular Xavier García Albiol, ya advirtió de que no permitiría una ocupación prolongada en el tiempo y mucho menos “indefinida”. El pasado 18 de diciembre, el Ayuntamiento comunicó a los acampados la orden de desalojo aprobada por decreto ese mismo día, pero los migrantes evitaron marcharse.

La resolución judicial subraya el “interés público” del desalojo de personas que “ocupan la vía pública”, más si se tienen en cuenta los “altercados” ocurridos en la zona. La juez subraya que debe velarse además por “la vida e integridad” de los migrantes, ya que el campamento de la Rambla del Gorg no reúne las condiciones idóneas para la salud “a la vista de la pandemia de coronavirus que asola a la sociedad española y al mundo entero”.

Lo más visto en...

Top 50