L’Alternativa también se apunta al formato virtual

El festival de cine independiente de Barcelona plasma las dificultades de dar el salto de las salas a la visualización ‘online’

Un fotograma de 'Merry Christmas', de Mladen Kovačević, en la programación del festival L'Alternativa.
Un fotograma de 'Merry Christmas', de Mladen Kovačević, en la programación del festival L'Alternativa.

El 27ª edición del Festival de Cine Independiente de Barcelona L’Alternativa 2020, que se podrá ver entre el 16 y el 29 de noviembre, será online. Igual que la Muestra de Cine Italiano de Barcelona (del 11 al 18 de diciembre) y el Festival de Cine Árabe y Mediterráneo, que se está celebrando desde este jueves (hasta el domingo) en este formato. Para luchar contra la expansión del coronavirus, la Generalitat mantiene cerrados espacios culturales como teatros y cines desde el pasado 30 de octubre, con la consiguiente repercusión en el sector. Esta situación se ha convertido en el principal dilema al que se enfrentan los festivales de cine, una de las patas de la industria cinematográfica, en tiempos de pandemia: ¿vale la pena estrenar películas sin pasar por las salas?

El Festival de Cine Asiático de Barcelona (que estuvo en cartel, en principio, entre el 28 de octubre y el 8 de noviembre) se llegó a estrenar presencialmente por los pelos, el pasado día 28 con el pase en los Cines Girona de la obra de la directora japonesa Naomi Kawase True Mothers. Cuando se hizo efectivo el cierre de las salas, dos días después, mantuvo una cuarentena de títulos en plataforma digital pero el resto (la programación total incluía 118 películas) se aplazó para cuando las salas vuelvan a abrir. “Convertir un festival presencial en virtual de golpe es muy complicado”, explicaba la directora de esta muestra, Menene Gras. “Hay distribuidoras que sabes que no van a dar su brazo a torcer, para ellos no estrenar en salas es como quemar una película”.

Más información
El festival de Gijón se celebrará en formato ‘online’
El DocsBarcelona cierra su edición ‘online’ con récord de público: 130.000 espectadores
Los festivales de cine calculan que perderán “un mínimo de un 25%” de puestos de trabajo

El lunes se abre L’Alternativa con El año del descubrimiento, un documental adictivo del murciano Luis López Carrasco que plasma las terribles diferencias que se vivían en España en el fastuoso y olímpico 1992, a través de testimonios actuales y de la época, que relatan sus vivencias actuales y sus recuerdos en bares de Cartagena. No se podrá ver en pantalla grande. Tess Renaudo, codirectora de este festival de cine independiente junto con Cristina Riera, coincide plenamente con su colega Gras: “El cine está hecho para ser visto en pantalla grande y si no, te rompe el alma”, comenta a El País, vía telefónica. “Tanto las distribuidoras como los agentes de venta buscan las salas, obviamente, y es difícil negociar”. Pero ante la situación inédita que se está viviendo, en el festival se cubrieron las espaldas: “Desde primavera optamos por el modelo híbrido: presencial y virtual”, explica Renaudo. “Ha sido como negociar dos festivales a la vez, porque cada uno tiene reglas diferentes: establecimiento de horarios, limitación de visionados, fijación de precios… Pero las distribuidoras también están en una situación nueva para ellas y, de alguna manera, hemos ido aprendiendo a la vez”.

La negociación ha acabado bien y prácticamente el 100% de las películas se podrán ver en plataforma digital. “Algunos títulos han costado más que otros, de hecho hay uno que todavía tengo que acabar de atar, pero estoy convencida de mi capacidad de persuasión”, reconoce la directora. Esa capacidad tiene como argumentos la sensibilidad y el convertir la exhibición virtual en una promoción con vistas al estreno en salas: “En el fondo, todo es un boca-oreja”, considera. Y remarca un detalle importante: “El festival está concebido como un diálogo entre los filmes, hay una programación muy estudiada que relaciona todos los títulos”.

Renaudo asume que estamos en un periodo de transición: “Por un lado, tenemos un público fiel, que busca precisamente lo que les damos con L’Alternativa; por el otro, ahora accedemos a un espectador nuevo, de fuera de Cataluña, que no podría haber asistido al festival y, de repente, por 15 euros, tiene el festival en su casa. Creo que el futuro serán los festivales híbridos, en función de cómo reaccionen las distribuidoras y todos los agentes implicados, claro”, dice. Y subraya que siempre han tenido canal en Filmin abierto para toda España, pero posterior a la celebración del festival. Cree, también, que después de tanto tiempo de confinamiento, la gente “se ha acostumbrado peligrosamente a ver cine en casa”: “Los festivales que se celebraron en primavera se pudieron beneficiar de la situación, pero ahora temo que haya una cierta fatiga digital”, aventura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hay que decir que, si bien conseguir apoyos privados es más complicado (“hay ciertos servicios que dejan de existir: una marca de vinos, por ejemplo, si no hay una presentación física no tiene dónde ofrecer sus productos”, dice Renaudo), las instituciones mantienen las subvenciones acordadas para este 2020. “El futuro, por lo tanto, es incierto”, prevé la responsable del festival. Las medidas preventivas ante la reducción de aforos ya habían llevado a L’Alternativa a ampliar los espacios de exhibición, añadiendo a sus lugares habituales, el CCCB y el Zumzeig, el auditorio del Macba y el cine Maldà.

‘La vampira de Barcelona’, aplazada

La productora Brutal Media ha anunciado que el estreno de La vampira de Barcelona, previsto para el 20 de noviembre, se ha aplazado al mes de diciembre y, en breve, se comunicará la fecha definitiva. Sin embargo, todo sigue pendiente de la situación de emergencia sanitaria, que mantiene cerradas las salas de cine en Cataluña. La película, dirigida por Lluís Danés, con Nora Navas y Roger Casamayor como protagonistas y con nombres como los de Sergi López, Bruna Cusí, Francesc Orella o Pablo Derqui en el reparto, se terminó de rodar a primeros de este 2020 y ha ganado el Premio del Público en el festival de Sitges de este años. Es la primera versión cinematográfica de la mítica historia de Enriqueta Martí, siniestro personaje de principios del siglo pasado en Barcelona, y de la implicación de la alta sociedad barcelonesa en desapariciones y asesinatos de niños en el Raval.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Toni Polo Bettonica

Es periodista de Cultura en la redacción de Cataluña y ha formado parte del equipo de Elpais.cat. Antes de llegar a EL PAÍS, trabajó en la sección de Cultura de Público en Barcelona, entre otros medios. Es fundador de la web de contenido teatral Recomana.cat. Es licenciado en Historia Contemporánea y Máster de Periodismo El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS