El Rey pide en Barcelona “unidad” para el desarrollo económico tras la crisis

Felipe VI y Pedro Sánchez participan en la entrega de los premios BNEW bajo un gran dispositivo de seguridad y protestas

Felipe VI con la delegada del Gobierno Teresa Cunillera y Pedro Sánchez. En vídeo, declaraciones del Rey esta mañana en Barcelona.Foto: M. Minocri | Vídeo:ATLAS

“Demostremos una imagen de unidad que proporcione un entorno estable y beneficioso para las empresas, generando así mayor riqueza y empleo”, ha afirmado este viernes en Barcelona Felipe VI. El Rey y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han participado en un evento económico organizado por el Consorcio de la Zona Franca, los premios BNEW. El Monarca, que no venía a la capital catalana desde noviembre de 2019, ha aprovechado su intervención ante los emprendedores y varios cargos socialistas para hacer un llamamiento a “trabajar juntos” y generar estabilidad en las empresas, facilitando así la salida de la crisis.

En la entrega de premios, en la estación de Francia, no han participado representantes del Govern o del Parlament. El acto se ha celebrado pocas horas antes de que arranacse el Consejo de Ministros extraordinario en el que finalmente se ha decretado el estado de alarma para Madrid y aplicar así un cierre perimetral de la ciudad como medida de control de la covid-19. Unas 600 personas, según cálculos de los Mossos, se han concentrado en la zona para protestar por la presencia del Rey, sin que se hayan producido incidentes relevantes.

En su intervención, el Rey ha defendido la imagen de competitividad y excelencia productiva que España se ha “labrado”. “Trabajemos juntos por mantenerla, por aumentarla donde sea necesaria”, ha dicho Felipe VI. El discurso, en castellano y catalán, también ha abogado por que Barcelona mantenga su papel “vanguardista” y carácter “cosmopolita y moderno”. A los ganadores de los premios de la Barcelona New Economy Week (BNEW) les ha elogiado por innovar en plena pandemia. “Estoy convencido de que con vuestro talento y motivación, la economía española avanzará en el camino de la superación de esta crisis”, ha dicho el Rey.

Ambos han llegado a la Estación de Francia bajo un fuerte operativo de seguridad y con varias protestas de antimonárquicos en los alrededores. A pesar del Consejo de Ministros extraordinario, Sánchez no ha anulado su participación en los premios, que ha supuesto el regreso del Monarca a la ciudad después de la polémica generada tras la suspensión de su viaje para participar en la entrega de despachos de la última promoción de alumnos de la Escuela Judicial y que fue vetada por el Gobierno.

Desde primera hora, los Mossos d’Esquadra han blindado los alrededores de la estación de trenes reconvertida momentáneamente en centro de exposiciones. El dispositivo policial es similar al del Consejo de Ministros que se celebró en Barcelona, en diciembre de 2018. La policía catalana ha cerrado los accesos al parque de la Ciutadella, junto a la Estación de Francia, pero ha permitido la entrada hacia el Parlament a diputados, trabajadores y prensa, porque hoy está previsto que el pleno de la Cámara debata diferentes interpelaciones al Govern.

A pocos metros de donde ha hablado el Rey, cientos de personas se han manifestado contra su visita. Algunos de los manifestantes han lanzado polvos de colores a la línea policial, en Pla de Palau, junto a la estación de Francia. Además, partidos políticos, sindicatos y entidades independentistas han convocado una cadena humana desde la estación hasta el monumento de Colón, al final de La Rambla. La cadena la organizan ANC, JxCat, ERC, CUP, USTEC-STEs, la Intersindical-CSC, IAC, Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes, CIEMEN y Drets. Los Mossos han retirado varias pancartas desplegadas en domicilios particulares en donde se leen mensajes contrarios a la visita de Felipe VI.

Durante las protestas, varios manifestantes han increpado dos veces a una periodista del programa de Telecinco de Ana Rosa Quintana mientras intentaba conectar en directo con la cadena. En la segunda ocasión, los antidisturbios de los Mossos han acudido a socorrer a la reportera, Mayka Navarro, que finalmente ha declinado su ayuda.

Pasado mediodía, las protestas se han ido disolviendo. Antes se han quemado algunas fotos del Rey, entre ellos la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. Al finalizar, un grupo de jóvenes ha tratado de entrar en la estación de Francia, cuando ya no estaba el monarca ni el presidente, y los Mossos junto con la seguridad privada de la instalación se lo han impedido. También han probado de acceder al parque de la Ciutadella, y finalmente han seguido cortando las calles en dirección al centro. En su llegada a la plaza de Catalunya, la policía les ha retenido e identificado.


Lo más visto en...

Top 50