LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La Generalitat cierra una empresa de Lleida tras detectar que mantenía trabajando a 19 personas con covid-19

La compañía había mostrado su oposición al requerimiento de Salud Pública de realizar pruebas PCR a los empleados

Dos temporeros africanos en Torres del Segre, en la comarca del Segrià, el pasado 6 de julio.
Dos temporeros africanos en Torres del Segre, en la comarca del Segrià, el pasado 6 de julio.javi martín

La Generalitat de Cataluña ha suspendido la actividad de una empresa de Lleida después de que la Inspección de Trabajo detectase que 19 personas con covid-19 continuaban trabajando pese a conocer el resultado de la PCR. “Ante la gravedad de los hechos, Salud Pública ha emitido una resolución suspendiendo su actividad”, ha informado el Departamento de Salud en un comunicado. La compañía ya se había opuesto en otras ocasiones a los requerimientos de Salud Pública de hacer PCR a todos los empleados.

Desde que se disparó la transmisión de la covid-19 en Lleida, donde se registró uno de los focos más preocupantes en la comarca del Segrià hace más de un mes, la Generalitat ha intensificado el control de las actuaciones y las medidas preventivas en el entorno laboral. De hecho, el origen del foco en el Segrià fueron principalmente las empresas hortofrutícolas, que concentraban el grueso de las infecciones entre los trabajadores temporeros, un colectivo muy vulnerable por su situación socioeconómica y la falta de recursos para garantizar un correcto aislamiento en sus viviendas. Aunque la incidencia se ha reducido a la mitad en el Segrià en las últimas semanas, el riesgo de rebrote sigue siendo elevado y se registraron más de medio millar de casos la semana pasada: la tasa de confirmados en la zona es de 234 por 100.000 habitantes, un 51% más alta que la media catalana.

En el marco de estas actuaciones, los servicios de vigilancia epidemiológica visitaron una empresa en el Baix Segrià y acordaron realizar pruebas PCR a todos los trabajadores. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) se trasladó a las instalaciones de la compañía el 23 de julio para tomar las muestras, pero los administradores de la empresa se opusieron, en un primer momento, a que se le realizasen las pruebas a sus empleados. Finalmente, accedieron a que se sometiesen a la PCR aquellos que quisiesen: de los 190 trabajadores, solo 90 se hicieron la prueba. El 42% resultaron positivos y se les tramitó la baja laboral correspondiente.

Una semana después del primer intento por hacer un cribado en la compañía, Salud Pública envió a la empresa otro requerimiento para completar la toma de muestras el 31 de julio. Sin embargo, ante el temor de Salud de que todavía estuviese trabajando alguno de los empleados que habían dado positivo, la Inspección de Trabajo se personó en las instalaciones de la compañía el día 30. En ese momento fue cuando detectaron que 19 empleados que habían dado positivo seguían trabajando.

El Departamento de Salud no ha concretado qué tipo de empresa es la compañía que cometió la irregularidad.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Lo más visto en...

Top 50