Educación

Bargalló no da por perdido el curso académico en Cataluña

El consejero de Educación afirma que después de las vacaciones de Semana Santa se decidirá cómo continúan las clases

El consejero de Educación, Josep Bargalló, este viernes en el Parlament.
El consejero de Educación, Josep Bargalló, este viernes en el Parlament.Andreu Dalmau / EFE

El conseller de Educación de la Generalitat, Josep Bargalló, ha afirmado que en el próximo curso tendrán que adaptarse los contenidos y enseñanzas que no se hayan podido estudiar en este, que “no es un curso perdido”. En una entrevista en TV3, el conseller se ha referido al carácter competencial y por proyectos de la educación actual para argumentar que “permitirá personalizar y compensar los contenidos que los alumnos no hayan podido tratar en este curso".

Para ello, el conseller se ha referido al profesorado, a quienes ha calificado como unos “profesionales excelentes que sabrán adaptar el próximo curso al actual”. "Después de Semana Santa valoraremos cuándo podemos retomar presencialmente el curso”, ha añadido para remachar: “Veremos en qué condiciones lo retomamos de manera telemática”, ha añadido Bargalló.

El titular de Educación ha afirmado que el departamento está averiguando qué alumnos tienen dificultades para seguir las enseñanzas telemáticas o por teléfono móvil para “estudiar de qué manera podemos llegar a ellos”. Si se sigue el curso de manera telemática, una de las posibilidades para llegar a más niños será ampliar la colaboración con TV3 para emitir contenidos educativos, ha añadido.

El conseller ha detallado que la casuística de limitaciones para seguir el curso de manera telemática es “muy amplia”, y ha citado desde niños que no tienen internet o es de poca potencia, a niños que comparten ordenador con varios hermanos o los que viven en un entorno social, económico y cultural que no es favorable al estudio y no les ayuda. El problema y la clave de este curso está en segundo de bachillerato, que cuando se inició el confinamiento había cursado tres cuartas partes del curso, y en las pruebas de acceso a la universidad, que se adaptarán a los contenidos estudiados, ha afirmado.

“Si dejásemos el curso inválido, hay que tener en cuenta que hay estudiantes de FP a los que sólo les faltaban las prácticas y no podemos hacer que toda una generación de FP pierda un año para entrar en el mercado laboral”, además en profesiones para las que “hay demanda y que necesitamos” ha concluido el conseller.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50