_
_
_
_

Díaz acuerda con Puigdemont en Bruselas “explorar todas las soluciones democráticas para desbloquear el conflicto político” en Cataluña

El PSOE se desvincula del encuentro de la líder de Sumar con el ‘expresident’ prófugo. Sánchez, sobre una posible amnistía: “Es el momento de la audacia para dejar atrás definitivamente la fractura del ‘procés”

La vicepresidenta segunda en funciones, Yolanda Díaz, hablaba con el expresidente catalán Carles Puigdemont, este lunes en Bruselas.Foto: Delmi Álvarez | Vídeo: EPV

La líder de Sumar y vicepresidenta segunda del Gobierno en funciones, Yolanda Díaz, se ha reunido este lunes en Bruselas, durante casi tres horas, con el expresidente catalán y eurodiputado Carles Puigdemont. La reunión, la primera de un ministro del Gobierno con Puigdemont desde que este huyó a Bélgica a finales de octubre de 2017, convirtiéndose en un prófugo de la justicia, ha sido calificada por Sumar y Junts de “fructífera” y ha servido, según han dicho en un comunicado conjunto, para abrir el camino a una “relación normalizada y estable entre ambas formaciones políticas”. Los dos partidos se comprometen a “explorar todas las soluciones democráticas para desbloquear el conflicto político” en Cataluña. Fuentes de La Moncloa han asegurado que Díaz está en Bruselas en calidad de líder de Sumar y no como representante del Gobierno; por tanto, el sector socialista del Ejecutivo se desvincula de este viaje. La cita se produce en plenas negociaciones con Junts —partido liderado por el expresident— para la investidura de Pedro Sánchez.

Yolanda Díaz llegó a las doce en punto del mediodía a la sala del Parlamento Europeo reservada para la inesperada cita junto con Puigdemont. A la líder de Sumar la acompañaba el exdiputado de En Comú Podem Jaume Asens, y a Puigdemont, el exconsejero de la Generalitat y hoy eurodiputado Antoni Comín, también prófugo. Ninguno de los implicados hizo declaraciones ni antes ni después del encuentro, que se ha prolongado hasta poco antes de las tres de la tarde. Sonriente, Díaz se ha limitado a asegurar a la prensa que la reunión había ido “muy bien”. A la pregunta de si habría nuevas citas, ha respondido: “¡Sí, claro!”.

En la declaración conjunta, ambas formaciones dicen compartir “la profunda convicción de que la política debe hacerse desde el diálogo y los principios democráticos” y de que “los problemas políticos deben volver a los cauces políticos”. “La democracia consiste en el diálogo entre posiciones diferentes”, subrayan. El motivo del encuentro, según el despacho de Puigdemont, era “intercambiar opiniones sobre el momento político actual”. Y se produce en plenas conversaciones entre el Gobierno y los partidos independentistas sobre una posible ley de amnistía para los delitos relacionados con el procés. Junts y ERC ponen esa amnistía como una de las condiciones para apoyar la investidura de Pedro Sánchez.

Díaz informó de su encuentro el domingo por la noche a La Moncloa, que se ha dado por enterada pero no ha pactado el encuentro ni el contenido, por lo que no asume como propio lo que se pueda acordar. “Nos informaron a última hora de la noche, a hechos consumados. No hay nada acordado. Nosotros seguimos con nuestra vía, esto no tiene nada que ver con nosotros”, resumen fuentes socialistas del Gobierno.

El PSOE se desvincula así del viaje, pero tampoco lo critica. Fuentes socialistas señalan que no tienen “opinión positiva ni negativa” de la reunión en sí. Y consideran que el propio PP, al asumir que se reunirá con Junts para la investidura de Alberto Núñez Feijóo, ha asumido que este es un partido “como los demás, con sus representantes legítimos”. En cualquier caso, el PSOE insiste en que ellos mantienen sus canales con Junts de manera discreta, al contrario de lo que ha hecho la líder de Sumar en Bruselas. Desde el espacio que lidera la vicepresidenta segunda subrayan que todas sus reuniones con los grupos para la investidura se hacen en nombre de Sumar, y no del Gobierno, y siempre de forma pública.

Fuentes de Sumar, que guardan con celo cualquier detalle de las conversaciones y remiten al comunicado con Junts, añaden que llevan trabajando en el encuentro semanas y aseguran que querían dar “transparencia” a la reunión. Consideran, además, que hace falta hacer pedagogía y entender que, si la intención es reestablecer relaciones, tiene que haber alguien al otro lado; aunque la visita, remarcan, no fue en ningún caso una exigencia de Junts. En entrevista a última hora en la Cadena SER, Asens sí ha asegurado que la petición fue del partido de Puigdemont, aunque había “voluntad de mutuo reconocimiento”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La noticia del viaje de Díaz ha trascendido en la mañana de este lunes, justo cuando Pedro Sánchez estaba pronunciando una conferencia en el Ateneo de Madrid, en la que no ha mencionado expresamente el encuentro. El presidente en funciones ha hecho alusiones muy claras a la negociación con Junts para su investidura, ha apostado por “pasar página” del procés y ha vuelto a abrir la puerta, como ya hizo hace dos semanas, a la posibilidad de aprobar una amnistía o algún tipo de alivio penal para los encausados, aunque ha asegurado que cualquier solución será “totalmente constitucional”.

El PSOE, ha dicho su secretario general, será “coherente” con la línea mantenida hasta ahora en relación con este asunto, que en la anterior legislatura se concretó en los indultos a los líderes independentistas encarcelados y la reforma del Código Penal para eliminar el delito de sedición y rebajar el de malversación. “La próxima legislatura será la que deje realmente atrás la fractura [del procés]. No podemos repetir los errores del pasado, es el momento de la política, de pasar página, de aprender de esos errores y de mirar hacia un futuro de convivencia”, ha dicho el presidente. Y ha añadido: “Queremos dejar atrás un pasado de trincheras. Apostamos por el diálogo y la concordia, es la mejor solución a esta crisis. Una solución que será totalmente constitucional. Debemos ser coherentes y avanzar por esa senda. Es el momento de la política, de seguir avanzando en la convivencia. Nuestro proyecto defiende la Constitución y aboga por un proyecto común que se basa en el respeto y el afecto, que defiende la unión de los españoles, que asume la pluralidad lingüística y cultural como un orgullo”.

Desde la izquierda, Jaume Asens, Yolanda Díaz, Carles Puigdemont y Toni Comín, este lunes en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas.
Desde la izquierda, Jaume Asens, Yolanda Díaz, Carles Puigdemont y Toni Comín, este lunes en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas. Delmi Álvarez

Sánchez ha agradecido “a todas las fuerzas políticas” con las que está negociando, incluida Junts, “la altura de Estado que están demostrando”. Y ha afirmado que el acuerdo sobre su investidura “se puede, se debe y se va a alcanzar”.

Yolanda Díaz, directamente y a través de Jaume Asens, ha mantenido contacto fluido con Puigdemont durante todo el mes de agosto y la vicepresidenta, de hecho, fue la primera en pedir el uso de las lenguas cooficiales en la Cámara baja, una de las medidas contempladas dentro del acuerdo para la Mesa del Congreso. Sumar reivindica que esta ha de ser “una legislatura de avance social y plurinacional”, para lo que, señalan, están ya “manos a la obra”.

En la SER, Asens ha reconocido que en el encuentro se abordaron las exigencias de Junts y que, en ese contexto, “la amnistía es una de las fórmulas posibles para intentar pasar página y poner el marcador a cero”. El exdiputado ha reiterado su “compromiso” a explorar esta y otras vías, aunque no ha querido detallarlas. En su opinión, el sí del partido de Puigdemont está ahora más cerca. “Gestos como estos en política son importantes”, ha señalado antes de afirmar que “hay que desplazar” el “centro de gravedad” del conflicto de los tribunales a los parlamentos. Asens también ha desvelado que desde el acuerdo para la conformación de la Mesa del Congreso no hay conversaciones entre los socialistas y Puigdemont y ha criticado que estas en su día fueran “muy tarde”. “Creo que hay tiempo por delante pero no podemos dormirnos. El PSOE de momento no ha movido ficha. Por eso nosotros queríamos hacer ese gesto. Pensamos que hay que negociar seriamente sobre los contenidos que nos tiene que llevar a un acuerdo de investidura”, ha insistido.

La portavoz parlamentaria de la formación, Marta Lois, en declaraciones en RNE, ha calificado la reunión también como un “ejercicio de normalidad democrática”. “En democracia, el diálogo, la escucha, el poder buscar acuerdos es importante”, ha destacado.“Hoy en Bruselas damos un paso importante para seguir construyendo soluciones en clave social y territorial para nuestro país”, ha indicado en redes el eurodiputado y portavoz, Ernest Urtasun. Podemos, partido integrado en Sumar, no había sido informado previamente del encuentro por Díaz, pero ha celebrado que este se haya producido: “Bienvenidas sean todas las iniciativas para armar esa mayoría progresista, democrática y plurinacional”, ha dicho su portavoz Javier Sánchez Serna.

Con información de Camilo S. Baquero.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_