_
_
_
_
_

Los nuevos indicios que investigará el Congreso: de parar “la libretita” de Bárcenas al rastreo sobre “los 69 de Podemos”

Grabaciones y mensajes telefónicos engrosan las evidencias sobre la supuesta corrupción político-policial del primer Gobierno de Rajoy

José Manuel Romero
La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, a su llegada a la comisión Kitchen del Congreso, en 2021.
La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, a su llegada a la comisión Kitchen del Congreso, en 2021.Eduardo Parra (Europa Press)

Decenas de grabaciones del comisario jubilado José Manuel Villarejo, no incorporadas al sumario del caso Tándem hasta el año pasado tras su publicación en EL PAÍS, y cientos de mensajes telefónicos de Francisco Martínez, ex número dos de Interior, conocidos ahora, apuntalan los indicios de corrupción político-policial en ese ministerio durante el primer Gobierno de Mariano Rajoy. Operaciones ilegales perpetradas supuestamente por comisarios a las órdenes de los dirigentes del PP buscaron desprestigiar a los adversarios políticos del Gobierno e intentaron proteger al presidente Mariano Rajoy de la investigación judicial abierta en el caso de la caja b de su partido.

El Congreso de los Diputados investigó estos hechos sin conocer todos los indicios que ahora ha publicado, entre otros medios, EL PAÍS. Lo que sigue es un resumen de las nuevas pruebas que, a partir de este martes, analizará la comisión de investigación parlamentaria:

Cospedal a Villarejo: “La libretita [de Bárcenas]... sería mejor poderlo parar”

Dolores de Cospedal era secretaria general del PP en los días previos a la publicación en EL PAÍS de los denominados papeles de Bárcenas. En una conversación con Villarejo, grabada por este, Cospedal le traslada su preocupación ante la posible difusión de unos documentos que acreditarían el cobro de dinero negro por parte de los principales dirigentes del partido. En ese contexto, Cospedal le indica a Villarejo: “La libretita [de Bárcenas]… será mejor poderlo parar”. Unos días después, EL PAÍS publicó esos papeles, que recogen la presunta financiación ilegal del PP durante 20 años (1990-2009). Cospedal, Villarejo, otros mandos policiales y responsables del Ministerio del Interior torpedearon durante los meses siguientes la investigación del caso Bárcenas, montaron la operación Kitchen para robar documentos al extesorero del PP e hicieron todo lo posible por anular una causa que terminó con una sentencia condenatoria, según las distintas pruebas que se acumulan en la Audiencia Nacional.

Operación Cataluña: “El extracto junto a uno de los informes duros va a ir en El Mundo”

En las vísperas de las elecciones catalanas de noviembre de 2012, el comisario Villarejo, en connivencia con el entonces secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, puso en marcha el primer plan de intoxicación informativa contra dirigentes independentistas catalanes. Un informe apócrifo, sin sello, firma ni autor conocido, denunciaba supuestas prácticas corruptas del Gobierno catalán y del expresidente Jordi Pujol. En una conversación grabada por Villarejo, este pone al tanto de la operación a Francisco Martínez, quien le pregunta sobre la estrategia a seguir.

Martínez: ¿Y el extracto [de la cuenta de Pujol] dónde lo vas a poner, en El Mundo?

Villarejo: “Sí, sí, es que es el sitio. El extracto, junto a uno de los informes duros, va a ir en El Mundo, porque ellos ya a partir de ahí van a radicalizar posturas y van a ser más drásticos.

Tres días después de la conversación, El Mundo publicó el supuesto informe policial que vinculaba supuestas cuentas en Suiza de Jordi Pujol y del entonces presidente Artur Mas con la corrupción de CiU, el partido del Gobierno de Cataluña. Todo resultó falso. Villarejo confesaría mucho después su participación en aquella primera Operación Cataluña: “Como imagino que algo de eso sabrás, el autor del famoso borrador Cataluña, humildemente, soy yo (…) En eso al menos el presidente tuvo la deferencia de darme las gracias personalmente, porque luego pasa el tiempo y la gente es muy olvidadiza y no me gusta tener concepto de kleenex”.

Suscríbete a los hechos

Si quieres apoyar la elaboración de noticias como esta, suscríbete a EL PAÍS
Suscríbete ahora
“Tengo pruebas de que estáis todos en esta movida [de la Operación Cataluña]”

Algunos meses después de aquel informe controvertido, que según Artur Mas le costó a CiU la pérdida de una decena de escaños en las elecciones autonómicas, Villarejo se empeñó en presentar denuncias ante los tribunales contra los dirigentes independentistas. Y el entonces jefe de gabinete del ministro del Interior, Francisco Martínez, le dio el visto bueno tras sentirse amenazado.

El comisario le reprocha al político que quiera “meter en la nevera” una nueva operación consistente en la presentación de una denuncia por parte de su informador, el financiero catalán Javier de la Rosa, ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) para montar una causa judicial contra los independentistas catalanes:

Villarejo: Te digo lo que he hecho. He quedado esta noche con un notario amigo mío, y esta mañana he depositado pruebas para el acta notarial, por si me detienen en alguna circunstancia o me pasa algo; está depositado.

Martínez: ¿Qué tipo de pruebas?

Villarejo: Pues que demuestran que todos estabais en esta movida.

La “movida” a la que se refiere Villarejo es el informe policial apócrifo que denunciaba numerosas corruptelas, la mayoría falsas, de los principales dirigentes de Cataluña. Villarejo había filtrado dos semanas antes ese informe a El Mundo, previa consulta a Martínez.

Villarejo: ¿Por qué lo sacó Pedro J. [director de El Mundo en noviembre de 2012]? Porque soy el único que, a las ocho de la tarde, a un tonto como el Inda le digo: “Uy, esto, por qué no lo sacas, papapapá...”. Y a las nueve está imprimiéndose.

El ministro del Interior a Villarejo: “Negaré incluso bajo tortura que esta reunión ha existido”

El comisario Villarejo se reunió también con el ministro del Interior, Jorge Fernández, muy interesado en la presentación de las denuncias contra los dirigentes independentistas y en que estas prosperasen. En la conversación, el ministro mostraba su preocupación ante la posibilidad de que se conociera su participación en estos hechos. En sede judicial y en sede parlamentaria negó Fernández reiteradamente que la reunión con Villarejo se hubiera producido. Cuando EL PAÍS le informó de que existía una grabación, su abogado insistió en negar los hechos.

Jorge Fernández: Para su información, esta conversación no ha existido, ¿vale? El ministro no sabe nada, ¿eh? Esta claro, ¿verdad? Y digo esto porque sé que estoy hablando con servidores del Estado. Está claro, ¿verdad? Por tanto, yo negaré incluso bajo tortura que esta reunión ha existido.

Villarejo: Materia para la Audiencia Nacional hay. A mí, insisto, ayer hablé con Santiago Pedraz, el decano, que me dijo: “No te preocupes que, en todo caso, si no le cae a uno de los cuatro que ya están tocados, abiertamente, lo que le voy a pedir a quien le caiga en el reparto, que será dentro de 10, 15 días, cuando ya le adjudique a uno, es que antes de hacer nada, por favor, hable con vosotros”.

Jorge Fernández: La fiscalía está... La fiscalía está...

Villarejo: En principio, Eloy está muy… se le ha tocado, a Javier Zaragoza [fiscal jefe de la Audiencia Nacional], pero muy sutilmente.

Jorge Fernández: Con el fiscal jefe del Estado se ha hablado, ¿eh? (…) ¿Cuándo sería?

Villarejo: Lo ideal es que se presente hoy.

Jorge Fernández: ¿Quién iría? ¿Usted con el jefe de la UDEF?

Villarejo: Sí, sí, yo iría con él.

Jorge Fernández: ¿A ver al juez Fernando Andreu?

Villarejo: Bueno, a ver al que esté de guardia.

Jorge Fernández: ¿Quién está de guardia hoy?

Villarejo: Pues me parece que es Ruz, ¿no? Esta semana.

Jorge Fernández: Pues Ruz no es el mejor, ¿no?

Investigación policial a jueces catalanes: “Están intentando borrar los registros”

El comisario Eugenio Pino, director adjunto operativo durante el mandato de Jorge Fernández Díaz (PP) en Interior, investigó en secreto a los jueces que firmaron un manifiesto en febrero de 2014 a favor del derecho de autodeterminación.

La Razón publicó las fotos de carné de esos jueces firmantes del manifiesto, sacadas de la base de datos de la policía. Eugenio Pino planeó con su equipo más próximo la manera de eliminar los registros para evitar que se identificara a quienes hicieron la filtración, según las grabaciones incautadas al comisario José Manuel Villarejo.

Se abrió una causa en un juzgado de Barcelona contra La Razón, pero la causa fue archivada tras interrogar a los policías que accedieron a la base de datos.

Eugenio Pino: Si usted quiere saber quién lo ha filtrado, pregúnteselo al periódico [que lo ha publicado].

Villarejo: Sí, sí, sí.

Pino: Si he sido yo, pues ya dirá que he sido yo.

Pedro Esteban (comisario Cataluña): Pero es importante si se pudieran borrar los registros.

Pino: Están intentándolo.

Pedro Esteban: Mejor.

Pino: De todas maneras, a ti, si te preguntan, no digas que…

Pedro Esteban: ¿A mí qué me van a venir a preguntar?

Pino: Tú estás protegido por la ley de secretos oficiales, no tienes ninguna obligación de explicar esa información. Le nombras la normativa y ya está. Yo, todo lo que tal… Es que estamos obligados a saber quiénes son estos 25 jueces. Estamos obligados. Entre otras cosas, el fiscal general del Estado el otro día...

Villarejo: De todas maneras, joder, el tema de las fotos del DNI, macho, el tonto de La Razón, es que…

Villarejo a Cospedal: “Hicieron la mierda esa del informe PISA, que es basura”

El 5 de mayo de 2017, Villarejo hablaba y grababa la conversación con María Dolores de Cospedal, entonces ministra de Defensa y secretaria general del PP. Comentaban el denominado informe PISA (Pablo Iglesias S. A.), un documento fabricado a finales de 2015 por la llamada policía patriótica y filtrado a determinada prensa para divulgar la idea falsa de que el dirigente de Podemos había recibido dinero ilegal de la dictadura iraní. “Hicieron la mierda esa del informe PISA, que eso es basura, y con eso lo vacunaron”, le dijo Villarejo a Cospedal.

Villarejo: El Coletas [Pablo Iglesias] es un hijo de puta…

Cospedal: Un hijo de puta en toda regla.

Villarejo: Perdona, en el 2014, [...] yo tenía un segundo tema de la hostia, es que tenía un coronel del servicio secreto venezolano donde me iba a dar unas actas donde había reuniones de ETA con el servicio secreto cubano y con los de Podemos. ¡En Venezuela!

Cospedal: Joder, eso es una bomba.

Villarejo: Pero esa bomba, cuando yo se lo dije a esta gente, Paco [Martínez, ex número dos de Interior] se cagó. Paco, pobrecico, buena gente y tal…

Cospedal: Pero yo eso sí lo quiero.

Francisco Martínez también habló a través de WhatsApp con el jefe policial Eugenio Pino sobre la intoxicación informativa del informe PISA:

Enrique García Castaño (comisario jefe de la UCAO): Acabo de hablar con Abc y me confirman que ha sido el director, esa factura no la tienes tú porque Gago no te la puso en el informe para proteger a la tía, hace cuatro días [Ignacio] Cosidó [director general de la Policía] pidió el dossier y, como no estaba Gago, no se dieron cuenta y metieron esta factura.

Francisco Martínez: Joder con el director (...) ¿Pero es muy grave? Al final se trata de darle credibilidad a la historia, ¿no?, con datos objetivos.

García Castaño: Credibilidad total

Francisco Martínez: Trata de recuperarla (...). ¿Y hasta cuándo ha seguido cobrando Iglesias? Esa es la clave...

“Están buscando el cheque [de Pablo Iglesias]”; “Pues mejor, porque está diciendo la prensa que es chungo”

La policía nacional suministró a OkDiario una información según la cual el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro había pagado 272.000 dólares a Pablo Iglesias en una cuenta del paraíso fiscal de las Islas Granadinas. La información resultó falsa, y Francisco Martínez empezó a preocuparse. El máximo responsable de la Policía intentó tranquilizarle a través de mensajes de Whatsapp:

Eugenio Pino: Copia del depósito es igual el cheque [sic]. Henry Ramos es el presidente de la Asamblea Nacional venezolana. Están buscando el cheque.

Francisco Martínez: Pues mejor, porque empiezan a decir los periodistas que es chungo. Ya lo tiene la fiscal general. Parece que abrirá diligencias. ¿Tú sigues convencido de que es bueno?

Eugenio Pino: Totalmente, no lo dudes.

“Investigar a los 69 de Podemos deja rastro”

En los primeros meses de 2016, cuando el PP temía perder el Gobierno por una posible alianza de PSOE y Podemos junto a otras fuerzas minoritarias, desde el Ministerio del Interior se desató un movimiento para desacreditar a los diputados de Podemos. Por WhatsApp, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, daba órdenes al comisario jefe de la UCAO, Enrique García Castaño:

Francisco Martínez: De aquellos de Podemos que tenían antecedentes... ¿Pudiste confirmar algo?

García Castaño: Pues lo pedí y voy a llamar porque no volví a preguntar. Se me pasó.

Martínez: Sería muy interesante saberlo... Y si han estado en temas abertzales, temas de extremismo violento, etc.

García Castaño: Josetxu Arrieta, el único que tiene pertenencia a ETA.

Martínez: ¿Estuvo condenado?

García Castaño: Sí.

Martínez: ¿Y los demás nada?

García Castaño: ¿Nada?

Martínez: ¿Digo que si los demás están limpios? ¿Tampoco violencia callejera, anarcas, etc.?

García Castaño: Lo vuelvo a mirar, pero creo que no.

Martínez: Cagüenlaputa (…) Alguno tiene que ser chungo

García Castaño: Vamos a ver.

Francisco Martínez: Mira con ojos atentos.

García Castaño: Te parece poco todo lo que tienen, Castiñeira [Jefe de la Brigada Provincial de Información] tiene que tener lo que haya, porque los trabajó mucho tiempo. (…) Le pregunto.

Francisco Martínez: Y de los otros, ¿qué? No me mandas nada....

García Castaño: El cabrón de Germán me dice que esta tarde, porque mirar los 69, se saca, pero hay que mirar uno a uno y, claro, deja rastro.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_