El Gobierno se asegura la mayoría para aprobar los Presupuestos de 2023

ERC se prepara para anunciar su acuerdo al valorar una transferencia del Estado a Cataluña para infraestructuras

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, este martes en el debate de los Presupuestos en el Congreso.
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, este martes en el debate de los Presupuestos en el Congreso.Alberto Ortega (Europa Press)

El Gobierno se ha asegurado ya la aprobación en tiempo y forma de los terceros Presupuestos Generales del Estado de esta legislatura, dos días antes de la votación del dictamen global, prevista para este jueves. PDeCAT y EH Bildu, aliados habituales, han avanzado su disposición a favor de las cuentas públicas para 2023 este martes, pero se espera en breve un apoyo similar de ERC, que lleva días avisando de que tiene bien enfiladas sus demandas. Con la promesa de los votos ya confirmada, el proyecto de Presupuestos alcanzaría cuanto menos 175 síes y una mayoría simple, gracias a que en la votación prevista obtendría más síes que noes. En el Congreso hay 349 diputados y formaciones, como el BNG, ya han anunciado que se abstendrán en las votaciones finales. Los votos negativos adelantados llegan por ahora a 157, pero subirán casi seguro a 159.

El goteo de adhesiones de diversos partidos a los Presupuestos para 2023 confirma que el Gobierno volverá a disfrutar el próximo jueves de una votación cómoda, más que probablemente incluso superior a la del año pasado, y que, por tanto, se encamina a terminar con bastante fortaleza parlamentaria el último curso de esta compleja legislatura. El marcador refleja por ahora una votación con 175 síes: los diputados del PSOE (120), Unidas Podemos (33), PNV (6), EH Bildu (5), PDeCAT (4), Coalición Canaria (2), Más País (2), Compromís (1), una exdiputada de UP y el Partido Regionalista de Cantabria (1). El portavoz de Teruel Existe, Tomás Guitarte, avisó este martes de que aún mantiene vivas varias enmiendas con mejoras para su territorio y se guarda su voto. Los dos parlamentarios separatistas de la CUP todavía no han comunicado públicamente su voto pero están más cerca del no que de la abstención como los cuatro de Junts, lo que elevaría esa cifra de rechazos hasta 159.

ERC, con 13 parlamentarios normalmente claves, también aguanta oficialmente su posición final por ahora, aunque no esconde que está en la misma senda que el Ejecutivo, entre otras razones, porque no contempla otra alternativa. ERC presentó este martes un primer esbozo de acuerdo para distintas infraestructuras, lo que allana aún más el camino a su adhesión presupuestaria, pero se está tropezando con mucha oposición para conseguir el traspaso en la gestión de las Cercanías, su histórica exigencia ante el mal servicio que entienden que se da al respecto en Cataluña.

El primero que ha querido este martes destacar el nuevo acuerdo de la mayoría progresista y con partidos nacionalistas e independentistas para sacar adelante ese proyecto ha sido el portavoz del PDeCAT, Ferran Bel, mientras varios miembros del Gabinete justificaban ante la Cámara las razones de sus diferentes partidas presupuestarias. Bel cifró las incorporaciones planteadas por su formación en 40 millones de euros distribuidos en 86 enmiendas que dividió, por un lado, en el coste de su propuesta para que sean también gratuitos los viajes en líneas de autobús de titularidad estatal (como sucede ahora durante esta crisis por la guerra en Ucrania en los cercanías y trenes de media distancia). Por otra, en partidas concretas para inversiones en Cataluña en las áreas de investigación, deportes y acontecimientos deportivos, equipamientos, ámbito social y cultural.

La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, no ha tardado en comparecer para justificar el nuevo apoyo de la formación abertzale a las cuentas del Estado. Un acuerdo que se desglosa en 10 capítulos, que van desde la protección social general (por ejemplo, en mantener el límite del 2% en la actualización de los alquileres); las pensiones no contributivas; 12 millones de euros más para las víctimas de la talidomida; la incorporación de 200 plazas más de MIR a las 1.200 ya previstas; la creación de un Memorial del 3 de marzo en Vitoria, relacionado con los cinco obreros que murieron en 1976 en el desalojo de la iglesia de Zaramaga, y otras inversiones sobre memoria democrática; la transferencia de la competencia del Tráfico a Navarra antes del 31 de marzo de 2023; la gestión de los nuevos gravámenes energéticos y de la banca por las haciendas forales; proyectos de transición ecológica y otros, sobre investigación en las universidades vascas y de Navarra.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El pacto del Ministerio de Hacienda con EH Bildu, que se acabó de fraguar el lunes en la última reunión, también contempla un millón de euros para la digitalización de las radios en euskera y 250.000 euros para la promoción del circo en ese idioma.

ERC todavía no ha anunciado pública y formalmente que se suma de nuevo a esa mayoría progresista que presumiblemente avalará el jueves los Presupuestos. Dicen que aún les queda camino, aunque se espera la confirmación en breve. Serán 13 escaños más a agregar a los 175 ya comprometidos y, por tanto, elevarán esa votación final en el pleno hasta 188 síes y a 189 si al final se añade el de Teruel Existe.

Esquerra Republicana sí quiso lanzar un gesto este martes a favor de esa negociación al explicar que ya se habían incorporado algunas de sus enmiendas, y en ellas especialmente las que establecen un “mecanismo para garantizar que se ejecutan las inversiones del Estado en Cataluña”. En la enmienda pactada entre ERC y el PSOE se especifica que el Estado transferirá a la Generalitat los fondos para realizar obras en infraestructuras claves en Cataluña en el ámbito ferroviario y de carreteras por un valor total de cerca de 900 millones de euros.

“Una gran conquista”

“El establecimiento de este mecanismo para garantizar las inversiones del Estado en Cataluña es una gran conquista para corregir la desinversión histórica que sufren los catalanes y las catalanas”, aseguró el portavoz de Presupuestos de los republicanos en el Congreso, Joan Margall. “Queremos más herramientas como país para ayudar a la gente, para hacerle la vida más fácil. Cualquier espacio de soberanía que conquistamos es un paso adelante”, explicó.

Entre los convenios firmados se encuentran la ejecución de las actuaciones en el Maresme derivadas de la cesión de la N-II, con una aportación plurianual del Estado de 384 millones de euros. Otro para actuaciones de mejora de la conectividad de la AP2 y la AP7, con una aportación plurianual que llega hasta los 250 millones. Y también que se hará efectivo otro para la ejecución del Eje Pirenaico con una partida plurianual de 260 millones. Por último, se ha firmado un acuerdo para la ejecución de intercambiadores entre la red ferroviaria de titularidad estatal y la de la Generalitat.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS