Vara plantea una bajada de tasas y precios públicos en Extremadura

Propone rebajar a la mitad el precio de los comedores escolares o el transporte y un 25% la ITV

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una sesión de la Asamblea extremeña.
El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una sesión de la Asamblea extremeña.ASAMBLEA (ASAMBLEA)

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha anunciado este jueves que la próxima semana propondrá al PP, en la negociación de los presupuestos regionales para 2023, la mayor bajada de la historia de las tasas y precios públicos para aliviar la carga de las familias.

En concreto, ha detallado que el próximo año se pagaría un 25% menos por pasar la inspección técnica de vehículos (ITV) y se reducirían un 50% las tasas de comedores escolares y aulas matinales, las de las licencias de caza y pesca, y la de la tarjeta de transporte subvencionada, entre otras, y que en otras muchas se llegaría al 100%.

En contestación a una pregunta del PP, en la sesión plenaria de la Asamblea de Extremadura, Fernández Vara ha asegurado que la rebaja no afectará a los servicios esenciales porque no toca los impuestos que los financian.

A comienzos de semana, el Gobierno de Fernández Vara aseguraba que únicamente se estudiaba la congelación de las tasas públicas, según fuentes de la Junta consultadas por EL PAÍS. “Tenemos un buen número de bonificaciones y exenciones orientadas a mantener la progresividad, no desnaturalizar los tributos y, sobre todo, garantizar que sean equitativas”, afirmaban para explicar su rechazo a una bajada generalizada de impuestos.

A las rebajas fiscales aprobadas por los Ejecutivos del PP en Madrid, Andalucía, Galicia, Castilla y León y Murcia se sumó este martes por sorpresa el valenciano Ximo Puig, del PSOE, que anunció una reducción del IRPF aunque subrayando que en su caso beneficiará sólo a “las clases medias y trabajadoras”. Y en la estela de Puig se situaron ese mismo día otras cuatro comunidades con presidente socialista. Castilla-La Mancha, Aragón, Canarias y Navarra confirmaron a este periódico que estudiaban rebajas de impuestos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El anuncio del Gobierno extremeño se produce el mismo día en el que el Ejecutivo de coalición ha anunciado una rebaja fiscal para rentas de hasta 21.000 euros y un impuesto para las grandes fortunas. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha desmarcado esta medida de “las deflactaciones” que han llevado a cabo “Madrid o Andalucía”, puesto que esas son universales. Además, el Ejecutivo ha anunciado que elevará los tipos en el IRPF que gravan las rentas del ahorro y ha acordado un “impuesto de solidaridad” que estará en vigor en 2023 y 2024 para grandes patrimonios de más de tres millones de euros.

El Gobierno intentó hasta el último momento frenar la bajada de impuestos del tramo autonómico del IRPF por debajo de 60.000 euros que anunció el martes Ximo Puig, el presidente valenciano. Montero ha explicado públicamente que está en contra de una bajada generalizada de impuestos porque da un mensaje muy negativo en un momento en el que se necesitan los ingresos públicos para hacer frente a la crisis y para mantener las políticas redistributivas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS