Belarra critica que el Gobierno “se pliegue” a “imposiciones externas” al aumentar el gasto militar

“Las diferencias no ponen en peligro en absoluto la existencia de un Gobierno de coalición”, zanja Garzón respecto a la cumbre de la OTAN. Rodríguez cree una “irresponsabilidad” las acusaciones de Podemos sobre los contratos

Ione Belarra, este miércoles, en la Comisión de Derechos Sociales, en el Congreso.
Ione Belarra, este miércoles, en la Comisión de Derechos Sociales, en el Congreso.Eduardo Parra (Europa Press)

Las críticas de Podemos el pasado lunes a la celebración de la cumbre de la OTAN el 29 y 30 de junio en Madrid siguen generando diferencias no solo con el socio mayoritario del Gobierno, sino también dentro del espacio político de Unidas Podemos. Si el martes, la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, trataron de rebajar el tono y corrigieron desde La Moncloa a la formación que lidera Ione Belarra por acusar al Gobierno de haber adjudicado “a dedo” contratos por valor de 37 millones de euros para organizar la reunión de la alianza, este miércoles la secretaria general del partido ha vuelto a dejar clara la oposición de Podemos a esa cita y ha cargado contra el compromiso del presidente Pedro Sánchez de incrementar el presupuesto en Defensa. “Yo no voy a asistir, pero eso me parece lo de menos. Lo de más es si nos vamos a plegar como país a esas imposiciones externas que no responden a los intereses de la gente o si vamos a ser capaces de priorizar, en vez de un aumento del gasto militar que creo que no quiere la ciudadanía española, el apostar por políticas sociales”, ha afirmado a su llegada a la Comisión de Derechos Sociales en el Congreso.

Ni Díaz ni Garzón han desvelado públicamente aún si asistirán o no a la cumbre, aunque Izquierda Unida se ha posicionado desde su nacimiento en 1986 contra una institución como la Alianza Atlántica. “En la cultura política de IU siempre ha habido claramente la conciencia de que la OTAN no es un instrumento que vaya a resolver los problemas en una línea de paz y de solidaridad entre los pueblos”, ha afirmado este miércoles el titular de Consumo durante una entrevista en RNE en la que ha admitido que en la formación “no todo el mundo piensa igual” y que “es razonable” tener dudas al respecto hoy en día. En todo caso, Garzón ha explicitado el “compromiso” con el Ejecutivo y ha “priorizado” el acuerdo alcanzado hace más de dos años con el PSOE para llevar a cabo políticas que “beneficien a la clase trabajadora”. “Esas diferencias que existen en otras dimensiones no afectan ni ponen en peligro en absoluto la existencia de un Gobierno de coalición”, ha zanjado el ministro.

“Hemos sido muy claros. Me gustaría que España fuera el anfitrión de la cumbre de paz, y creo que ese dinero hace mucha falta para prioridades sociales como el Ingreso Mínimo Vital o ese abono transporte que hemos propuesto a 10 euros, porque hay mucha gente que lo está pasando mal en este país”, ha insistido, por su parte, Belarra a preguntas de los periodistas. También IU se manifestó en esa línea el pasado lunes, cuando a través de su portavoz, Sira Rego, anunció que la formación no participaría en la cita de final de mes: “Desde luego, Izquierda Unida no estará en esa cumbre”.

Ningún ministro de UP asistió a comienzo de semana al acto de la celebración del 40º aniversario de la entrada de España en la OTAN en el Teatro Real, en el que sí hubo una amplia representación del ala socialista del Gobierno. La única invitada oficialmente, como miembro del Consejo de Seguridad Nacional, era la vicepresidenta segunda, que ese día justificó su ausencia por unas pruebas médicas, aunque reconoció que la de no acudir era también una “decisión propia”. La polémica se avivó cuando el coportavoz de Podemos Javier Sánchez Serna criticó la inversión en la cumbre de junio. “Creemos que hay otras prioridades a esos 37 millones que va a costar y que se han adjudicado a dedo, sin ningún tipo de concurso público”, reprochó al PSOE. En realidad, el Consejo de Ministros del 26 de abril aprobó por 31,7 millones tanto la contratación de la cesión temporal de espacios y prestación de servicios y suministros para la reunión, como la adquisición del material para el dispositivo policial. “Son contratos de acuerdo a la ley”, se ha desmarcado este miércoles Garzón. “Hay una pulcritud administrativa plena”, ha remarcado.

Sin mencionarlos, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, ha criticado también la actitud de Podemos, al señalar durante un acto en Pinto (Madrid) que entiende “solo” esas afirmaciones desde “la irresponsabilidad”. “El Gobierno trabaja siempre conforme a la ley de contratos”, defendió en declaraciones recogidas por las agencias.

Rechazo de Alianza Verde

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Alianza Verde, el partido ecologista integrado en Unidas Podemos, ha manifestado su “rechazo” la celebración de la cumbre. A través de un comunicado, el coordinador del partido, Juan López de Uralde, asevera que la Alianza Atlántica es “una organización para la guerra, y que no aporta nada a la construcción de la paz”. “En este momento la prioridad global debe ser conseguir un alto el fuego en Ucrania. Para ello el único camino es reforzar las vías diplomáticas, no rearmar el bloque que representa la OTAN. Sin embargo, vemos mucho movimiento en la cuestión armamentista, y muy poco esfuerzo diplomático”, argumenta.

Sobre la firma

Paula Chouza

Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS