Los audios entre Cospedal y Villarejo irrumpen en la precampaña andaluza

Los populares alegan que son cosas “del pasado” mientras que el PSOE pide explicaciones a Juan Manuel Moreno porque formaba parte de la dirección de Génova cuando se pagaron sobresueldos. Cs asegura que “el PP no puede huir de esa realidad”

El secretario general del PSOE de Andalucía y candidato a la presidencia de la Junta, Juan Espadas, conversa con algunos vecinos de la localidad cordobesa de Priego de Córdoba.
El secretario general del PSOE de Andalucía y candidato a la presidencia de la Junta, Juan Espadas, conversa con algunos vecinos de la localidad cordobesa de Priego de Córdoba.Salas (EFE)

Las conversaciones entre la antigua secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, y el comisario José Manuel Villarejo sobre “la libretita” de Bárcenas, difundidas por EL PAÍS, han irrumpido en la precampaña electoral andaluza. Mientras el coordinador de la campaña de los populares en Andalucía y número tres nacional de ese partido, Elías Bendodo, ha tratado de desmarcarse del escándalo de corrupción, asegurando que era una “cosa del pasado”, el secretario general del PSOE-A y candidato a la presidencia de la Junta, Juan Espadas, ha reclamado explicaciones al presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, por formar parte de la dirección nacional cuando se pagaban sobresueldos a sus dirigentes. También el socio de los populares en el Gobierno regional de la Junta, el vicepresidente y aspirante por Ciudadanos, Juan Marín, ha reconocido que “el PP no puede huir de esa realidad”, para asegurar a continuación que ahora la comunidad “está libre de corrupción”.

“La libretita del señor Bárcenas la conocemos bien porque se publicó en portada en los periódicos de ámbito nacional y en ella aparecían muchos nombres, algunos de ellos, por cierto, de candidatos que se presentan a la presidencia de la Junta”, ha señalado Espadas desde Priego de Córdoba. El líder de los socialistas andaluces ha señalado que el asunto de los sobresueldos —”que los líderes aceptaron como algo natural”―, es algo que nunca explicó “Mariano Rajoy ni todos los que formaban parte de Génova en ese momento, entre otros Moreno, que tenía responsabilidades en la dirección nacional de su partido”.

No es la primera vez que los socialistas piden explicaciones a Moreno sobre la financiación ilegal de su partido. En febrero de 2021, cuando comenzaba el juicio en la Audiencia Nacional sobre la caja b del PP, la oposición —también la diputada de Adelante Andalucía Teresa Rodríguez― le exigió que compareciera para dar explicaciones sobre el asunto por haber ocupado puestos de dirección en el partido (donde ha ejercido como secretario ejecutivo de Nuevas Tecnologías, secretario ejecutivo de Política Municipal, secretario de Política Local y coordinador de Política Autonómica y Local hasta que fue designado en 2014 candidato a la Junta de Andalucía). Ya entonces Moreno se desvinculó de cualquier responsabilidad alegando que “lo que sucedió hace una década, sucedió hace una década”.

El mismo argumento que ha esgrimido esta mañana su mano derecha en Andalucía. “Es un tema muy antiguo, aparece o desaparece en función del interés del que lo mueva”, ha señalado Bendodo durante una entrevista en Antena 3. La reacción también ha tenido respuesta por parte de Espadas, quien se ha centrado más en atacar al actual líder nacional de los populares, Alberto Núñez Feijóo, por este asunto, que a su rival en la carrera por la presidencia de la Junta. “Cada vez que se habla de este tema se dice que ocurrió en el pasado, pero ese PP del pasado es el que ha dicho Feijóo que quiere recuperar”. “El PP no es el de antes o el de ahora, es el de siempre”, ha insistido el dirigente socialista.

Tampoco es partidario de ocultar el tema el vicepresidente de la Junta, de Ciudadanos. “El PP no puede huir de esa realidad”, ha señalado Juan Marín, que ha aprovechado la irrupción de la corrupción en la precampaña para intentar sacar rédito electoral. “Ciudadanos es el único partido sin corrupción. La corrupción del PP, del PSOE, de IU en Andalucía y el 3% en Cataluña ha lastrado la imagen de este país”, ha señalado, para asegurar que “ahora en Andalucía estamos libres de todo esto”, gracias, a su juicio, a la puesta en marcha de la Oficina Anticorrupción, una iniciativa impulsada por su partido cuyo reglamento de funcionamiento interno aún no ha sido aprobado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El PP hizo girar sobre la corrupción del PSOE buena parte de su anterior campaña electoral que Moreno inició frente al antiguo burdel de Sevilla donde el antiguo director de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (FAFFE) pagó con la tarjeta de la entidad hasta 25.277 euros en siete días diferentes, (9.000 en una sola noche). La sombra de la corrupción también ha planeado en el arranque de la precampaña, con la presentación a la Fiscalía por parte del PSOE de los 4.000 contratos exprés firmados por la Junta durante la pandemia, por presunta prevaricación por parte de Bendodo, quien aparece citado —aunque sin que la policía le atribuya ninguna responsabilidad delictiva— en una investigación judicial por un intento frustrado de cobrar una comisión por material sanitario durante la pandemia y que fue denunciado por la propia Junta.

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS