Euskadi sancionará con hasta 10.000 euros el enaltecimiento del franquismo

La ley de Memoria Histórica prevé crear un banco de ADN propio y dedicar un día de homenaje a las víctimas de la guerra civil y la dictadura

Trabajos de exhumación de fusilados en la Guerra Civil en Zigoitia (Álava).
Trabajos de exhumación de fusilados en la Guerra Civil en Zigoitia (Álava).L. RICO

La futura ley de Memoria Histórica y Democrática de Euskadi, aprobada este martes por el Gobierno vasco, prevé dedicar un día anual de recuerdo y homenaje a las víctimas del golpe militar de 1936 y de la dictadura franquista, la creación de un banco de ADN de exhumaciones en esta comunidad autónoma y la elaboración de un catálogo de lugares, itinerarios y espacios de la memoria, entre otras medidas. El proyecto normativo que deberá ser refrendado por el Parlamento vasco incluye un régimen sancionador que contempla multas de hasta 10.000 euros para castigar las manifestaciones o exhibiciones que enaltezcan o hagan apología del franquismo.

La ley vasca llega justo una semana después de que el Consejo de Ministro aprobase el proyecto de ley de memoria histórica. El Ejecutivo que forman el PNV y los socialistas sigue los mismos pasos e incorpora en su texto normativo la misma idea de llevar a los colegios el conocimiento de la represión franquista. La norma vasca incide en las medidas para la divulgación de la memoria y establece que la Consejería de Educación desarrollará “herramientas didácticas para la inserción de la memoria histórica en el currículum vasco”.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha informado que el objetivo de la ley es regular las políticas públicas con la finalidad de “promover la reparación moral y la recuperación de la memoria personal y familiar, social o colectiva, de quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas, sindicales, ideológicas, o de creencia religiosa, durante la guerra civil y la dictadura”. También aspira a “fomentar los valores y principios democráticos”, facilitando el conocimiento de los hechos y circunstancias acaecidos en el período que abarca desde la guerra civil hasta la entrada en vigor de la Constitución de 1978.

El texto recoge que le corresponderá al Instituto Gogora, dependiente del Gobierno vasco, dirigir las actuaciones encaminadas a “la localización e identificación de las personas desaparecidas en la guerra civil. Estas son los principales claves que sustentan el texto aprobado por el Ejecutivo vasco.

Medidas para la búsqueda de personas desaparecidas y su identificación. Gogora establecerá los medios y canales de comunicación adecuados para asegurar a las posibles víctimas y a sus familiares el conocimiento del derecho y procedimiento de localización, exhumación e identificación de las personas desaparecidas. Mantendrá actualizado el mapa de las zonas del territorio del País Vasco en las que se localicen o se presuma que puedan localizarse restos de víctimas desaparecidas.

Identificación genética y Banco de ADN. Se crea el Banco de ADN de exhumaciones de Euskadi en el que se inscribirán los perfiles genéticos de los restos óseos exhumados y de todas aquellas personas que atestigüen tener un familiar desaparecido y que voluntariamente donen una muestra biológica. El fin único y exclusivo del banco de ADN es la identificación genética de los restos exhumados, mediante el cotejo de sus perfiles genéticos con los de los familiares donantes.

Elementos contrarios a la Memoria Histórica de Euskadi. Estará prohibida la exhibición pública de elementos o menciones realizados en conmemoración, exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del golpe de estado de 1936 y de la dictadura franquista, de sus dirigentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial. No se admitirán las placas, escudos, insignias, inscripciones, anagramas y otros elementos que aludan a los citados momentos históricos relacionados con el régimen franquista.

Centro Documental de la Memoria Histórica de Euskadi. Gogora constituirá en su seno un centro que recopilará, recuperará, estudiará, difundirá y facilitará el acceso a la información contenida en los documentos de la Memoria Histórica de Euskadi.

Medidas y actos institucionales de recuerdo y reconocimiento a las víctimas. Se determinará un día del año de recuerdo y homenaje a las víctimas del golpe militar y la dictadura. Las instituciones públicas impulsarán en esa fecha actos de reconocimiento con el objeto de mantener su memoria y reivindicar los valores democráticos y libertades.

Régimen sancionador. La ley establece tres tipos de infracciones (leves, graves y muy graves) y multas que van desde los 200 a los 2.000 euros para las leves, de 2.001 a 10.000 para las graves y de 10.001 a 150.000 para las muy graves. Se considera una infracción muy grave la realización de exhumaciones en contra de la ley o destruir fosas de víctimas, por ejemplo. Entre las graves figuran las manifestaciones o exhibiciones por parte de representantes públicos y funcionarios de la administración vasca que enaltezcan o hagan apología del golpe militar de 1936 y de la dictadura. Una falta leve se considera provocar daños en espacios o itinerarios de la memoria histórica.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción