_
_
_
_
_

El Gobierno pide a las comunidades que acojan a 200 menores migrantes llegados a Ceuta antes de la crisis

La ministra Ione Belarra aboga por realizar los traslados “de forma inmediata”

Un militar español lleva en brazos a un menor después de que haya entrado a nado en Ceuta, este miércoles.
Un militar español lleva en brazos a un menor después de que haya entrado a nado en Ceuta, este miércoles.JON NAZCA (Reuters)

El Gobierno ha solicitado este miércoles a las comunidades autónomas que acojan a 200 menores migrantes no acompañados que se encontraban en Ceuta antes de la actual crisis de llegadas. La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, en una reunión del Consejo Territorial convocada de urgencia, ha pedido el traslado de estos niños y adolescentes a otras regiones para liberar espacio y atender a los recién llegados. Además de Ceuta y Melilla, Canarias, que, según fuentes de su Gobierno autónomo, ya acoge a 2.641 menores en esa situación, quedarían excluidas del reparto.

Más información
Familias con bebés y chavales, a pie y a nado: “Es la ‘marcha negra’, venimos de todo Marruecos”
Casado rompe la tregua y culpa de la crisis migratoria en Ceuta al “caos” de Sánchez

Las comunidades deberán decidir en un plazo de dos o tres días si aceptan la propuesta del ministerio, que contempla que el 25% de las plazas se distribuyan en función de la población, otro 25% por situación económica, un 12,5% por renta per cápita, un 12,5% según la tasa de paro y el 50% restante por el impacto en acogida de los menores migrantes no acompañados de cada comunidad.

El planteamiento de partida del ministerio era que debía haber una “corresponsabilidad de las comunidades autónomas” para acoger “lo más rápido posible” a los niños solos en Ceuta, para hacer así sitio en las instalaciones de la ciudad y ofrecer “mejores condiciones de acogida para quienes acaban de llegar”, según manifestó la ministra en una entrevista en TVE, previa a la reunión. “Aunque esta es una crisis aparentemente migratoria, detrás hay una crisis diplomática y otra humanitaria”, señaló Belarra.

Al acabar el encuentro, el ministerio ha trasladado en una nota de prensa que las comunidades autónomas habían mostrado “su apoyo” a la propuesta para que las distintas regiones ofrezcan en torno a 200 plazas de acogida para menores que ya se encontraban en centros de protección de Ceuta y cuya situación “legal, escolar y sanitaria” está siendo “atendida y regularizada” por la ciudad autónoma. No hay datos oficiales actualizados de cuántos menores han llegado y permanecen aún en territorio español. Derechos Sociales ha añadido que Ceuta está ya “en disposición” de trasladar a estos menores a las comunidades y que Belarra ha planteado que dichos desplazamientos podrían hacerse “de forma inmediata”, con el fin de “atender adecuadamente a los niños que acaban de llegar”.

La ministra insistió en el Consejo Territorial en que “estamos ante niños mucho más pequeños de lo habitual. Muchos de ellos no sabían las consecuencias que tenía pasar la frontera y nos encontramos con que muchos quieren volver a sus casas”. La titular de Derechos Sociales afirmó que trabaja “con el resto de ministerios para articular todos los mecanismos que hagan posible que estos niños tan pequeños puedan volver con sus familias en condiciones de seguridad y con todas las garantías jurídicas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Reacción de las comunidades

La Junta de Andalucía —crítica, al igual que la Región de Murcia, con la propuesta del ministerio— señaló tras la reunión que analizará los baremos ofrecidos. “Dichos criterios no consideran la condición de Andalucía como frontera sur de España ni la presión migratoria que sufre la región”, señaló, y recordó que la comunidad reclamó la dotación de una partida económica extraordinaria para hacer frente a la presión migratoria, “no solo en el caso concreto de lo ocurrido en Ceuta sino como política de Estado”. El Ejecutivo de Juan Manuel Moreno Bonilla añadió que “no va a dejar a su suerte a unos menores que vienen de situaciones muy complicadas, pero entiende que el fenómeno migratorio requiere de un análisis en profundidad”. Antes del encuentro, Vox advirtió de que retiraría su apoyo al Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos en la Junta si la comunidad recibía más menores extranjeros no acompañados.

El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, reclamó, por su parte, al Gobierno central que “clarifique” el número de menores que quiere trasladar y pidió una mayor definición de las líneas de actuación que se van a seguir para afrontar la “actual situación y otras que se puedan producir en el futuro”.

Con una disposición distinta, el Gobierno vasco confirmó que Euskadi participará en la acogida humanitaria de los menores no acompañados. La consejera de Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, insistió en la reunión en que el reparto debe basarse en “criterios equilibrados” porque las diputaciones vascas, que tienen la competencia de la atención a los menores, “soportan ya una carga importante”.

También Cataluña, Comunidad Valenciana o Asturias mostraron su disposición a colaborar con el Gobierno. La Consellería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat transmitió que responderá acogiendo a menores migrantes “como ha hecho los últimos años, y concretamente, hace dos semanas con 43 menores procedentes de Canarias”, recordó. La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, conminó al Gobierno de España a que se asegure el cumplimiento de las normas de la Convención de Derechos del Niño de las Naciones Unidas y los Derechos Humanos para que no se produzcan devoluciones en caliente. La Xunta de Galicia, por su parte, ha informado de que analizará el documento técnico que enviará el ministerio con la propuesta de reparto de plazas que le corresponderían a cada comunidad y “hará las aportaciones que considere oportunas para tratar de ayudar en la medida de lo posible”.

El Gobierno de Canarias, tocado por la crisis humanitaria que provocó el año pasado la llegada de más de 23.000 migrantes, había alertado antes de la reunión de que las islas no estaban dispuestas a acoger a más niños. En el encuentro, la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, volvió a reclamar una ley que “garantice el reparto equilibrado y solidario” de menores migrantes no acompañados entre las Comunidades. La responsable defendió que “no puede ser que Madrid acoja a tan solo 269 menores extranjeros no acompañados mientras Canarias acoge a más de 2.600, y reclamó que no haya “territorios españoles de primera y territorios de segunda”.

Nunca antes había entrado en Ceuta de forma irregular un número tan alto de inmigrantes en tan poco tiempo. Aunque no hay datos exactos, entre 8.000 y 9.000 personas han llegado en los últimos días a nado a la ciudad. Este miércoles, centenares de marroquíes peregrinan hacia el puesto fronterizo del Tarajal para volver a casa, después de haber pasado varias jornadas al raso y a veces sin comer. Según el Ministerio del Interior, 5.600 inmigrantes ya han retornado al país africano. Marruecos permitió la salida masiva de todo aquel que quisiese cruzar y ahora está aceptando readmitirles de vuelta.

Con información de Eva Saiz, Pedro Gorospe, María Fabra, Juan Navarro, Sonia Vizoso y Guillermo Vega.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Paula Chouza
Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_