Un avión militar repatriará a los dos periodistas asesinados en Burkina Faso

Los cuerpos de los dos reporteros están ya en el anatómico forense de la capital africana y podrían llegar a España el viernes

Trabajadores de la emisora La Salamanca, donde trabajó el cámara Roberto Fraile, guardan un minuto de silencio este miércoles en memoria de los dos periodistas asesinados en Burkina Faso.
Trabajadores de la emisora La Salamanca, donde trabajó el cámara Roberto Fraile, guardan un minuto de silencio este miércoles en memoria de los dos periodistas asesinados en Burkina Faso.JMGARCIA (EFE)

Los cuerpos de David Beriain y Roberto Fraile, los dos periodistas españoles asesinados en Burkina Faso, serán repatriados a España en un avión del Ejército del Aire “en cuanto reciba la autorización de las autoridades locales”, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores. Los cadáveres de los dos reporteros llegaron el martes por la noche a Uagadugú, la capital de Burkina Faso, desde el sureste del país, donde fueron asesinados. En el mismo avión será repatriado el irlandés Rory Young, presidente de la ONG Wildlife, que murió en el ataque en el que perdieron la vida los dos españoles.

Los cuerpos se encontraban este miércoles en el Instituto Anatómico Forense de Uagadugú, donde se les preparará para el viaje, que probablemente se efectuará el viernes. La cónsul española en Bamako (Malí) se ha trasladado a la capital de Burkina Faso, con el objetivo de agilizar los trámites burocráticos para su repatriación.

El Ministerio de Defensa ha confirmado que tiene un avión dispuesto para su traslado a España (el Ejército del Aire español dispone de un destacamento aéreo en Senegal para apoyar las misiones militares en el Sahel) y las familias “permanecen puntualmente informadas de las gestiones que se están realizando”, según Exteriores.

Numerosos periodistas han guardado un minuto de silencio este miércoles al mediodía en recuerdo de sus compañeros asesinados convocados por Reporteros Sin Fronteras (RSF), la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM). El duelo se ha extendido con numerosos mensajes a través de las redes sociales.

El ataque se produjo sobre las nueve de la mañana del lunes en la carretera que une Fada N’Gourma y Pama. Los reporteros habían acudido a esta zona, próxima al parque nacional de Arli, para rodar un documental sobre la lucha de las autoridades burkinesas contra la caza furtiva. El convoy, integrado por dos vehículos tipo pick-up y unas 20 motocicletas en los que viajaban periodistas, agentes medioambientales y una escolta militar de seguridad, partió por la mañana de la localidad de Natiaboani y se detuvo en el kilómetro 60. Los españoles desaparecidos habían descendido de una de las camionetas pick-up y manipulaban un dron para tomar fotografías aéreas cuando comenzó el ataque.

Hombres armados irrumpieron en dos camionetas y una decena de motos, lo que provocó que los integrantes del convoy se dispersaran. Miembros de la escolta y un ciudadano extranjero que resultó herido lograron llegar a Natiaboani. La Embajada de España en Malí, acreditada en Burkina Faso, se ha mantenido en contacto con las familias de los dos fallecidos. “Es una zona peligrosa, campo habitual de grupos terroristas y bandidos”, aseguró la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La autoría del asesinato de los dos periodistas y del ciudadano irlandés que les acompañaba ha sido asumida, a través de un mensaje de audio que está pendiente de verificación, por el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), una federación de grupos yihadistas liderada por el terrorista Iyad Ag Ghali y que está vinculada a Al Qaeda. El ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno burkinés, Ousséni Tamboura, atribuyó el ataque a “terroristas” sin especificar a qué grupo pertenecían.

David Beriain (Artajona, Navarra, 43 años) tenía una amplia experiencia como reportero en zonas de conflicto. A lo largo de su carrera periodística había trabajado, además de en Irak, en Afganistán, República Democrática del Congo, Sudán, Libia, México, Colombia o Venezuela. Especializado en documentales, su reportaje Diez días con las FARC le valió en 2009 el premio de periodismo digital José Manuel Porquet, mientras que su documental El negocio del secuestro en Venezuela fue nominado en 2019 a los premios RealScreen. En EL PAÍS publicó, entre otros, trabajos sobre las zonas cocaleras de Perú.

El cámara Roberto Fraile (Barakaldo, Bizkaia, 47 años), afincado en Salamanca, también era experto en zonas complicadas. Resultó herido en la localidad siria de Alepo por el estallido de una granada. Uno de sus trabajos más conocidos, junto a David Beriain, fue Clandestino, una serie de documentales que se emitió en el canal Discovery Max.


Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS