IONE BELARRAPerfil
i

Ione Belarra, la mano dura de Podemos en el Gobierno

Iglesias propone a la secretaria de Estado como ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030

La secretaria de Estado de Agenda 2030 y dirigente de Podemos, Ione Belarra, en agosto de 2019.
La secretaria de Estado de Agenda 2030 y dirigente de Podemos, Ione Belarra, en agosto de 2019.MARISCAL

Ione Belarra (Pamplona, 33 años) llegó al Gobierno central el pasado enero como secretaria de Estado de Agenda 2030, dependiente de la vicepresidencia de Pablo Iglesias, siendo una cara desconocida para la mayoría de los españoles. Pero la navarra ya se había hecho fuerte en Podemos hacía tiempo. En 2018, durante el primer permiso de maternidad de Irene Montero, a la que le une una fuerte amistad, Belarra asumió la portavocía del partido en el Congreso. El vicepresidente segundo, que este lunes ha anunciado que deja el Ejecutivo para liderar la candidatura de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, la ha señalado como próxima ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.

Belarra es una de las personas más fieles al líder de Podemos y forma parte del reducido núcleo que acompaña al secretario general en la toma de decisiones desde que nació el Gobierno de coalición. De hecho, su opinión, expresada a través de las redes sociales, se ha revelado como una de las más duras frente a la parte socialista del Ejecutivo.

Belarra fue protagonista del duro enfrentamiento que se vivió en el Gobierno cuando Podemos presentó una enmienda a los Presupuestos junto a ERC y Bildu para paralizar los desahucios. La ministra de Defensa, Margarita Robles, afeó entonces a su socio lo que el PSOE entendió como una deslealtad y Belarra elevó el tono: “Cuando eres la ministra favorita de los poderes que quieren que gobierne el PP con Vox, quizá estés haciendo daño a tu Gobierno”.

Más allá de sus contadas intervenciones públicas, Belarra ha trabajado junto al secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, como interlocutora entre las dos alas del Gobierno, ejerciendo presión en aquellos temas en los que Podemos ha puesto el acento a lo largo de estos meses, especialmente la regulación de los precios del alquiler y el freno a los desahucios.

Pablo Iglesias, en su primera comparecencia como vicepresidente en la Comisión de Derechos Sociales del Congreso, en febrero del año pasado, explicó que la Agenda 2030 adquiría un “rango inédito” en el Ejecutivo al tener estatus de secretaría de Estado. Hasta que fue nombrada Belarra, Cristina Gallach (PSOE) era la encargada, como comisionada del Gobierno, de coordinar la acción de los ministerios para cumplir con los 17 objetivos de desarrollo sostenible que componen la Agenda 2030 y que van desde la erradicación de la pobreza hasta la lucha contra el cambio climático.

El principal reto de la secretaría de Estado es preparar la estrategia de desarrollo sostenible y una guía de acción que garantice el cumplimiento de la Agenda 2030, que España se había comprometido a tener lista en 2019. El Gobierno acaba de aprobar un documento con las directrices principales, en un trabajo que comenzó en septiembre de 2020 y que está previsto que finalice en julio de 2021, cuando el Ejecutivo presente la estrategia en el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas. Asociaciones civiles avalan el compromiso de Belarra al frente de su cometido, al considerar que ha logrado pasar de las palabras a los hechos en una materia hasta ahora criticada por su abandono institucional.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50