El Gobierno se rearma con sus socios para acorralar al PP en la comisión Kitchen

Los partidos sitúan a portavoces y pesos pesados de sus grupos para protagonizar unos “agresivos” interrogatorios que centrarán la atención del Congreso desde enero

El exministro Jorge Fernández Díaz, camino de la Audiencia Nacional el 13 de noviembre.
El exministro Jorge Fernández Díaz, camino de la Audiencia Nacional el 13 de noviembre.Juan Carlos Rojas (GTres)

El Congreso ha cerrado el jueves de esta semana el curso político de 2020 con el respaldo amplio en la ley de eutanasia a uno de los proyectos simbólicos de la legislatura. Ahora se prepara para concentrarse varios meses, a partir de enero, en el examen de las llamadas cloacas del Ministerio del Interior durante los gobiernos del PP. El PSOE, sus socios habituales y el PP situaron este jueves como portavoces en esa delicada comisión de investigación del caso Kitchen a pesos pesados de su dirección porque reconocen que esperan unas sesiones “muy agresivas”.

La última actividad programada por ahora en el Congreso de los Diputados para acabar el año será la constitución el martes que viene de la comisión de investigación sobre la Operación Kitchen, que pretende indagar sobre una trama de actuaciones irregulares impulsada desde el Ministerio del Interior en distintos gobiernos del PP de Mariano Rajoy y especialmente dirigida a espiar el entorno de Luis Bárcenas, el extesorero del partido. Y no será un colofón por casualidad.

La creación de esa comisión se aprobó el 1 de octubre con un respaldo de 206 votos (PSOE, Podemos, ERC, PNV, BNG, EH Bildu, la CUP, UPN y Ciudadanos), 54 abstenciones (Vox y Coalición Canaria) y el único rechazo del PP (88) y Foro Asturias. Pero luego su formación se retrasó por la acumulación de otras prioridades, como la incidencia de la pandemia o la negociación compleja de los primeros Presupuestos de la coalición en el poder, y por algunas diferencias de criterio entre los dos socios en el Gobierno.

El PSOE quiere acotar mucho el objeto de esa comisión sobre los cargos políticos y policiales con capacidad de decisión sobre esa presunta trama en Interior y la cúpula entonces del PP. De hecho, los socialistas, en su documento de trabajo, prevén citar a 29 ex altos cargos de esos departamentos, al propio expresidente Rajoy, y a la entonces secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y a su marido, además de demandar hasta siete documentos sobre órdenes, notas e informes de diversas unidades policiales posiblemente implicadas.

A Unidas Podemos, además, no le importaría extender esos objetivos hasta el líder actual del PP, Pablo Casado, porque entienden que para ganar el congreso de las primarias de su formación se pudo beneficiar de su alianza con Cospedal, y, sobre todo, al polémico excomisario José Manuel Villarejo, al que muchos sitúan en el centro de esa trama y que ha trabajado para muchos gobiernos desde hace décadas.

Esas dos presencias, las de Casado y Villarejo, son las que más distancian ahora a PSOE y Podemos, aunque el plan de trabajo final con todos los comparecientes no se cerrará hasta que la comisión arranque realmente, ya en enero. En el PSOE dudan de la oportunidad práctica y hasta mediática de llamar, sobre todo, a Villarejo, porque entienden que el excomisario solo era un “instrumento ejecutor” de instrucciones que dictaban otros cerebros reales. Y hacia allí apuntarán en sus comparecencias: el exministro Jorge Fernández y los ex secretarios de Estado de Seguridad, Francisco Martínez y José Antonio Nieto. También reclamarán a Bárcenas, su esposa, su antiguo chófer e infiltrado de Interior, antiguos abogados de Rajoy o Silverio Nieto, confesor y colaborador del exministro.

Normalmente este tipo de comisiones se fijan un plazo inicial de tres meses. Lo que sí quiere anticiparse, al menos simbólicamente antes de que acabe este año, es la constitución de su primera sesión. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha convocado la cita el próximo martes y los partidos tuvieron que determinar ayer a qué diputados encomendarán esa responsabilidad, sus portavoces y la Mesa que dirigirá las reuniones. Todos los grupos han apostado fuerte y situarán ahí a pesos pesados.

Pesos pesados

El PSOE opta con todas las papeletas para presidir la comisión, que es quien tiene las competencias de regular unos debates que se presumen muy complicados, y este jueves propuso para esa función a la diputada por Madrid Isaura Leal. Socialistas y Unidas Podemos se repartirán así las presidencias de las dos comisiones de investigación recién creadas y la formación que preside Pablo Iglesias se quedará, como había hecho hasta que se interrumpió por las últimas elecciones, con la que indaga sobre lo que sucedió con el accidente de Spanair en Barajas en 2008. Esa comisión la presidirá la diputada canaria Meri Pita.

El portavoz principal socialista en los interrogatorios sobre Kitchen será Felipe Sicilia, miembro de su dirección, que estará escoltado por el responsable en Interior, David Serrada. Podemos ha seleccionado a Sofía Castañón y a Enrique Santiago, ambos portavoces adjuntos del grupo.

El PP ha elegido en primer lugar a Carlos Rojas, portavoz adjunto, que acudirá arropado por Ana Belén Vázquez, su diputada y antigua policía experta en Interior, que ha mantenido estos meses aguerridos duelos dialécticos con el ministro Fernando Grande-Marlaska. Vox ha nominado a Macarena Olona, secretaria general del grupo y abogada del Estado, que también ha protagonizado feroces enfrentamientos con el ministro y tiene estrecha relación con los cuerpos policiales. Otros grupos, como ERC, enviarán a la comisión a su portavoz principal, Gabriel Rufián, Más País a Íñigo Errejón, el PNV a Mikel Legarda y EH Bildu a Oskar Matute y Jon Iñarritu.


Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS