PRESUPUESTOS AUTONÓMICOS

El Gobierno vasco reserva 542 millones para combatir la pandemia en los presupuestos más “ambiciosos” de su historia

El proyecto económico para 2021 se eleva a 12.442 millones, con un incremento en el gasto del 5,7%

El consejero vasco de Hacienda, Pedro Azpiazu, en una reciente comparecencia en Vitoria tras el Consejo de Gobierno.
El consejero vasco de Hacienda, Pedro Azpiazu, en una reciente comparecencia en Vitoria tras el Consejo de Gobierno.L. RICO

Los presupuestos del Gobierno vasco en 2021 serán los de mayor cuantía de su historia. “Es un presupuesto ambicioso, el más potente con el que ha contado nunca el Gobierno vasco, que permite encarar el año con la fuerza suficiente para hacer frente a la crisis económica y sanitaria generada por la pandemia”, ha dicho el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, en la presentación de las cuentas autonómicas para el próximo ejercicio. El Ejecutivo ha aprobado este martes, cuando se cumplen los primeros 100 días de la legislatura, un proyecto que asciende a 12.442 millones de euros, con un incremento del gasto 5,7% (668 millones más que este año) y un programa específico para combatir la pandemia del coronavirus dotado con 542 millones.

La lucha con la covid-19, el aumento de las asignaciones para las áreas de Salud y Educación y una apuesta por la inversión pública son los tres ejes sobre los que pivotarán los presupuestos vascos, según ha explicado Azpiazu. El proyecto presupuestario será registrado este próximo jueves en el Parlamento, donde los socios del Gobierno (PNV y PSE-EE) tienen asegurada la mayoría absoluta para su aprobación definitiva, aunque el consejero ha deseado que alguna de las fuerzas de la oposición se sume a los votos positivos.

“Es difícil decir no a unos presupuestos que aumentan el gasto de manera considerable tanto en inversión como en políticas sociales”, ha manifestado Azpiazu. En un contexto de caída de los ingresos públicos, el Gobierno vasco ha optado por aumentar el gasto (el incremento opertivo es de 770 millones, un 7,1% superior al de este ejercicio) mediante la relajación del déficit hasta el 2,2% y con un mayor endeudamiento con emisiones por 1.784 millones. El presupuesto de 2021 no incorpora el dinero que pueda llegar del fondo europeo de reconstrucción, al que el Ejecutivo de Urkullu tiene previsto acogerse con la presentación de diversos proyectos de inversión.

Entre los apartados más destacados, Azpiazu ha destacado los 542,8 millones del “programa covid”, distribuidos en varios departamentos y que incluyen 185,4 millones para medidas de refuerzo de la sanidad vasca. Este dinero se destinará al refuerzo de personal en centros sanitarios, ambulancias, inversiones, farmacia y otras actuaciones. Otros 140 millones de este plan especial se consignan para el denominado “fondo de reserva covid”, con el que se cubrirán posibles imprevistos derivados de la pandemia. Además, 95,6 millones se asignan a actuaciones especiales en el ámbito de la educación, y 32,2 millones son para líneas de apoyo y financiación de empresas o ayudas sociales. Otros 7,6 millones irán a Lanbide, de los que 6,7 están destinados a complementar los ingresos de los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

En términos globales, el 77,8% del proyecto corresponde a políticas sociales. El Departamento de Salud vuelve a ser el que cuenta con la mayor cuantía, con 4.184 millones, cifra que supera en 236,5 millones (un 6% más) a la de este año. La principal partida de este departamento es la destinada a Osakidetza, que con 3.216 experimenta un crecimiento de 216 millones de euros. Educación también crece, con una consignación de 3.108 millones, lo que supone un incremento de 168,9 millones respecto a 2020.

Lo más visto en...

Top 50