PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

El Gobierno encarrila los Presupuestos en el Senado

La Cámara Alta rechaza el veto a las cuentas públicas del PP, Vox, Ciudadanos, Junts y Coalición Canaria en unas votaciones en las que el Ejecutivo contó con una holgada mayoría absoluta

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aplaudida por la bancada del PSOE en el Senado. En vídeo, el Senado rechaza los cinco vetos a la totalidad a los Presupuestos de 2021.J.J. GUILLÉN / EFE (VÍDEO: EUROPA PRESS)

El Gobierno salvó este lunes con holgura los vetos, equivalentes a las enmiendas a la totalidad, que PP, Vox, Ciudadanos, Junts per Catalunya y Coalición Canaria presentaron en el Senado contra los Presupuestos. El acuerdo previo con ERC y PNV, que no presentaron enmiendas parciales al igual que EH Bildu, aseguró la mayoría absoluta en las cinco votaciones, en las que el Ejecutivo contó con una horquilla de entre 152 y 161 votos frente a 100-109 contrarios. “El multipartidismo, lejos de restar, es capaz de aportar estabilidad al país, que tiene que incumbir a todas las formaciones políticas, no solo al Gobierno”, observó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El Gobierno confía en que las primeras cuentas públicas de la coalición sean ratificadas sin cambios la próxima semana a la vez que la ley Celaá. Si al final se tuviese que aceptar alguna enmienda –se presentaron 4.000, de las que 1.692 corresponden al PP, seguidas de las 903 de Carles Mulet, el senador de Compromís-, los Presupuestos regresarán al Congreso, donde se aprobarían el 29 de diciembre. A partir del 1 de enero las cuentas actuales, prorrogadas desde 2018, perderán su vigencia.

El ambiente crispado marca de la casa del Senado –los ministros consultados coinciden en que es mucho peor que en el Congreso- en las sesiones de control al Gobierno no se reprodujo en una de las votaciones más trascendentales del año. El resultado nunca estuvo reñido: el PSOE afrontó la jornada con los apoyos amarrados de los 13 senadores de ERC y los 10 del PNV. Sumados a los 113 socialistas –la representación de Unidas Podemos es testimonial, con una representante de En Comú Podem-, bastaban para superar los 133 votos que suponen la mayoría absoluta en la Cámara de 265 senadores. El rechazo a los vetos contó, además, con los votos de EH Bildu (2), Teruel Existe (2), Partido Aragonés, PRC, Más Madrid, Compromís y Agrupación Socialista Gomera. Enfrente tuvieron, con variaciones según el veto que se votaba, los del PP (97), Ciudadanos (8), Junts per Catalunya (5), Vox (3) y los de los únicos senadores de Coalición Canaria y UPN. Adelante Andalucía, Més Per Mallorca y Geroa Bai se alternaron en la abstención.

Montero agradeció el respaldo en el Senado, donde el Partido Aragonés se añadió a los 11 partidos que dos semanas antes permitieron que el proyecto de Presupuestos saliera adelante en el Parlamento con 188 votos, 12 más que la mayoría absoluta en una votación en la que bastaba con obtener más síes que noes. “Durante el trámite en el Congreso se aprobaron 181 enmiendas. Se trata de sumar para que el resultado sea compartido por la más amplia mayoría posible, no hay que cronificar conflictos que ya existen sin darles solución”, sentenció la ministra.

Frente a unas cuentas que según Montero “ponen los cimientos para un futuro mejor”, el portavoz del PP, Javier Maroto, dio por seguro que los Presupuestos serán “el principio” de la austeridad y no su final. Para el dirigente popular los socios de la coalición “están cometiendo los mismos errores que Zapatero hace diez años. Siempre los mismos errores de los socialistas en la gestión, no aprenden ni en tres tardes, tres meses ni tres legislaturas: más deuda, ingresos inflados… Es curioso el optimismo que tienen. Su planteamiento es tan angelical que nos piden un acto de fe”. Maroto reiteró el “inmenso precio político” que según el PP tendrán los Presupuestos, con “cesiones y pagos vergonzantes” como que el castellano no sea vehicular en Cataluña o el acercamiento de presos etarras a País Vasco. “Sus socios quieren estar en la dirección contra el Estado y en vez de frenarlos los han elegido”, concluyó. Montero le recordó a Maroto las veces que se pronunció a favor del diálogo con EH Bildu en su etapa como alcalde de Vitoria. “Frente al ruido, Presupuestos. Frente al veto, diálogo”, remarcó Montero.

Los argumentos de Ciudadanos apenas se diferenciaron de los del PP. “Hemos logrado frenar muchos disparates económicos, pero el Gobierno ha elegido a los partidos separatistas”, lamentó Ruth Goñi. “Las demandas sensatas han quedado fuera de los Presupuestos. Son las cuentas de la oportunidad perdida, el proyecto de Presupuestos es un salto al vacío; se pide una confianza ciega y el rigor ha quedado apartado”, abundó.

Las críticas más transversales las profirió Jacobo González- Robatto. El senador de Vox cargó contra las cuentas “de un Gobierno entregado a los enemigos de España” que entre otros contó con el apoyo “de ETA, el independentismo más rancio, los acomplejados de Compromís, los de Menos País [en vez de Más País, el partido de Íñigo Errejón] y tristemente del PRC y del desaparecido Teruel Existe”. “En manos de esta caterva hemos dejado el futuro de España”, remachó el senador ultra. “Estos Presupuestos son la piedra angular del nuevo edificio que estamos llamados a construir. Quienes hemos apoyado estas cuentas no queremos una España oscura ni intolerante, donde el odio se impone al respeto y la tolerancia”, contrapuso el portavoz socialista, Ander Gil. En su exposición inicial, la ministra de Hacienda ya había sentenciado que “a España no le sobra ningún español y mucho menos 26 millones de españoles”, en alusión al chat de militares retirados que quieren que Felipe VI rompa con su perfil institucional y se posicione frente al Gobierno. “La antipolítica es la antesala del populismo. Nadie tiene derecho a arrogarse el derecho de ser mejores españoles que el resto. Nadie tiene el monopolio de la defensa de España. A España se le defiende cumpliendo la Constitución en su totalidad y entendiendo la diversidad territorial. Se hace patria sin bloquear las instituciones ni con una carrera fiscal a la baja”, apostilló Montero con sendas alusiones implícitas a la renovación pendiente del Poder Judicial y otras instituciones y a la política impositiva de Madrid.

A dos meses de las elecciones catalanas, Junts tampoco dejó pasar la ocasión para reivindicar su negativa a los pactos con el Gobierno frente al pragmatismo de Esquerra. “Tenemos razones de peso para decir un no contundente. ¿Cómo se pueden votar estos Presupuestos en nombre del independentismo catalán? Se tiene que ser un patriota español con los ojos vendados para votarlos. ¿Dónde ha quedado la mesa de diálogo que tenía que cambiarlo todo por arte de magia? ¡Basta ya de ser súbditos de este Estado represor!”, arremetió Josep Lluís Cléries. “Tenemos pocos incentivos para apoyar estos Presupuestos, pero somos conscientes de la gravedad económica y social. Debemos dar una respuesta urgente a nuestra ciudadanía. Esquerra ejerce su responsabilidad política”, justificó Bernat Picornell. El portavoz republicano llegó a recordar que su partido es independentista y quiere la república de Cataluña.

Los socialistas aguardaron casi con más expectación que la votación de los vetos que se cumplieran las seis de la tarde, cuando se cumplía el plazo para registrar enmiendas parciales. El pacto con ERC y PNV es que no presentarían ninguna, como así fue. Igual que la izquierda abertzale. El miércoles y jueves de esta semana se debatirán las enmiendas en la comisión de Presupuestos. La aspiración del PSOE es que el Senado apruebe sin modificaciones el 23 de diciembre tanto los Presupuestos como la ley Celaá. Esto es, que en vez de regresar al Congreso fueran directos al BOE. “Han decidido forzar la máquina y aprobar ambas leyes el mismo día. Es el paquete de la vergüenza”, finalizó Maroto. Montero advirtió de la “insumisión” a la estaría llamando el PP en las comunidades que preside para retrasar la aplicación de la nueva norma educativa.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50