El 'caso Villarejo'

Anticorrupción eleva a cuatro los fiscales del ‘caso Villarejo’

El ministerio público se prepara para los primeros juicios de la trama mientras la instrucción sigue creciendo

Alejandro Luzón, jefe de Anticorrupción, en su despacho de la Fiscalía General del Estado, con sede en Madrid.
Alejandro Luzón, jefe de Anticorrupción, en su despacho de la Fiscalía General del Estado, con sede en Madrid.Sofía Moro

La Fiscalía Anticorrupción ha decidido duplicar el número de fiscales a cargo de la Operación Tándem, también conocida como caso Villarejo, que investiga una de las mayores redes de corrupción policial, política y empresarial de la democracia y que tiene como epicentro al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Según ha informado el ministerio público este jueves, el total de efectivos dedicados a la causa se eleva hasta cuatro. La iniciativa tiene como objetivo “reforzar” un equipo que ha visto en los últimos días como salía uno de sus miembros —Ignacio Stampa— y que se prepara para afrontar en los próximos meses los primeros juicios contra la trama, mientras la instrucción sigue creciendo y suma ya más de 25 piezas separadas.

Tras la tormentosa salida de Stampa, acompañada de un gran interés mediático, Anticorrupción acordó que César de Rivas lo sustituyera. Este se unía así a Miguel Serrano, el otro fiscal que ha llevado la causa desde el principio. A ambos se suman ahora Jorge Andújar y Alejandro Cabaleiro, según ha detallado el ministerio público. “Con estas asignaciones se pretende que la próxima celebración de juicios orales de piezas ya calificadas, en los que necesariamente tienen que intervenir los fiscales encargados de las mismas, no suponga ningún retraso en la tramitación de la instrucción del resto de piezas de esta causa”, argumenta la Fiscalía.

Villarejo lleva más de tres años en prisión provisional. La Audiencia Nacional ya ha mostrado su predisposición a acelerar los procesos abiertos contra él, puesto que se acerca a los cuatro años que puede permanecer en esta situación como máximo, según prevé la ley. Una fecha marcada en rojo para los investigadores, que consideran que su salida de la cárcel puede poner en riesgo todas las pesquisas. Tanto la Fiscalía como el juez han mostrado sus recelos ante la posibilidad de que el antiguo agente de la Policía recurra a su “amplia red de contactos” y huya al extranjero para no responder de sus presuntos delitos, además de que puede “ocultar, destruir o alterar” pruebas vitales para una causa que no para de crecer.

La única forma de evitar que el comisario recobre la libertad antes de noviembre de 2021, como quieren los investigadores, es que tenga una condena de cárcel que implique el ingreso obligatorio en prisión. Todavía deben celebrarse los primeros juicios después de que el juez haya finalizado varias de las líneas de investigación derivadas de Tándem. La primera que dio por concluida fue la Pieza Iron, donde se investiga un encargo a Villarejo por parte del despacho de abogados Herrero & Asociados para espiar a un bufete rival. La segunda fue la Pieza Land, sobre la guerra familiar de los Cereceda, impulsores de la urbanización de lujo La Finca (Pozuelo de Alarcón). Y la tercera, la Pieza Thew-Pintor, que versa sobre un encargo del empresario Juan Muñoz Tamara, marido de la presentadora de televisión Ana Rosa Quintana, y su hermano Fernando para espiar a un exsocio y a su abogado. Por solo estas tres derivadas del proceso, la Fiscalía pide más de 100 años de cárcel para Villarejo.

Además, Manuel García-Castellón, juez instructor de la Audiencia Nacional, cerró esta misma semana la conocida como Pieza 1, donde Villarejo no se encuentra imputado, pero donde se acusa a dos de sus antiguos colaboradores: el comisario Carlos Salamanca y el abogado Francisco Menéndez. Ambos fueron dos personajes clave en el estallido del caso.

Más movimientos

La Audiencia Nacional prevé otros movimientos. El magistrado José de la Mata, también instructor del órgano, se prepara para abandonar su puesto tras haber solicitado plaza como miembro de España en la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación Judicial Penal Eurojust, con sede en La Haya. Según confirman fuentes gubernamentales, su elección está prevista que se apruebe en el Consejo de Ministros del próximo martes.

De la Mata ha instruido importantes piezas de corrupción. Heredó el caso Gürtel tras aterrizar en la Audiencia Nacional en 2015 y aún mantiene abiertas parte de las pesquisas de la causa sobre los papeles de Bárcenas. Otras investigaciones que ha llevado son el caso Pujol, el caso 3% y el caso Idental.

Lo más visto en...

Top 50