Caso 8-M

José Manuel Franco: “La causa del 8-M estaba dirigida a erosionar al Gobierno”

El delegado del Ejecutivo en Madrid, tras su desimputación: “Creo que la juez ha actuado de acuerdo con lo que ella creía que era lo correcto”

José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, este miércoles. En vídeo, la entrevista con Franco.Foto: Julián Rojas | Vídeo: Chema Gálvez y José Marcos (redacción), Luis Rivas (Imagen), Luis Almodóvar (edición)

José Manuel Franco (Monforte de Lemos, Lugo, 62 años) ha pasado en cinco días de estar en el ojo del huracán a retomar, como si nada hubiera pasado, su labor como delegado del Gobierno en Madrid tras el archivo del caso 8-M. “Eso puede dar a entender que había alguna motivación política”, reflexiona mientras apela a la concordia y a la política sin crispación. “No es retórica. El coronavirus sigue ahí”, advierte.

Pregunta. Según el forense del caso, la hecatombe en España se veía venir.

Respuesta. La pandemia debería ser enfocada con una mayor humildad por parte de todos. Ahora surgen epidemiólogos y virólogos por todos lados, pero los datos objetivos son que hasta el 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud no declara la pandemia. Tres días después, el Gobierno decretó el estado de alarma, que ha salvado vidas.

P. La magistrada archivó el caso tras no apreciar “indicios suficientes” de delito, pero le reprocha “inactividad” ante las concentraciones.

R. El 2 de marzo no se había producido ningún muerto todavía en España [la Comunidad Valenciana confirmó un día después el primer deceso por la covid-19, que se había producido a mediados de febrero]. La Comunidad de Madrid decía el día 5 que la población hiciese vida normal, salvo quienes tuviesen contacto directo con personas contagiadas. No había ningún elemento objetivo para tomar ningún tipo de medida especial. Ni para prohibir el ejercicio de un derecho fundamental como el derecho de reunión.

P. ¿Ninguna autoridad sanitaria le alertó?

R. Las competencias en materia sanitaria son de la Comunidad de Madrid y en ningún momento alertó, ni siquiera insinuó, del potencial peligro. Las autoridades sanitarias del Estado tampoco. Nadie insinuó o recomendó nada en el sentido de prohibir manifestaciones o eventos. Hablar a posteriori es fácil, pero yo siempre huyo de los profetas del pasado.

P. ¿La oposición se centró en este tema por ser el 8-M una marcha feminista?

R. Me sorprende que se haya focalizado toda la crítica y toda la actuación judicial en la marcha que reivindica los derechos de las mujeres. Me parecería mezquino que el motivo fuese político. ¿Qué importa más, la concentración, el número de personas o el motivo de la marcha? Ese fin de semana se produjeron más eventos multitudinarios y en espacios cerrados, que es donde más fácil se contagia el coronavirus. Hubo partidos de fútbol con 60.000 espectadores, en esos días se desarrolló Aula Madrid en Ifema con 100.000 visitantes, el transporte público funcionaba con total normalidad con miles de personas sin guardar distancia de seguridad. Y en el acto de Vox había 10.000 personas. Lo dejo ahí. Además, es imposible que el salto cuantitativo de casos del 8 al 9 de marzo fuera debido al 8-M.

P. La Abogacía acusó a la juez de lanzarse a una “búsqueda voraz de indicios” contra el Gobierno. ¿Había un interés político?

R. Quiero pensar que no. Confío ciegamente en la acción de la justicia. La juez ha actuado de acuerdo con lo que ella creía que era lo correcto. Pero es posible que haya habido una utilización política. Es probable que se produjera esta utilización política, no por supuesto porque la juez lo pretendiera. Yo sigo creyendo en la independencia de la justicia.

P. ¿La causa era contra usted o contra el Gobierno?

R. Durante muchos momentos pensé que iba también dirigida a erosionar al Gobierno. Lo sigo pensando. Me consideré un eslabón en la cadena que pretendía buscar responsabilidades en el Gobierno. Los delegados de otras comunidades no entendían nada. Les parecía algo montado artificialmente.

P. ¿Le preocupa que se reabra la causa?

R. Sin que suene a prepotencia, no. Los mismos fundamentos que podrían dar lugar a una apertura nueva ya los había. Y no van a cambiar. La delegación del Gobierno actuó conforme a la ley y de acuerdo a la información que tenía en cada momento.

P. ¿Fue un error cesar a Pérez de los Cobos?

R. La relación que he tenido con él ha sido siempre cordial. Me parece una persona competente. Su cese es como todo cese de persona de confianza. La autoridad que te nombra tiene la potestad de cesarte por pérdida de confianza o por lo que sea. Se mezclaron los dos temas. No ayudó a la resolución y al normal desarrollo de la causa.

P. ¿Fernando Grande-Marlaska se precipitó?

R. Como persona sensata que es, cuando tomó esa decisión seguro que tenía motivos.

P. ¿A qué atribuye los errores y especulaciones incluidos en los informes de la Guardia Civil?

R. Quienes elaboraron ese informe quizás no hayan estado todo lo acertados que se espera de la Guardia Civil. Pero mantengo intacto mi respeto y aprecio hacia la institución y el colectivo.

P. ¿Le preocupa que lo que le ha pasado a usted con ese informe le pueda pasar a otros ciudadanos?

R. Quiero pensar que ha sido algo muy puntual. La Guardia Civil actúa siempre con rigor.

P. Dentro del PSOE aumentan las voces de quienes reclaman más contundencia en Madrid.

R. Se puede ser contundente y educado, que es lo que está haciendo Ángel Gabilondo. No le vamos a pedir, por su forma de ser, una oposición bronca. Él tiene un estilo que nos ha llevado a ganar las últimas elecciones autonómicas por primera vez desde 1987. De Gabilondo solo puedo hablar bien. La oposición se puede endurecer, pero siempre dentro del respeto político.

P. ¿Qué ve más factible, una moción de censura con el respaldo de Ciudadanos o adelanto electoral en Madrid?

R. No descartamos presentarla, pero sin frivolidad. Hay que presentarla con fundamento, con un programa y con un candidato que ya tenemos y es el que ha ganado las elecciones. Decidiremos en función de cómo se desarrollen los acontecimientos.

P. Isabel Díaz Ayuso dice que la decisión de no trasladar en ciertos casos a mayores de residencias a hospitales la tomaron los médicos y por “pragmatismo”.

R. Con las vidas humanas no hay pragmatismo que valga.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50